2014-12-25

Imagen principal de la nota

¡Feliz navidad!


De parte de los Cuenteretes.

2014-11-30

Imagen principal de la nota

¡Puf, qué día! (un cuento con onomatopeyas)

Seguimos con la onda de las onomatopeyas. En este caso en un cuento muy sonoro, en el que se mezclan el timbre del colegio, el golpeteo de los tacos de una profesora desconocida y las bocinas de los autos. Las onomatopeyas aparecen resaltadas para que las puedas detectar más fácilmente.

Para niñas y niños de 8 años en adelante.

Era un día común de semana... de los más comunes. Iba caminando al colegio cuando, de repente, escuché un tic-tac y, al mirar mi muñeca, supe que tenía que apurarme para no llegar tarde. Un pip-pip al cruzar la esquina me dejó un poco sordo. Pero, al menos, me despertó del todo. ¡Glup!, ya casi daban las ocho. Riiiing, creo que llegué justito.


Entré al salón y alrededor de mí sólo habían ¡atchííís! ¿Qué les pasó a todos? Debe ser que no toman jugo de naranja como yo y se resfrían de nada. Yo seguía pensando en eso, cuando la puerta hizo ¡plaf! Era la directora, que había venido a contarnos que nuestra seño estaba enferma y que vendría una suplente por varios días.


2014-11-23

Imagen principal de la nota

Los chicos diseñan las ciudades del futuro

SmartKids Lab es el primer laboratorio de ciudades diseñadas por chicos, guiados por adultos profesionales pero sin preconceptos ni imposiciones de éstos.

SmartKids Labs
Muestra lúdica de SmartKids Labs
Para el año 2050, se estima que el 70 por ciento de la población mundial vivirá en ciudades. Conviene que los adultos de entonces (los chicos de ahora) vayan pensando cómo deberán estar organizadas esas futuras ciudades con tanta gente. Con esa idea se creó el laboratorio SmartKidsLab, impulsado por la Red de ciudades latinoamericanas Gobernanza Local. El proyecto se incubó en CitycampBA y se potenció en forma colaborativa con Flexible y Game On (laboratorios de arte, juego, ciencia y tecnología), y el estudio Chiripa Citystarters.

La misión del laboratorio es formar una mini comunidad activa de chicos que crezca permanentemente, llevando a cabo actividades y encuentros para convertir a las ideas en acciones concretas para mejorar a las ciudades. La visión consiste en incorporar contenidos educativos relacionados con la convivencia ciudadana en las escuelas públicas y privadas de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y la Provincia de Buenos Aires.


Ya se cumplieron las dos primeras etapas del proyecto, en las que los chicos trabajaron elaborando sus ideas de ciudades más humanas e inteligentes, y los trabajos se expusieron en el Museo de Arquitectura. En marzo de 2015 comienza la etapa 3, en la que se convoca nuevamente a los chicos para traer más ideas y desarrollarlas. La convocatoria para esta nueva fase de evaluación y diseño finalizará en abril.

Finalmente llegará la etapa 4, de implementación y construcción. Habrá prácticas de edificación con ayuda de profesionales y una exposición pública de los trabajos.

Una iniciativa interesante para comenzar a concientizar a los ingenieros y arquitectos del mañana, sabiendo que el futuro de las ciudades está en sus manos.

2014-11-13

Imagen principal de la nota

Se aproxima “La hora del código”, en la que todos podemos ser programadores

Con el objetivo de que todos los chicos en todas las escuelas de todo el mundo tengan la oportunidad de aprender un poco de ciencias de la computación, la organización sin fines de lucro Code.org inició su campaña "una hora de código" (Hour of Code) que busca difundir los conceptos básicos de la programación entre los chicos de edad escolar.

Para niñas y niños desde los 4 años

Ejemplo de la hora del código
El código de Plantas vs. Zombies
Sres. Maestros: aquí tienen una oportunidad única para darles a sus alumnos la oportunidad de saber de qué se trata la programación de computadoras. Y tienen las herramientas para hacerlo de forma tal que a los chicos les resulte entretenido y fácil. No es una oportunidad que merezca perderse.

"Una hora de código" (Hour of Code) es la oportundidad para que todo estudiante sepa durante una hora de clases de qué se tratan las ciencias de la computación. Claro que, para quienes tengan mucho interés y una sola hora no les sea suficiente, pueden continuar enseñando la Hora de Código durante todo el año. Los tutoriales funcionan en navegadores, tabletas, smartphones o computadoras desconectadas de toda red.

El evento mundial de aprendizaje se llevará a cabo entre el 8 y el 14 de diciembre próximos. Cualquier persona, en cualquier lugar, puede organizar un evento Hora del Código. No se necesita experiencia, y el aprendizaje es apto para toda persona a partir de los 4 años.

En el sitio http://code.org/educate/hoc se encuentran las guías para enseñar a los alumnos la Hora del Código. Vale la pena revisar los tutoriales y elegir uno para la clase. Los tutoriales estarán disponibles en 20 idiomas (el español es uno de esos 20). También se pueden obtener certificados e imprimirlos para entregarlos a los alumnos.

Además de los tutoriales, hay videos motivadores en donde aparecen personajes como Bill Gates (fundador de Microsoft), Mark Zuckerberg (fundador de Facebook) y Barak Obama (presidente de EE.UU.) explicando por qué conviene aprender ciencias de la computación.

¿Y por qué aprender programación? No se trata solamente de una actividad lucrativa que lo seguirá siendo por muchos años, y que asegura la posibilidad de hacer carrera durante la vida adulta. Conocer algo de programación es una forma de saber cómo funcionan las cosas. Entiéndase por "cosas": teléfonos celulares, computadoras, juegos de video, tablets, etc. Ver cómo funcionan por adentro los jueguitos con los que se pasan horas jugando es motivo de asombro para los chicos, y despierta el interés por investigar, por descubrir misterios. Por ejemplo, saber cómo funcionan los monstruos del juego Plantas Vs. Zomies, cómo la computadora les da instrucciones a esos monstruos para que caminen y tengan una estrategia para combatir con las plantas.


Quizás mi entusiasmo tiene que ver con que desde chico me asombró cómo a una computadora se le podía dar una lista de instrucciones para que hiciera lo que uno quisiese, y por eso quiero contagiar ese entusiasmo a todo el mundo. Por suerte hay una organización que comparte ese entusiasmo y está empeñada a contagiarlo a los maestros y a los alumnos de todos los rincones del planeta.






2014-11-07

Imagen principal de la nota

El cuento de las onomatopeyas

Guau!, dijo la vaca.

¿Cómo una vaca va a decir "guau"? ¡Las vacas dicen "muuuu"! Los perros son los que dicen "guau".

No señor, ni los perros dicen "guau", ni las vacas dicen "muuu" ni los gatos dicen "miau". Los perros ladran, las vacas mugen y los gatos maúllan. "Guau", "muuu" y "miau" son las onomatopeyas de los ladridos, los mugidos y los maullidos.

Además, ¿por qué una vaca no podría decir "guau"? Quizás fue una expresión de asombro, como quien dice: "¡Guau! Qué fuerte está el sol esta mañana".

Pero las onomatopeyas no sólo se usan para imitar los ruidos de los animales. En general, son palabras que sirven para imitar sonidos comunes. Es habitual usarlas con signos de admiración, para denotar la intensidad de los sonidos. Aquí van unos ejemplos:


2014-10-18

Imagen principal de la nota

El cascanueces: ballet a la altura de los niños

Un divertido experimento es decirles a los chicos "esta noche vamos al ballet" y ver las caras que ponen; salvo raras excepciones, esas caras serán similares a las que ponen cuando se les dice que hay espinacas hervidas para cenar. Una alternativa para convencerlos es decirles que irán a ver una obra de teatro para chicos sobre un cascanueces que cobra vida y debe combatir contra el malvado Rey de los Ratones.


El cascanueces para niños
Escena del Cascanueces y el Rey de los Ratones
El Cascanueces y el Rey de los Ratones con las Princesas Encantadas es una adaptación para niños del ballet clásico El cascanueces, con música de Chaikovski, que se viene presentando con gran éxito desde 2011. Una buena forma de entusiasmar a los chicos para que acepten ir a ver esta obra (ya sea en su adaptación infantil o en su formato original) es contarles el cuento de hadas que los bailarines representan en el escenario, así de paso les resultará más fácil mantener la atención y disfrutar de lo que ven. A continuación, la historia (se pueden cambiar los nombres, ya que en su versión original suenan muy alemanes):

El granjero Stahlbaum y su señora celebraban una fiesta de Navidad. Clara y su hermano, hijos de Stahlbaum, estaban muy contentos. Clara esperaba impaciente al mago Drosselmeyer, su tío favorito, un fabricante de juguetes que siempre llegaba con alguna novedad.

