2018-09-02

Imagen principal de la nota

El verdadero descubrimiento de América por los Templarios

Los libros de historia nos cuentan que Colón descubrió América en el año 1492. Pero hay algunos historiadores y escritores que dicen que antes que Colón llegaron otros europeos al continente americano. ¿Será cierto?

Símbolo actual de la Orden del Temple en Facebook
Símbolo actual de la Orden
del Temple en Facebook
Para todo aquel que duda antes de creer ciegamente lo que dicen los libros.

Cuenta la leyenda que, cuando los conquistadores españoles llegaron a la Península de Yucatán, se enteraron de que unos hombres blancos ya habían estado allí. A su vez, ciertos testimonios de religiosos que acompañaron a Colón en el desembarco en América aseguran que los nativos no se extrañaron al ver las cruces y hábitos de monjes y guerreros, porque ya los habían visto antes.

Algunos historiadores aseguran que esas no son leyendas, que verdaderamente hubo europeos que llegaron a América bastante antes que Colón, y que esos europeos eran un grupo de militares cristianos conocido como los Caballeros de la Orden del Temple, o más simplemente, los templarios. Uno de los defensores de esta teoría es el escritor Louis Charpentier, quien, en su libro Los misterios Templarios afirma que estos caballeros cruzaron el Atlántico y llegaron a las costas americanas 185 años antes que Colón.


Si eso es verdad, ¿por qué la historia oficial no cuenta esa hazaña, dejándonos creer que fue Colón quien primero llegó al “nuevo mundo”?

La razón sería que el supuesto viaje de los templarios hacia América no fue auspiciado por poderosos reyes ni reinas, como sí lo fue el de Colón. Lo que cuenta la leyenda es que el viaje de la flota templaria no fue de conquista sino más bien de huída, de escape de una brutal persecución. Un viaje llevado a cabo bajo el mayor de los secretos, razón por la que no quedó documentado en ningún libro de historia.

¿De quién o de qué huían los templarios?

Caballero templario
Caballero templario
Retrocedamos algunos años en la historia.

Los escritores Michael Baigent y Richard Leigh, en su libro Masones y templarios, señalan que los caballeros de la orden del temple contaban con una gran flota, fondeada en diversos puertos franceses, italianos y portugueses.

El rey de Francia Felipe IV (apodado ”El hermoso”), con la intención de arrebatar a los templarios tanto el poder como las riquezas que venían acumulando, ordenó en la madrugada del 13 de octubre de 1307 una redada masiva para capturar a los líderes y principales miembros de dicha orden.

El plan de Felipe IV tuvo un éxito considerable, pero no pudo evitar que la flota templaria fondeada en el puerto de La Rochelle fuera avisada de antemano y huyera.

No hay registros históricos que cuenten el destino de la flota fugitiva. Lo que sí hay son muchas especulaciones y teorías.

Una de esas teorías señala que la misteriosa y fugitiva flota templaria llegó a México en 1307, luego de partir de La Rochelle, huyendo de la persecución. Dicha flota habría usado una ruta semejante a la que utilizó Colón muchos años después para cruzar el Océano Atlántico.

¿Y las pruebas?

Orejones en la Basílica de Vézelay
Orejones en la
Basílica de Vézelay
Los argumentos para sostener que los templarios llegaron a América antes que Colón son tan poco contundentes como las pruebas que esgrimen los investigadores de OVNIs para demostrar que alguna vez los extraterrestres visitaron nuestro planeta.

Más que pruebas, lo que hay son unos cuantos indicios. En estos indicios se apoya el historiador Jacques de Mahieu para elaborar sus teorías sobre la presencia de los templarios en América (incluso desde mucho antes de la huída de La Rochelle). Juzguen ustedes mismos:

* En la Basílica de Santa María Magdalena de Vézelay (Francia) se encuentra representado una familia de “orejones”: personas con orejas exageradamente grandes, bastante parecidos a los integrantes de la nobleza Inca. Estas figuras se habrían esculpido en el año 1195, es decir, mucho antes de la llegada de Colón a América.

El Inca Atahualpa, otro "orejón"
El Inca Atahualpa, otro "orejón"
* En Newport, Rhode Island (Estados Unidos), hay una interesante torre de estilo medieval cuya construcción data de la época precolombina. Esta torre está relacionada con uno de los tantos misterios del enigmático mapa de Piri Reis: en el lugar del mapa correspondiente a la ciudad de Newport aparece un castillo o un conjunto de torres (observar el círculo verde en el mapa más abajo), lo que representaría un lugar de emplazamiento europeo anterior a la llegada de Colón.

* También en Estados Unidos, pero en este caso en Westford, Massachusetts, se encuentra un muy antiguo grabado rupestre que representa una figura vestida como un caballero del siglo XIV. La figura, si se la analiza con un poco de imaginación, puede verse que lleva un escudo con un emblema que consta de un buque y una estrella.

Sección del mapa de Piri Reis
Observen el círculo verde
(clic para agrandar)
Y hay más indicios, pero ninguno con la suficiente contundencia como para constituir una prueba fehaciente. En Wikipedia hay un artículo que trata específicamente sobre contactos entre América y otros continentes previos a la llegada de Colón, pero en dicho artículo no hay ni una sola mención de la presencia precolombina de templarios en América.

Por otro lado, hoy en día los templarios se congregan virtualmente en una página de Facebook (como no podía ser de otra manera). En esa página, estos nobles caballeros explican con lujo de detalles que ellos fueron los primeros en llegar a América, y no Cristóbal Colón.

Como sea, estos análisis no pretenden invalidar lo que dicen los libros de historia que leemos en la escuela, ni mucho menos poner en duda lo que nos enseñe la seño o la profe de historia. Pero sí ponernos a pensar y entender que lo que aprendemos en la escuela, a veces, es sólo una parte de la historia.

Esperamos que les hayan gustado estas disquisiciones. No olviden compartir la nota en sus redes sociales y dejar sus comentarios al final de la página. ¡Hasta la próxima!


También puede interesarte: