2018-03-29

Imagen principal de la nota

El nabo gigante, de Alekséi Tolstói

El escritor Alekséi Tolstói fue quien, en el siglo XIX, escribió esta versión de la historia popular rusa del nabo gigante, ideal para contar a los chicos del kinder por su lenguaje sencillo y su carácter repetitivo y predecible.



Para niñas y niños de 2 a 5 años

El nabo gigante, de Tolstoi
Hace mucho tiempo, un anciano y una anciana vivían juntos en una vieja casa que tenía las paredes inclinadas y un gran huerto bastante descuidado.

El anciano y la anciana tenían seis canarios amarillos, cinco gansos blancos, cuatro gallinas moteadas, tres gatos negros, dos cerdos panzones y una gran vaca marrón.

Una hermosa mañana del mes de marzo, la anciana se despertó, se sentó en la cama, olió el fragante aire de primavera y dijo: ”¡Es hora de que sembremos las hortalizas!”, y el anciano y la anciana se fueron al huerto.

Sembraron arvejas y zanahorias, papas y porotos. Y por último, nabos.

Esa noche llovió -¡chop, chop!- en el huerto de la vieja casa con las paredes inclinadas. El anciano y la anciana se durmieron con una sonrisa en los labios.

La lluvia ayudaría a que las semillas se hincharan y produjeran hermosas hortalizas, muy apetitosas.

La primavera pasó y las hortalizas maduraron bajo el sol del verano. El anciano y la anciana recogieron sus zanahorias y papas, y sus arvejas, porotos y nabos. Al final de la hilera sólo quedaba un nabo por recoger.

Parecía muy grande. De hecho parecía un nabo gigante.

Una hermosa mañana del mes de septiembre, el anciano se despertó, se sentó en la cama, olió el fresco aire otoñal y dijo: “Es hora de que recojamos el nabo”.


2018-03-22

Imagen principal de la nota

Cuentos predecibles para niños de kinder

Los cuentos para chicos en edad de kinder necesitan ser breves y, sobre todo, predecibles. La repetición de hechos les permite anticiparse a la narración y recitar o cantar el contenido del cuento. A continuación detallamos las características de los cuentos predecibles para chicos de kinder, preescolar o con dificultades de lectura.


Cuentos para el kinder
Cuando los padres, familiares o maestras de kinder leen en voz alta a los niños, éstos van siguiendo visualmente las líneas, aparean las palabras habladas con las palabras escritas, ayudan a dar vuelta a las páginas, leen en voz alta los patrones de lenguaje familiares y piden que se les lean, una y otra vez, sus selecciones favoritas. Después, los niños recuerdan exactamente lo que dicen las líneas y “juegan a leer” en voz alta ante sus padres o sus amigos.


Esta inmersión en la lectura va imprimiendo en la memoria de largo término de los niños un vocabulario de lectura, además de estructuras sintácticas y narrativas. El poder de la predecibilidad también es aplicable a los alumnos con dificultades para la lectura.

El acceso del niño a lecturas predecibles desde el kinder le proporciona una inmersión en textos significativos que le permiten practicar lúdicamente la lectura.


2018-03-11

Imagen principal de la nota

La familia Junco, un cuento sobre la unión familiar (y sobre la erosión fluvial)

¿Qué puede tener que ver la erosión fluvial con la unión familiar? Es una metáfora para ilustrar cómo una familia unida puede sobrellevar mejor los problemas. Pero mejor, leamos el cuento, que sirve tanto para la clase de lengua como para la de naturales.


La familia Junco
La familia Junco
La familia Junco vivía muy tranquila en un cómodo recodo del río, muy cerquita de la orilla. La familia estaba formada por el abuelo Junco, papá y mamá Junco, y los hijos: Lorena, Sebastián y Pedrito Junco.


Había una actividad que los Junco disfrutaban mucho: hamacarse todos juntos con las olas que hacían los barcos al pasar por el río. Cada vez que escuchaban el motor de un barco acercándose, los Junco se amuchaban y esperaban a que llegaran las olas para moverse de acá para allá.

Como pasa en todas las familias, cada uno de los Junco tenía sus planes. Los de Pedrito (el menor de la familia) eran simples y de corto plazo: irse lo más rápido posible a jugar con sus amigos ni bien volvía de la escuela. Los de los hermanos mayores, Lorena y Sebastián, eran más ambiciosos: ellos querían mudarse a sus propios recodos para tener sus vidas independientes.


 
Credit top icon