El mago llegó con su sobrino, Fritz, y una gran caja de sorpresas de la que fueron saliendo sucesivamente un soldado bailarín, una muñeca y un oso polar con su cría. Clara quería quedarse con la muñeca, pero su madre le explicó que era imposible.




La niña comenzó a llorar desconsoladamente, y Drosselmeyer, sintiendo la pena de la niña, la sorprendió con un regalo especial: un gran cascanueces de madera. Su hermano recibió como regalo al Rey de los Ratones. En una pelea entre hermanos, se rompió el Cascanueces, pero Drosselmeyer lo arregló con una venda y lo dejó casi perfecto.

Cuando la fiesta terminó, los invitados se fueron, y el pequeño Cascanueces se quedó junto al árbol de Navidad. Antes de la medianoche, la niña bajó para ver a su Cascanueces, y al quedarse dormida comenzó a soñar que todo cobraba vida a su alrededor.

Rey de los ratones (Cascanueces)
El temible Rey de los Ratones
El Rey de los Ratones y su banda de roedores aterrorizaban a la niña. En eso aparecieron los soldaditos de juguete, comandados por el cascanueces, para defender a Clara; Fritz los ayudaba como capitán de artillería, y la niña se sintió protegida por estos nuevos amigos. Sin embargo, comenzaban a perder la batalla, hasta que Clara se armó de coraje y lanzó una de sus zapatillas al Rey de los Ratones. Lo derribó, luego el Cascanueces lo mató y los ratones huyeron.

Fue entonces cuando el Cascanueces se transformó en un hermoso príncipe que invitó a Clara y a Fritz a un viaje a través del bosque encantado. Al llegar al bosque, se encontraron con el Rey y la Reina de las Nieves, quienes bailaron para ellos junto a los copos de nieve. La danza  se fue convirtiendo en un torbellino, el cual finalmente impulsó al trineo, con el príncipe, Clara y Fritz a bordo, hacia un lugar lleno de magia.

Clara, Fritz y el príncipe llegaron al reino de los confites, donde los recibió un hada. Allí el hada pidió al príncipe que narrara sus aventuras como Cascanueces, y tras esto, comenzó una fiesta maravillosa que culminó con un baile entre el príncipe y el hada. Por último, Clara y Fritz volvieron de regreso a la realidad en su trineo.


El Cascanueces. De Ernst Theodor Hoffmann, traducido por Erick Winter. En Nochebuena una niña espera junto a su hermano la llegada del Niño Jesús. Cuando sus padres abren la puerta del salón, se encuentran ante una imagen maravillosa: un árbol de Navidad iluminado por cientos de velitas y cargado de los juguetes y golosinas más estupendos que pueden imaginar. El padrino de ambos ha construido un fabuloso castillo por el que pasean y danzan elegantes damas y caballeros. Lectura recomendada a partir de 12 años.

2014-10-08

Imagen principal de la nota

El pronóstico del tiempo (canción)

El pronóstico del tiempo es una canción inserta en la obra "Derechos torcidos" de Hugo Midón, un musical infantil sobre los derechos del niño. Transcribimos el fragmento en el que el personaje de Pocho anuncia el pronóstico del tiempo cantando una zarzuela.

Pocho, subido a una mesa, rasguea algunos compases de introducción y habla con acento español:

Señoras y señores: para que despertéis felices e informados, pondré a consideración de todos ustedes el pronóstico del tiempo reservado para hoy. Prestad atención y levantaos prestos y gentiles.

El pronóstico del tiempo
Reservado para hoy
Dice que a la tardecita
Es probable un chaparrón.

Negras nubes pasajeras
Negras como un pizarrón
Dejarán el cielo negro
Y una negra sensación.

Si la lluvia los empapa
Empapados quedarán
Empapados los pequeños
Y empapapapá, y  empapapapados los papás.

Estos son nuestros informes
Reservados para hoy
Puede ser que pase todo
Como puede ser que no.

Si la lluvia los empapa,
Empapados quedarán
Empapados los pequeños
Y empapapapá, y empapapapados los papás.

¡A llover!




2014-10-02

Imagen principal de la nota

Tobías, el invisible (un cuento sobre la timidez)

Quienes hemos sido tímidos de niños (y en mayor o menor medida, seguimos siéndolo de adultos) sabemos que la timidez no se supera así nomás. Hace falta una ayudita o un empujoncito para lograrlo. Este cuento trata sobre Tobías, un niño tímido que con una ayuda inesperada pudo dejar atrás a su miedo por relacionarse y dejarse ver.

Recomendado para leerlo a niñas y niños de 6 años en adelante.

Chico tímidoTobías había terminado el jardín de infantes. Y este año comenzaba el colegio. Eso significaba muchas cosas. Significaba que las maestras ya no lo iban a tratar como a un nene chiquito. Significaba que iba a tener que aprender muchas cosas nuevas. Y además (lo más importante de todo) significaba que para llegar hasta su aula iba a tener que cruzar todo el patio. Todo, todo, todo ese gigantesco patio, lleno de chicos y chicas todos más grandes que Tobías, todos mirándolo pasar, dispuestos a reírse de él ante la menor provocación. De sólo pensarlo le daban unas terribles ganas de hacer pis. ¿Y si se hacía encima? ¡Horror! ¡Los grandes iban a tener un motivo más para reírse de él! ¡Y qué motivo!

El primer día de clases no fue problema. Su mamá estuvo a su lado casi todo el tiempo hasta el momento de entrar en el aula, y después, en los recreos, se mantuvo cerquita de esa aula que le servía de refugio. Pero al segundo día, su mamá ya no estaba para acompañarlo. Estaba él solo, frente a ese temible patio y a todos esos grandes esperando a que pasara caminando para ridiculizarlo de alguna manera.


2014-09-25

Imagen principal de la nota

La simpleza poética de Juana de Ibarbourou

Las obras de Juana de Ibarbourou tienen como elemento característico las referencias a experiencias de la vida cotidiana, intuitivamente descriptos mediante su lenguaje poético. Los que saben dicen que sus poemas no son consecuencia de una gran elaboración intelectual, sino un resultado emanado espontáneamente de las emociones de la autora.

Juana de IbarbourouSi bien los escritos de Juana se enmarcan en la corriente modernista, dicha corriente no es más que un instrumento accesorio en su obra, ya que supo expresar su amor por su entorno cotidiano con gran independencia creativa. Creo que todos aquellos que aspiramos a practicar alguna forma de arte (sea música, pintura, escritura, danza, etc.) admiramos a quienes han sido bendecidos con la capacidad de canalizar las expresiones artísticas en forma natural, sin esfuerzo, como si una musa inspiradora les soplara todo el tiempo al oído lo que tienen que transmitir en cada una de sus obras o sus expresiones.

Para ilustrar esta idea, vaya un pequeño ejemplo de la vida de Doña Juana de Ibarbourou: se dice que viviendo en una modesta casa de la calle Asilo (en la ciudad de Montevideo), y pasando estrecheces económicas, la escritora compartía las labores hogareñas y el cuidado de su hijo con la elaboración artesanal y venta de flores artificiales. Había adquirido esa habi
lidad en el colegio, cuando tal capacitación formaba parte de la enseñanza impartida a las jóvenes. Es posible suponer que la tarea de elaborar flores le inspiró los sencillos pero conmovedores versos que inician su poema "El dulce milagro":

¿Qué es esto? ¡Prodigio! Mis manos florecen.
Rosas, rosas, rosas a mis dedos crecen.
Mi amante, besóme las manos y en ellas
¡Oh, gracia! brotaron rosas como estrellas.


En el anterior ejemplo (y en el resto de ese poema) seguramente hubo un importante trabajo intelectual, para lograr la métrica y las rimas correctas. Pero para expresar arte en palabras no hay que saber mucho sobre rima y métricas; sólo hay que saber dejar fluir la inspiración, saber observar lo que hay alrededor y transmitir no sólo lo que se ve, sino lo que se siente. A modo de ejemplo, veamos el relato "La luna", del libro "El cántaro fresco":

La luna


Esta noche, la luna, redonda y brillante, está, de una manera casi matemática, encima del pozo, de modo que se refleja precisamente en el centro de la oblea negra del agua. Aprovechando su claridad el jardinero prefiere regar las plantas a esta hora. Y ese espectáculo no lo perdemos nunca nosotros, porque el jardín y el huerto son hermosísimos en estas claras noches de enero, y la frescura del agua da a las flores una belleza limpia y alegre que nos llena de paz el alma. Mi hijo fue el primero en descubrir la luna en el pozo. Y sobre el brocal cubierto de musgos y culandrillos nos inclinamos los dos, con ganas de estirar la mano hasta el oro fugaz de esa imposible moneda de luz.
Pero al ruido áspero de los zuecos del jardinero nos retiramos un poco.

-Juan va a regar...

El viejo desata la cuerda, alza pausadamente el balde y lo arroja, luego, al agua. Inconscientemente, en un impulso simultáneo, nos inclinamos de nuevo sobre el brocal. El balde sube ya, rebosando, brillante, fresquísimo, con una multitud de ondulaciones doradas entre el agua oscura, estriada de blanco. En el pozo la luna ha desaparecido y sólo queda de ella una multitud de hilos de luz. El jardinero ha deshilachado la luna. Y tranquilo, como un tosco dios inconsciente, se va por el caminito musgoso con su balde lleno de luna y de agua, mientras en el fondo del pozo, de una negrura temblorosa, vuelve a cuajar lentamente, la moneda blanca.

Y este es tan sólo un ejemplo. Vale la pena conocer más de la obra de Doña Juana para seguir encontrando joyas como esta. Así es que seguiremos leyendo y compartiendo nuestras lecturas.

2014-09-21

Imagen principal de la nota

Un premio para ¡Puros cuentos!

Tenemos la alegría enorme de anunciar que nuestro humilde blog ha sido reconocido con el Premio Excellence, otorgado a quienes demuestran dedicación e ilusión en la publicación de sus blogs.

Estamos muy agradecidos con Miguel Vg, autor del genial blog Lápiz & Rubber, quien nos ha nominado. Este galardón nos incentiva a ponerle cada vez más energías a nuestra costumbre de escribir, publicar y difundir cultura y valores.

Las condiciones para recibir el premio son:

1. Pegar la imagen del premio. (¡hecho!)
2. Escribir un agradecimiento. (¡hecho!)
3. Nominar a 10 blogs.
4. Publicar.


Nuestros nominados son:

Cosquillitas en la panza 
http://cosquillitasenlapanza2011.blogspot.com.ar/

Qué me recomendás para
http://quemerecomendaspara.blogspot.com.ar/

El bosque de las fantasías
http://www.bosquedefantasias.com/

Martes de cuento
http://martesdcuento.wordpress.com/

Yo también leo
http://yotbleo.blogspot.com.ar/

La biblioteca de Libertad
http://labibliotecadelibertad.blogspot.com.es/

Pio pio family
http://www.piopiofamily.com/

Lo que leo
http://loqueleoloqueleo.blogspot.com.ar/

El hijo de Martín el guarda
http://martingarridodelvalle.blogspot.com.es/

Darabuc.wordpress.com
http://darabuc.wordpress.com/

2014-09-13

Imagen principal de la nota

Y... ¿dónde están los signos de puntuación?

En este cuento -premiado en un concurso literario de Medellín, Colombia- los signos de puntuación son los protagonistas. Y como están muy ocupados protagonizando la historia, no pueden hacer su trabajo, que es (para resumir) facilitar la tarea a quien lee. Por eso, este cuento sirve para entender lo difícil que es leer cuando los signos de puntuación deciden tomarse el día libre.

Para alumnas y alumnos de nivel secundario

signos de puntuaciónTrizas de polvo juguetean a lo largo de los rayos solares que penetran en el salón a través de los vidrios Poco a poco va llegando la concurrencia puntos corchetes guiones signos de admiración de interrogación puntos y comas Todos llevan trajes sobrios pero elegantes Abrazos besos apretones de mano cumplidos van y vienen por doquier

Preside la singular reunión un individuo rechoncho de piernas arqueadas enfundado en un frac a quien todos se refieren como Don Paréntesis Cuando está por iniciar la disertación aparece en el umbral una joven coma vistiendo un traje negro que le ciñe desde los hombros hasta más arriba de los tobillos El contoneo voluptuoso de la dama al avanzar por el centro del recinto roba miradas arranca suspiros y cuchicheos varoniles llenos de ingenio El signo de Interrogación susurra que algún día amanecerán bajo su catre los zapatos de esta virgulilla Uno de los puntos suspensivos sonríe y le contesta con esa duda suya lo dudo

Don paréntesis llama la atención para que dejen el barullo y se concentren en el tema que no es otro que el de proponer la conmemoración del día mundial de la puntuación Un reconocimiento merecido toda vez que hemos trabajado de manera infatigable para el mejor entendimiento de la humanidad sin que nadie haya demostrado gratitud La algarabía es total El signo de exclamación en su calidad de vicepresidente se abre y propone sin más ni más esta misma fecha para la mentada celebración Los aplausos frenéticos no se hacen esperar La presidencia declara día cívico el catorce de agosto de cada año y por ende ningún signo ortográfico trabajará Firmada el acta levanta la sesión
Las comas saliendo acuerdan ir de visita a los centros comerciales El punto llama aparte a los puntos suspensivos a los seguidos y a los gemelos dos puntos y los invita a un puntiadero que él conoce El signo de admiración agrega que además es atendido por bellas y exóticas comillas en biquini Los corchetes ofrecen invitar la primera botella y sin más comentarios salen para el lugar puntos guiones signos de exclamación de admiración y corchetes Los signos de interrogación se preguntan vamos o no vamos al final salen también En el salón solamente quedan los matrimonios puntos y comas quienes deciden regresar a sus respectivos hogares Solo una de ellas lloriqueando le reprocha a su compañero el cinismo que tiene al insinuar como cualquier soltero el deseo de frecuentar un sitio de esos para quizá revolcarse con cualquier comilla simple o compuesta exponiéndose de paso a que le contagien su buena tilde

Don Paréntesis y la joven coma son los últimos en salir


También te puede interesar:


2014-09-11

Una anécdota de Sarmiento

Manuel Gálvez, en su biografía de Domingo Faustino Sarmiento, relata una anécdota en la que el prócer destaca la importancia de los signos de puntuación, haciendo quedar mal a un maestro.

Sarmiento llegó a una escuela y comprobó que los alumnos eran buenos en geografía, historia y matemáticas, pero eran flojos en gramática. Se lo hizo saber al maestro. Éste, asombrado, le dijo:

-No creo que sean importantes los signos de puntuación.

-¡Que no! -respondió Sarmiento-. Le daré un ejemplo.

Tomó una tiza y escribió en el pizarrón: "El maestro dice, el inspector es un ignorante".

-Yo nunca diría eso de usted, señor Sarmiento -exclamó el maestro.

-Pues yo sí -dijo Sarmiento, tomando una tiza y cambiando de lugar la coma.

La frase quedó así: "El maestro, dice el inspector, es un ignorante."



2014-09-09

Imagen principal de la nota

Scholas.Social: hacia las aulas sin paredes

Scholas.Social es una iniciativa educativa impulsada nada menos que por el Papa Francisco, que busca vincular instituciones educativas de todo el mundo para ayudarlas a hacer realidad sus proyectos, dándolos a conocer entre potenciales interesados en colaborar. A pesar de tener como principal impulsor al Papa, la iniciativa no está limitada en ningún aspecto a practicantes de la religión católica.

Símbolo ScholasLos chicos de hoy en día se toman con toda naturalidad el hecho de jugar en línea con pares de cualquier parte del mundo. Ellos no saben de distancias, ni de diferencias políticas, étnicas o ideológicas. Se ayudan, comparten trucos, técnicas y consejos. Con la misma facilidad con que, en el jardín de infantes, un chico le pregunta a otro "¿querés ser mi amigo?", hoy se encuentran en un juego en línea y se ponen a jugar juntos, sin saber si están a una casa o a un hemisferio de distancia.

Alguien se preguntó por qué esa enriquecedora experiencia global, que funciona con tanta naturalidad en el mundo de los juegos por computadora, no podía imitarse en la educación. Y no hubo respuesta. O mejor dicho, la respuesta fue que sí se puede. Y hubo alguien que lo puso en práctica. Y ese alguien fue Francisco, el Papa que sabe de redes sociales y de cómo estas ayudan a compartir y a acercar a las personas.

En Scholas.Social se pueden anotar las escuelas, los educadores, los alumnos y los individuos en general involucrados directa o indirectamente en actividades educativas. Las escuelas y educadores pueden publicar sus proyectos, contar cuáles son los propósitos de los mismos, y explicar cuáles son las cosas o recursos que necesitan reunir para llevarlos a cabo. Los individuos o empresas u organizaciones puede ver los proyectos propuestos y decidirse a colaborar con el que más les guste o con el que tengan más posibilidades de ayudar.

Sitio de Scholas.SocialUna visita al sitio de Scholas permite ver cuánto movimiento está generando esta iniciativa, hecha posible por tres empresas de tecnología: Google, Globant y Line 64. "Recuperar la sana tradición en la que la educación y la escuela se concebía como algo integral, donde la pelota de fútbol no era enemiga de los libros, es el sueño que tenemos", dijo en el Vaticano José María del Corral, la persona en cuyas manos el Papa puso el singular proyecto educativo. "Soñamos con la escuela para los alumnos de hoy, que no son mejores ni peores. Para ellos que nacen conectados y en red, estamos pensando sus aulas de hoy".


El siguiente video sintetiza el propósito, los objetivos, los mecanismos y los ideales de la iniciativa:


Seguiremos conectados para ver cómo evoluciona y, tal vez, para ver si podemos convertirnos en "héroes" por ayudar a hacer realidad alguno de los muchos proyectos de Scholas para fomentar la educación, la participación y la inclusión a nivel global.

2014-08-30

Imagen principal de la nota

Chistes infantiles de Jaimito

Jaimito es el nombre que adoptó en España -y en general en los países de habla hispana- un personaje nacido en películas italianas, caracterizados por sus travesuras y su humor burdo. Con el nombre original de Pierino, este personaje trascendió el mundo fílmico e invadió a la cultura popular con miles de chistes que, de boca en boca, transmitieron situaciones que hacían sonrojar a maestros, padres y adultos en general. También hay algunos de estos chistes que son aptos para niños; a continuación transcribimos algunos en los que el sinvergüenza de Jaimito sorprende a sus maestros con delirantes respuestas.

Recomendado para niños de 6 años o más

Jaimito contra todos en italianoProfesor: ¿Qué tengo que hacer para repartir 11 papas entre siete personas?
Jaimito: Puré, profe.

Profesor: María, señale en el planisferio dónde queda el continente americano.
María: Aquí está.
Profesor: Muy bien María. Ahora Jaimito: ¿Quién descubrió América?
Jaimito: ¡María!

Muy enfadada la profesora pregunta: Jaimito, ¿has copiado el examen de Pedro?
Jaimito, con su mejor cara de inocente: No, profesora.
Profesora: Y entonces ¿por qué en la pregunta 3, donde Pedro ha puesto “no lo sé”, tú has puesto “yo tampoco”?


Profesor: Decime Jaimito, ¿qué nombre se da a una persona que sigue hablando aunque los demás no demuestran interés?
Jaimito: ¡Docente!

Profesora: Jaimito, ¿qué clase de letra es la “A”?
Jaimito: Una vocal, señorita.
Profesora: Muy bien, Jaimito. ¿Y la “K”?
Jaimito: Una consonante que no se puede repetir.

2014-08-23

Imagen principal de la nota

Martín Fierro, de José Hernández

Cuando se habla de poesía gauchesca, el primer título que viene a la mente es Martín Fierro, el poema narrativo de José Hernández que cuenta y describe, a través de la vida de su personaje principal, las características de heroísmo, sacrificio e independencia de los gauchos del siglo XIX.

Dibujo de Martín Fierro, por FontanarrosaMartín Fierro se publicó por primera vez en 1872 con el título El Gaucho Martín Fierro. Su autor, José Hernández, escribió la secuela, La vuelta de Martín Fierro, en 1879, destacándose en ella los consejos del Viejo Vizcacha.

En El Gaucho Martín Fierro, el protagonista es un gaucho reclutado para servir en un fortín, defendiendo la frontera argentina contra los indígenas. Su vida de pobreza en las pampas se muestra "romantizada" (significa que se la muestra como algo romántico o con belleza artística, lo cual era frecuente en la literatura de la época), a diferencia de sus experiencias militares, que se muestran con mayor realismo. Después Fierro se convierte en un fugitivo perseguido por la policía. Estando en batalla contra ellos, consigue un compañero: el Sargento Cruz, que inspirado por la valentía de Fierro se une a él en medio de una batalla. Ambos se ponen en camino para vivir entre los indios, esperando encontrar allí una vida mejor. La conclusión es que es mejor vivir con los salvajes que vivir en la "civilización". También constituye una protesta contra la política del entonces presidente Domingo Faustino Sarmiento, mediante la cual se reclutaba a los gauchos para ir a pelear a la frontera contra los indígenas.


Aún se especula si existió efectivamente un gaucho llamado Martín Fierro en la época en que José Hernández sitúa su poema-novela. Algunos indican que efectivamente por la zona del Tuyú e incluso de la entonces llamada Lobería Grande (actual ciudad de Mar del Plata), lugar en donde la familia de José Hernández llegó a poseer una estancia y donde el escritor pasó gran parte de su niñez y juventud, vivió un gaucho "matrero" (rebelde) con ese nombre y ese apellido (bastante comunes). La mayoría de los críticos literarios y gran parte de los historiadores suponen al personaje del poema como un sujeto ideal y representativo de los gauchos hasta la década de 1880. En todo caso, en la Costa Atlántica bonaerense, entre los cardales, dunas y, sobre todo, en los densos bosquecillos de curru-mamil que se encontraban en torno a la que luego sería Mar del Plata, se refugiaban muchos gauchos indocumentados, tenidos por "vagos" y "malentretenidos".

Reproducimos la primera estrofa del Martín Fierro:

Aquí me pongo a cantar,
al compás de la vigüela
que al hombre que lo desvela
una pena extraordinaria,
como la ave solitaria
con el cantar se consuela.

Una característica de esta forma de poesía gauchesca es la utilización intencional de errores gramaticales --por ejemplo, cuando dice "la ave" en lugar de "el ave"-- para reproducir fielmente el estilo del habla de los gauchos. También aparecen muchos otros modismos, como el uso de la "g" y la "u" con diéresis cuando corresponde usar "h": "güella" en vez de "huella". En esto se diferencia de otras obras de literatura gauchesca, como Don Segundo Sombra, de Ricardo Güiraldes, que utiliza un lenguaje cuidado y culto, aún cuando intercala algunos argentinismos (ejemplo: "ir para las casas") para enfatizar el tono gauchesco.

La literatura gauchesca nos conecta con una realidad argentina de hace un siglo y medio, que resulta actual para quienes viven en el campo, y se puede revivir haciendo unos pocos kilómetros hacia el interior del país y visitando sitios como San Antonio de Areco (por mencionar uno, nomás). Así es que seguiremos hurgando en este género literario para postear todas las joyas que encontremos en él.

2014-08-15

Imagen principal de la nota

Concurso literario Manuel Mujica Láinez 2014

El año pasado participamos con el cuento El ingrediente secreto, y aunque no ganamos, insistiremos y participaremos nuevamente este año. El concurso lo organiza la Municipalidad de San Isidro, no tiene restricciones en cuanto a quiénes pueden participar y otorga dos premios: el primero de $ 4000 (pesos argentinos) y el segundo de $ 2000.


Manuel Mujica Láinez
Manuel Mujica Láinez
Hay tiempo hasta el 29/08 para presentar las obras (¡falta poquito!). Así que, a inspirarse y a escribir. Las bases completas del concurso, aquí. Además de los dos premios en efectivo, que estarán acompañados de respectivas medallas y diplomas, se harán ocho menciones especiales, también con medallas y diplomas.

Para ayudar con la inspiración, transcribimos un resumen del libro "Aquí vivieron", de Manuel Mujica Láinez, una suerte de biografía imaginaria de una quinta de San Isidro.

Aquí vivieron
Historia de una quinta de San Isidro

Esta es una obra netamente porteña y fue escrita en 1949. Cuenta la historia de una quinta de San Isidro entre los años 1583 y 1924.

Con los veintitrés relatos contenidos en el libro, Manuel Mujica Láinez nos brinda la imaginaria "biografía" de un lugar de los alrededores de la Ciudad de Buenos Aires.

Para construirla, el erudito autor de las "vidas" de Miguel Cané (padre), Ascasubi y Estanislao del Campo ha sumado el conocimiento de nuestro pasado que ellas evidencian, con la poética intuición que exalta su "Canto a Buenos Aires" y con la psicológica penetración de lo más nuestro que caracteriza su obra de porteño de varias generaciones.

Hombres apasionados o burlones, mujeres amargas o frívolas desfilan por los relatos de rigurosa reconstrucción de época, y en los que las descripciones líricas prestan su fondo a las estampas de realismo robusto y las auténticas creaciones de "atmósfera" establecidas por una prosa de invariable belleza.



2014-08-10

Imagen principal de la nota

Peter Pan, el niño eterno

La historia de Peter Pan es la de un niño que nunca crece y disfruta enormemente de embarcarse en aventuras y ejercer la protección de todos los pequeños, aconsejándoles que crean en hadas y que, aún cuando crezcan, nunca dejen de ser niños. A continuación un breve  resumen de la historia de Peter Pan, Campanilla, el Capitán Garfio y los chicos londinenses Wendy, Michael y John.


Recomendado para niñas y niños de 8 años o más.

Peter Pan VolandoWendy, Michael y John eran tres hermanos que vivían en las afueras de Londres. Wendy, la mayor, había contagiado a sus hermanitos su admiración por Peter Pan. Todas las noches les contaba a sus hermanos las aventuras de Peter.

Una noche, cuando ya casi dormían, vieron una lucecita moverse por la habitación. Era Campanita, el hada que acompaña siempre a Peter Pan, y el mismísimo Peter. Éste les propuso viajar con él y con Campanita al País de Nunca Jamás, donde vivían los Niños Perdidos.

- Campanita los ayudará. Basta con que les eche un poco de polvo mágico para que puedan volar.

Cuando ya se encontraban cerca del País de Nunca Jamás, Peter les señaló:

- Es el barco del Capitán Garfio. Tengan mucho cuidado con él. Hace tiempo un cocodrilo le devoró la mano y se tragó hasta el reloj. ¡Qué nervioso se pone ahora Garfio cuando oye un tic-tac!

Wendy Peter y Michael Peter PanCampanita se sintió celosa de las atenciones que su amigo tenía para con Wendy, así que, adelantándose, les dijo a los Niños Perdidos que debían disparar una flecha a un gran pájaro que se acercaba con Peter Pan. La pobre Wendy cayó al suelo, pero, por fortuna, la flecha no había penetrado en su cuerpo y enseguida se recuperó del golpe.

Wendy cuidaba de todos aquellos niños sin madre y, también, claro está, de sus hermanitos y del propio Peter Pan. Procuraban no tropezarse con los terribles piratas, pero éstos, que ya habían tenido noticias de su llegada al País de Nunca Jamás, organizaron una emboscada y se llevaron prisioneros a Wendy, a Michael y a John.


Para que Peter no pudiera rescatarles, el Capitán Garfio decidió envenenarlo, contando para ello con la ayuda de Campanita, hada  quien deseaba vengarse del cariño que Peter sentía hacia Wendy. Garfio aprovechó el momento en que Peter se había dormido para verter en su vaso unas gotas de un poderosísimo veneno.

Campanita Peter PanCuando Peter Pan se despertó y se disponía a beber el agua, Campanita, arrepentida de lo que había hecho, se lanzó contra el vaso, aunque no pudo evitar que la salpicaran unas cuantas gotas del veneno, una cantidad suficiente para matar a un ser tan diminuto como ella. Una sola cosa podía salvarla: que todos los niños creyeran en las hadas y en el poder de la fantasía. Y así fue como, gracias a los niños, Campanita se salvó.

Mientras tanto, nuestros amiguitos seguían en poder de los piratas. Ya estaban a punto de ser lanzados por la borda con los brazos atados a la espalda. Parecía que nada podía salvarlos, cuando de repente, oyeron una voz:

- ¡Eh, Capitán Garfio, eres un cobarde! ¡A ver si te atreves conmigo!

Era Peter Pan que, alertado por Campanita, había llegado justo a tiempo de evitarles a sus amigos una muerte cierta. Comenzaron a luchar. De pronto, un tic-tac muy conocido por Garfio hizo que éste se estremeciera de horror. El cocodrilo estaba allí y, del susto, el Capitán Garfio dio un traspié y cayó al mar. Es muy posible que todavía hoy, si viajan por el mar, puedan ver al Capitán Garfio nadando desesperadamente, perseguido por el infatigable cocodrilo.

Capitán Garfio Peter PanEl resto de los piratas no tardó en seguir el camino de su capitán y todos acabaron dándose un saludable baño de agua salada entre las risas de Peter Pan y de los demás niños.

Ya era hora de volver al hogar. Peter intentó convencer a sus amigos para que se quedaran con él en el País de Nunca Jamás, pero los tres niños echaban de menos a sus padres y deseaban volver, así que Peter les llevó de nuevo a su casa.

- ¡Quédate con nosotros! -pidieron los niños.

- ¡Vuelvan conmigo a mi país! -les rogó Peter Pan-. No se hagan mayores nunca. Aunque crezcan, no pierdan nunca su fantasía ni su imaginación. De ese modo seguiremos siempre juntos.

- ¡Prometido! -gritaron los tres niños mientras agitaban sus manos diciendo adiós.

2014-08-02

Imagen principal de la nota

Ideas e ideales de José de San Martín

Cada 17 de agosto, para el aniversario de la muerte de José de San Martín, repetimos las mismas frases: San Martín fue el padre de la patria, el libertador de América, etc., etc., etc. Para variar, esta vez podríamos ponernos a analizar sus ideas y sus intenciones, que son bien interesantes.

José de San Mart´n
José de San Martín
Casi todo el pensamiento de San Martín es muy interesante y merece ser rescatado porque San Martín era un verdadero progresista. Su concepto de patria es algo que debemos retomar, conocer y analizar. Basta ver lo avanzado de su pensamiento recordando que mientras él pensaba en una Patria Grande, Sarmiento decía que el gran problema de la Argentina era su extensión y mientras él pensaba en el americano como el nuevo amo, Sarmiento y otros planteaban aquello de civilización o barbarie.

San Martín tenía un sentido de patria, nacionalismo y federalismo que nosotros no tenemos. No por casualidad se desempeñó sobre todo fuera de Buenos Aires. Pero siempre con un sentido de unidad y con una mirada de todo el territorio y de todos sus habitantes.

Hay muchas cosas que pueden mencionarse no sólo en base a su pensamiento, sino en base a los hechos que llevó a cabo: la conformación de un ejército que incorporaba a todo el pueblo: indios, negros, gauchos. Esto él lo hizo en tres frentes distintos y con líderes surgidos del pueblo: Martín de Güemes en el Norte, Manuel Rodríguez en Chile y Francisco Vidal en Perú. También tomó medidas de nacionalismo económico en la gobernación de Cuyo, fomentando la producción local, el mercado interno, un sistema tributario muy progresista y una política confiscadora contra los sectores más privilegiados. Lo mismo hizo en Chile y en Perú. Además, decretó el fin de la esclavitud, incorporó a los marginados como ciudadanos e iguales ante la ley, fomentó la educación popular y la atención a los desamparados, etc.

Su pensamiento es prácticamente desconocido para la mayoría de los argentinos. San Martín tenía una visión fuertemente americanista. Por ejemplo, cuando estaba en Lima con esa extraordinaria figura que fue Bernardo de Monteagudo, él decidió que todo americano partidario de la revolución independentista era por derecho natural peruano. Decía peruano como podría haber dicho argentino; lo que estaba haciendo era reconocer la nacionalidad americana como una identidad.


Él tenía una fuerte oposición con los unitarios porteños, porque sus simpatías estaban claramente dirigidas al federalismo. Ese fue el motivo principal de la decisión de Bernardino Rivadavia y de los suyos de forzar su exilio.

Como vemos, San Martín fue un gran genio político nacional, popular y americanista. Fue un republicano convencido, un defensor de la voluntad de los pueblos y de su autodeterminación.


En lugar de tener un plan individualista, tuvo una idea, un sueño colectivo, despojado de toda ambición personal de gloria, poder o fortuna. Su titánica obra no podría haberse realizado sin el convencimiento de un pueblo que la respaldara y muriera por ella: liberación o dependencia colonial.

También te puede interesar:


2014-07-29

Imagen principal de la nota

No digas frankenstein: teatro infantil y a la gorra

En estas vacaciones de invierno, en las que los argentinos nos encontramos cuidando el contenido de nuestros bolsillos aún más que lo acostumbrado, el teatro "a la gorra" (dicho de otra manera, con un precio de la entrada determinado por lo que cada uno quiera o pueda pagar) es una opción de por sí interesante.

Recomendado para chicos de todas las edades

No digas Frankenstein
El monstruo Franky y su amiga.
Cuando se buscan espectáculos "a la gorra" no se espera demasiado a cambio. Y lo que se encuentra suelen ser shows de títeres, o payasos, magos o malabaristas amateurs que ofrecen producciones modestas en cuanto a recursos, aún cuando exhiben gran talento y altos niveles de entretenimiento. En el caso de la Compañía Teatral Ismobabón y su obra "No digas Frankenstein", el hecho de ofrecer un espectáculo a la gorra no es excusa para ahorrar en recursos.

Desde hace dos años, esta obra viene cosechando éxitos en salas populares y, tal como lo dice su director, Alejandro Rumberger, la modalidad de cobro mediante gorra y a voluntad es la forma de llegar a un público amplio, con bolsillos gordos o flacos. Justamente nos encontramos en este último grupo (el de los bolsillos flacos), y el hecho de presentarse en un teatro cercano nos convenció de ir a ver esta sorprendente obra.

No digas Frankenstein
El nieto del Dr. Frankenstein e Igora.
Un músico que con una guitarra eléctrica hace toda clase de efectos aparece al costado del escenario, creando el ambiente sonoro y haciendo unas pocas intervenciones con diálogos "en off". Al iniciarse la acción, el nieto del legendario Dr. Frankenstein llega al castillo de su abuelo, con la intención de continuar el trabajo de éste y poder gritar "está vivo" al momento de animar a un monstruo construido con partes humanas. Quien habita el castillo es Igora, la ayudante del viejo científico, quien luego de limar diferencias con el nieto de su antiguo jefe, termina enamorándose de éste y ayudándolo a crear al monstruo. Y no cuento cómo sigue por que vale la pena verlo personalmente. Siendo grandes, debemos decir que disfrutamos tanto de la obra como los chicos, riéndonos, emocionándonos y aplaudiendo con las canciones.


La obra se presentará el próximo sábado 2 de agosto a las 15:00 y 17:00 en Sala Aparecidas, calle Córdoba 625, Gral Pacheco (frente a la Plaza). ¡Muy recomendable!


2014-07-20

Imagen principal de la nota

Tendrás un montón de amigos

No importa cuántos amigos diga el Facebook que tenés, siempre serán muchos más. No intentes contarlos, cualquier intento de numerarlos sería inútil, siempre estarías olvidando a alguno.

Símbolo Kanji de la amistad
No les des mucha importancia a esas frases del estilo de “un amigo es…”, por que intentan definir lo indefinible. ¿Se puede decir, realmente, quién es amigo y quién no? Esa persona que vio que olvidabas tus llaves en el asiento del tren y corrió para alcanzártelas antes de que bajaras, ése es tu amigo. No sabes quién es, ni cómo se llama, y no volverás a verlo nunca, pero ese es tu amigo.

No trates de decidir cuáles son buenos y cuáles son malos amigos. Ni tampoco elijas entre tus amistades a los verdaderos amigos. Simplemente hay distintas clases de amigos, para distintos momentos.

A lo largo de tu vida, tendrás amigos a quienes veas casi todos los días, y otros a quienes veas muy de vez en cuando. A algunos dejarás de verlos por años, y de pronto descubrirás que siguen siendo amigos. A otros quizás nunca los veas en persona, y sean para vos apenas un ícono en un chat. Pero de todos modos serán amigos.

Tendrás amigos a quienes conociste cuando eras muy chico, y otros a quienes conociste apenas el día anterior. Con algunos recordarás huídas del colegio, con otros serán compañeros de trabajo.

Tendrás amigos de tu edad, más viejos, más jóvenes... y los de tu edad te parecerán cada vez más viejos.

Tendrás amigos con dinero, otros sin dinero. Con algunos hablarás cosas que no le contarías ni a un psicoanalista, y con otros tendrás un único tema de conversación. Con algunos tendrás un trato muy formal; con otros te agarrarás borracheras memorables.

Con algunos amigos sólo te contactarás por temas de trabajo, o de estudio, pero aprovecharán esos contactos para preguntarse cómo andan, cómo está la familia, cómo van piloteando la vida.

Con algunos amigos llorarás, a otros darás consuelo y te darán consuelo. Con algunos te pelearás, y luego te reconciliarás.

Algunos amigos sabios te darán buenos consejos, y otros te llevarán por el mal camino. Y aún otros harán ambas cosas.

Tendrás amigos de cuatro patas, que moverán la cola y ladrarán o maullarán (o harán algún otro ruido) cuando vuelvas a tu casa. Tendrás amigos que te dirán “papá” o “mamá”, y otros a quienes les dirás “papá”, “mamá”, “hermano”, “hermana”, “tío”, etc. Tendrás una amiga o amigo especial, que será a quien primero veas al despertar.

No importa cuántos sean, ni importa cómo sean. Lo importante es que estén; aunque no estén siempre, pero que estén, y que cuenten con vos para que también estés.

Que tengan un muy feliz día, amigos. Cuenten conmigo.

2014-07-19

Imagen principal de la nota

¿Por qué el 20 de julio es el día del amigo?

Cuando llega el 20 de julio nos acordamos de lo importantes que son nuestras amistades, y buscamos la forma de celebrarlo, ya sea encontrándonos, o simplemente llamándonos o enviándonos mensajes para que nuestros amigos o amigas sepan que estamos. Todos los días deberíamos celebrar la amistad, aunque elegimos un día en especial para poner una marca en el calendario y que en esta fecha, sí o sí, recordemos el valor de nuestras amistades.

día del amigoEn realidad hay muchos días del amigo. En distintas partes del mundo se eligieron distintas fechas por distintos motivos. En particular, en Argentina, Brasil y Uruguay se eligió el 20 de julio por que se conmemora el día en que el hombre llegó a la luna, en el año 1969.

En Bolivia, se celebran dos fechas, primero el 23 de julio de cada año y después el 21 de septiembre, por ser el comienzo de la primavera y por celebrarse el día del amor y de la juventud.

En Chile no tiene existencia oficial. A lo largo de los años han habido varios intentos para establecerlo: primer viernes de octubre (por san Francisco de Asís), 14 de febrero (como día de los enamorados y de la amistad), pero no han tenido eco duradero en la población. El último intento, comenzado en 2010, busca establecerlo el 20 de julio. Aunque está siendo promovido fuertemente por cadenas de restaurantes, no presenta mayor aceptación que los intentos previos.

Pese a que muchos en España aseguran que el día internacional del amigo es el 20 de julio, en ningún calendario de fiestas español aparece una celebración con tal motivo.

En Colombia, se celebra el tercer sábado de marzo desde el 2012. El 14 de febrero se empieza a hacer más común y acogedor para la celebración del día de San Valentín o día de los enamorados, por lo que se dejaría de celebrar el día de la amistad en ese día.

En Estados Unidos, el primer domingo de agosto se celebra el International Friendship Day.

Las celebraciones en Paraguay tienen su origen en la Cruzada Mundial de la Amistad fundada en este país en 1958. Desde este año, se ha fijado el 30 de julio como Día de la Amistad. En 2011, el 30 de julio fue declarado Día Internacional de la Amistad por las Naciones Unidas.

En Perú, por iniciativa de un grupo de peruanos que viajaron a Argentina en el 2004 y vieron los festejos del día del amigo en dicho país, y buscando fomentar los valores peruanos de la amistad verdadera, se gestó a comienzos de abril de 2009 un movimiento social a favor de institucionalizar el día del amigo en Perú. El día del amigo se celebra en Perú a partir del 2009 el primer sábado de julio a partir de una iniciativa de la empresa de cervecería Backus y Johnston.

En Venezuela, México, Perú, Ecuador y República Dominicana, el 14 de febrero se celebra el día del amor y la amistad.

2014-07-14

Imagen principal de la nota

El Sombrerón y otras leyendas de Guatemala

Las leyendas guatemaltecas están muy ligadas a la cultura maya, aunque por influencia de quienes se ocuparon de contarlas y transmitirlas de boca en boca, adquirieron elementos "importados" de Europa. Una de estas leyendas es la de un personaje misterioso llamado Sombrerón o Tzitzimite. A continuación, un resumen de dicha leyenda.

Para niñas y niños de 6 años o más.

El SombrerónSe cuenta que hace muchos pero muchos años, existió una joven muy hermosa y buena llamada Celina. Tenía los ojos negros y grandes y el pelo largo y ondulado. Todos la admiraban.

Una tarde, aparecieron en la esquina de la casa de Celina cuatro mulas amarradas. Pasaron por allí dos vecinas y una de ellas dijo: "¡Qué raro! ¿No serán las mulas del sombrerón?". "¡Dios nos libre!" dijo la otra, y salieron corriendo.

A esa hora, Celina comenzaba a dormirse porque ya se sentía muy cansada. Entonces comenzó a oír una música muy bonita y una voz muy dulce que decía: "eres palomita blanca como la flor de limón, sino me das tu palabra me moriré de pasión"

Desde ese día, todas las noches, Celina esperaba con alegría esa música que sólo ella escuchaba. Un día no aguantó la curiosidad y se asomó a la ventana y cual siendo la sorpresa, ver a un hombrecillo que calzaba botitas de piel muy brillante con espuelas de oro, que cantaba y bailaba con su guitarra de plata, frente a su ventana.

Desde entonces, Celina no dejó de pensar en aquel hombrecito. Ya no comía, sólo vivía esperando en momento de volverlo a escuchar. Ese hombrecito la había embrujado.

Al darse cuenta los vecinos, aconsejaron a los padres de Celina que la llevaran a un convento para poderla salvar, porque ese hombrecito era el "puritito duende". Entonces Celina, fue llevada al convento donde cada día seguía más triste, extrañando las canciones y esa bonita música. Mientras tanto el hombrecito se volvía loco, buscándola por todas partes.

Por fin la bella Celina no soportó la tristeza y murió el día de Santa Cecilia. Su cuerpo fue llevado a la casa para velarlo. De repente se escuchó un llanto muy triste. Era el sombrerón, que con gran dolor llegaba a cantarle a su amada: "ay... ay... mañana cuando te vayas voy a salir al camino para llevarte el pañuelo de lágrimas y suspiros"

Los que vieron al sombrerón cuentan que gruesas lágrimas rodaban mientras cantaba: "estoy al mal tan hecho que desde aquí mi amor perdí, que el mal me parece bien y el bien es mal para mí". Toda la gente lloraba al ver su sufrimiento. Y cuentan que para el día de Santa Cecilia, siempre se ven las cuatro mulas cerca de la tumba de Celina y se escucha un dulce canto: "corazón de palo santo ramo de limón florido ¿por qué dejas en el olvido a quien te quiera tanto?"

Y se dice que el sombrerón nunca olvida a las mujeres que ha querido.


Otras leyendas populares guatemaltecas:

El Tzitzimite y las mulas del Zapote

El puente de los esclavos

La Tatuana

2014-07-13

Imagen principal de la nota

¡Vamos Argentina! Hay que salir a jugar

Llegó la hora. Hay que dar el último paso. El más difícil. Hay que salir a jugar, a pasarla bien, sin pensar en resultados. Sin pensar en otra cosa más que, pase lo que pase, cuando termine el partido, estaremos orgullosos.

Vamos ArgentinaTenemos enfrente a una máquina de hacer goles. A una máquina efectiva, fría, que vapuleó a cuanto rival se le puso delante, que humilló sin miramientos al dueño de casa, dejándolo confundido y mareado.

Mostrémosle lo que puede un equipo que es puro corazón. Mostrémosle lo que se logra cuando se trabaja en conjunto, por un objetivo común, disfrutando del orgullo de formar parte del equipo. Salgamos a la cancha con una sonrisa de confianza. Esperemos al rival orgullosos de llevar puestos los colores del cielo.

Juguemos. Que sea una fiesta. Preparemos las banderas, los gorros y las cornetas. Como dijo el Papa Francisco: "Hagan lío, salgan a las calles". Jueguen. Pásenla bien, y sepan que, al final, estaremos orgullosos.

Vamos Argentina

2014-07-12

Imagen principal de la nota

La historia del fútbol y la cultura prehispánica

Ya se acerca la final del mundial. Para unos pocos (o unas pocas) es un alivio. Para el resto, implicará volver gran parte de nuestra mente a las cosas cotidianas, dejando de pensar en dónde y con quién veremos el próximo partido, qué jugadores elegirá el técnico, qué cábala adoptaremos para garantizar un resultado favorable. Desde estas páginas pensamos que, mientras dura la fiebre del mundial, viene bien ilustrarse un poco aprendiendo sobre los orígenes de este deporte que enfrenta de igual a igual a naciones de todas clases.


Wikipedia nos habla de la muy británica "Football Association", cuya fundación marcaría el momento en que se creó el fútbol tal como lo conocemos. Pero no hace mención del deporte de pelota que jugaban los aztecas y los mayas desde tiempos inmemoriales, deporte que simbolizaba la lucha universal entre el bien y el mal, y que implicaba una entrega total; tanto, que quienes perdían eran castigados con la decapitación. Esto explicaría por qué para los americanos el fútbol despierta tantas pasiones.

En este mundial, México defendió aguerridamente la tradición futbolística de su cultura prehispánica contra la "naranja mecánica" holandesa; naranja que nuestra selección albiceleste supo desmantelar hábilmente en semifinales. Hagamos honor a la selección mexicana de fútbol mencionando aspectos del deporte de pelota que practicaban sus ancestros.

Fútbol, el origen ancestral en culturas prehispánicas

Tlachtli en náhuatl, pokyab o pok-ta-pok en maya y taladzi en zapoteca. Son los nombres con que se conocía a una de las actividades sagradas en las culturas clásicas: el juego de pelotas, el cual se practicaba para conocer el designio de los dioses. El que perdía, era decapitado. Como para pensarlo dos veces antes de aceptar una invitación a jugar un partidito...

El Juego de Pelota (relacionado con el fútbol como “familiar directo” por profesionales del estudio de la Historia de la Humanidad) era practicado hace más de 3.500 años por la cultura de los Aztecas y los Mayas como un juego sagrado.

El juego de pelota simboliza la lucha entre las fuerzas opuestas del universo; es la lucha entre el bien y el mal, entre la luz y la oscuridad. La pelota en constante movimiento representa al movimiento de los astros y las fuerzas de la creación.

El espectáculo y despliegue físico eran supremos, teniendo en cuenta que era un juego de vida o muerte (literalmente) ya que el equipo derrotado no perdía sólo el partido, sino también su vida a modo de ritual de sacrificio.

Fuente: Deporte Spain


2014-07-10

Imagen principal de la nota

Los #maschefacts en los cuentos

No podíamos dejar de hacer un pequeño aporte al furor por las hazañas de Javier Mascherano:

Maschefacts Javier Mascherano
¡Gracias Masche!
  • Cuando el príncipe se disponía a subir a la torre para despertar a la Bella Durmiente, Mascherano le dijo: "hoy te convertís en héroe".
  • Cuando Cenicienta huía desesperada del baile, Mascherano la interceptó y le sacó limpiamente la zapatilla de cristal, sin hacerle foul.
  • La tortuga estaba cansada, la liebre iba a ganar, pero vino Mascherano, se subió a la tortuga al hombro y la dejó junto a la línea de llegada.
  • Ulises se ataba al mástil de su barco para no tentarse con el canto de las sirenas, mientras sus hombres se tapaban los oídos por el mismo motivo. Entretanto, Mascherano se asomaba por la borda y les gritaba piropos.
  • Mascherano entró a Mordor pateando la puerta principal, gritando: "Sauron, decime qué se siente".

2014-07-06

Imagen principal de la nota

La pulga y el fideo (un cuento de fútbol)

La vida es eso que pasa mientras miramos la pantalla del celular. Y si no lo creen, fíjense nomás lo que le pasó a José María, el protagonista de esta historia: se perdió de jugar a la pelota con Messi y con Di María por no levantar la vista de esa hipnótica pantalla.

Para chicas y chicos de 6 años en adelante.

Usando el celular en la escuelaJose (en realidad se llamaba José María, pero todos le decían Jose, sin el acento en la e) vivía pendiente de lo que ocurría en la pantallita de su celular. Desde que le regalaron ese teléfono lo llevaba con él a todos lados. Las charlas con sus amigos se llevaban a cabo por Whatsapp, aunque estuvieran a medio metro de distancia uno de otro. Se habían vuelto inseparables, Jose y su celu. Pero, cuando entraba a clases, estaba obligado a apagarlo y a guardarlo. Si no, la profe se lo quitaba y no se lo devolvía hasta la hora de salida (ya le había ocurrido unas cuantas veces).

Un día, saliendo del colegio, Jose iba caminando a su casa como todos los días. Y, también como todos los días, su vista no estaba fija en el camino como debía ser, si no que estaba fija en la pantalla de su celu, por la que pasaban videos, fotos de sus amigos, publicaciones de Instagram y demás. En cada calle que cruzaba, algún ciclista, motociclista o automovilista le gritaba alguna grosería como para llamarle la atención y que mirara por dónde camina, "que te van a levantar por el aire, abombado", le gritaban.

Pero a Jose no le importaba nada y seguía con su vicio. Hasta esa ocasión en que se perdió de vivir algo que podría haber sido la anécdota de su vida, de esas que las contás y nadie te las cree, pero que vos tenés la satisfacción de saber que son pura verdad.


2014-07-05

Imagen principal de la nota

Los cuentos de Julio Verne

A Jules Gabriel Verne (más conocido en nuestra lengua como Julio Verne) se lo considera uno de los padres de la ciencia ficción, si bien su obra es anterior al surgimiento formal de dicho género literario. Sus novelas causan asombro si se considera que hablan de inventos o descubrimientos que tuvieron lugar un siglo más tarde. Vale la pena leer cada una de ellas; como aperitivo, aquí acercamos algunos de sus cuentos.

En la literatura se clasifica a Julio Verne simplemente como escritor de novelas de aventuras, pero cuando se leen sus obras (o se ven las películas basadas en ellas) se nota que fue mucho más que eso; fue un visionario, y si hubiera tenido más herramientas o hubiese vivido en otro tiempo, podría haberse convertido en un notable inventor o científico.

Pensemos nomás en los hechos y los inventos que anticipó en sus novelas (para ubicarnos mejor, recordemos que su vida transcurrió entre los años 1828 y 1905):



2014-06-30

Imagen principal de la nota

Ga, gue, gui, go, gu (cuento sobre la G y las vocales)

Esta historia me la contó (palabra más, palabra menos) mi maestra de primaria para enseñarme a usar correctamente la letra G en combinación con la E y la I. La transcribo tal como la recuerdo; ¡espero que les guste!

Para alumnas y alumnos de 7 años o más

Ga, gue, gui, go, guCuenta la leyenda que hace mucho, mucho tiempo, la letra G tuvo una fuerte discusión con las letras E e I. Tan fuerte fue la discusión que, después, la pobre G nunca volvió a ser la misma.

Cada vez que estaba al lado de la E o de la I, su sonido cambiaba. Dejaba de ser suave como el pelaje de un gato, como una gota de miel o como un guante de gamuza, para volverse áspero, casi tanto como el sonido de la J en el papel de lija.


2014-06-26

Imagen principal de la nota

Tratado sobre los viajes en colectivo

Para muchos argentinos, el colectivo -también llamado "bondi" por influencia del "bondinho" usado en Brasil- es el medio de transporte que nos lleva desde nuestras casas al trabajo, o a la escuela, al club, o a la casa de un amigo. A continuación, una serie de reflexiones filosóficas sobre la fascinante experiencia de viajar en colectivo.

Para lectoras y lectores de 12 años en adelante.

Dibujo de un colectivoViajar en colectivo es una experiencia fascinante. Obviamente, no cuando esto lleva a pensar en uno mismo como una sardina envasada al natural, sino cuando, ya desde antes de subir, se ve que hay espacio suficiente para sentarse y pensar en las cuadras que pasan como si fueran años de la propia vida: algunas fugaces, otras lentas y llenas de baches, y aun otras, en las que uno cree haber tomado el ramal equivocado.

Ya desde el comienzo, la travesía se anuncia como una experiencia metafísica. La máquina de boletos ordena: “indique su destino al chofer”. Es la perfecta oportunidad para meditar sobre la predestinación y el libre albedrío: “le puedo decir al chofer cuál deseo yo que sea mi destino, pero, ¿y si estoy predestinado a algo diferente?” Claro que no todos los choferes están dispuestos a escuchar estas disquisiciones, o a esperar a que uno encuentre la respuesta en un tratado de filosofía. En mi caso personal, suelo confesarle al chofer que mi destino es llegar hasta Independencia y Lima.

Cumplida esta formalidad, viene la mejor parte: elegir en qué rincón de ese mundo de veinte asientos se desea esperar el arribo al inefable destino. Hay quienes eligen asientos delanteros, dispuestos a afrontar lo que sea; otros, enfilan seguros hacia atrás, para poder observar (sin participar) lo que ocurre en otros distritos del vehículo.

Curiosamente, siempre que podemos, elegimos sentarnos solos. Sin embargo, lo más emocionante de la experiencia de viajar en colectivo consiste en elegir un acompañante, cuando sólo quedan asientos dobles ocupados a medias. En ese momento, damos una fugaz mirada a cada rostro expectante. Igual que cuando, en la infancia, hacíamos pan y queso para elegir quién jugaría al fútbol en nuestro equipo, vemos gestos que parecen decir “elegime a mí”, y otros que más bien expresan “ni se te ocurra”. También hay gestos aparentemente indiferentes. Pero lo cierto es que cada una de esas expresiones la fabricamos nosotros, según nuestra preferencia por una u otra persona. Nos preguntamos: “¿a quién honraré con el placer de mi compañía?”

Colectivo_60
El 60, el "bondi" por excelencia.
Como ocurre en la vida, cada quien tiene su escala de prioridades para elegir a quién acompañar durante ese breve viaje. No temo dar a conocer la mía: en primer lugar, mujeres de edad inferior a la mía, preferiblemente de buen aspecto; en último lugar, dormilones babeantes y madres con bebés en brazos. Entre esos dos extremos, casi no hago distinciones.

Muchas veces, uno se encuentra formando parte del conjunto de rostros que esperan sentados la decisión de quien busca un asiento. Cuando sube nuestro acompañante ideal, ponemos nuestro mejor semblante; cuando no, tratamos de parecernos a quien (según nuestros propios parámetros) estaría al pie de la lista; por ejemplo, un dormilón babeante.

Muy de vez en cuando, ocurre el milagro: sube nuestro acompañante ideal, se deja convencer por la cara amistosa que mostramos y ocupa el lugar que le estuvimos guardando. Nuestro corazón salta de alegría, y comienza una conversación mental entre uno y su imaginación.

“Hola.”

“Hola” -contesta la voz imaginaria de la otra persona.

“Estuve guardando este asiento especialmente para vos” -pensamos con voz seductora.

Una expresión accidental (quizás) de la otra persona puede cambiar el tono del diálogo.

“¿Por qué me esquivás la mirada? ¿Acaso hice algo malo?” -reprocha uno, siempre mentalmente.

Ocasionalmente se libera un asiento que, vaya uno a saber por qué, es preferido por nuestro acompañante. En un gesto de total desprecio, la persona en cuestión se levanta y cambia de asiento, dejándonos sin otra compañía que la de un recuerdo.


También puede ocurrir que, aún ante la tentación de pasar a ocupar el asiento más cómodo y con mejor vista, esta persona sigue a nuestro lado, soportando quizás el haberse sentado encima de la rueda. Entonces, ocurre lo inevitable: alguno de los dos, en algún momento, debe bajarse.

De nuevo, puede ocurrir un milagro. Tal vez el destino nos toque el hombro a los dos en la misma esquina y, quizás, caminando hacia la puerta de atrás, nuestras manos se crucen queriendo tocar el timbre para descender.