2013-12-24

Recomendaciones de Los Abuelos de Cuento para esta Navidad

Los Abuelos de Cuento de San Isidro no sólo regalan sus narraciones a todo niño o niña que quiera escucharlos, sino que también recomiendan libros para leer en la época de fiestas y en las vacaciones. Aquí van algunas de sus recomendaciones y, de regalo (al final), un fragmento de "Unidos contra Drácula".


Llegan las fiestas y tras ellas se anuncian las vacaciones, un tiempo ideal para distenderse y compartir momentos de juego y ocio junto a los chicos. Los buenos libros siempre serán una opción muy apropiada para formar parte de los regalos que entregamos en navidad. Felizmente, las propuestas de literatura infantil son cada vez más variadas e interesantes, sólo se trata de no dejarnos atrapar , según dice la especialista francesa de literatura infantil, Genevieve Patte, por "libros que no son nada"; es decir por aquellos materiales que están despojados de toda poética, que no dejan huella en el lector y circulan en el mercado gracias a la publicidad; pero en su esencia son productos de consumo descartables.
Para ayudarlos a elegir los mejores libros, les enviamos algunas sugerencias que,a nuestro criterio, podrían formar parte de un menú de deliciosas lecturas navideñas y de "yapa", para comenzar el año con una sonrisa una ¡novedad imperdible! del autor Luis María Pescetti.

¡¡¡Qué los disfruten!!!.
Un clásico navideño...
Cartas de Papá Noel
R.R. Tolkien
Sugerido a partir de 7 años

R.R. Tolkien, creador de obras de alta fantasía, como ”El hobbit”, o la trilogía ”El Señor de los anillos”; también se divertía jugando con los personajes navideños. Cada mes de diciembre sus hijos, recibían una carta firmada por Papá Noel. Este personaje , inventado por el autor, tenía un ayudante, el Oso del Polo Norte, y su secretario personal el elfo Ilbereth. Los dos escribían a los niños para contarles las aventuras y peripecias padecidas por Papá Noel en su afán por viajar y llegar a tiempo con los regalos .
Cartas de Papá Noel es un compendio de preciosos y divertidos textos epistolares, al igual que las ilustraciones también creadas por J.R.R Tolkien.
Desde 1920 a 1939 no hubo ninguna navidad en que los hijos de R.R.Tolkien, no recibieran estas cartas llenas de ternura y de una inagotable fuente de imágenes, desplegadas con el inconfundible estilo de este maestro del género fantástico.

Uno de humor... bien argentino
Papanuel
Graciela B.Cabal /lustraciones: Horacio Gatto
Colección Los Caminadores. Ed.Sudamericana
Sugerido a partir de 8 años




Una historia familiar, que transcurre en el barrio de San Cristóbal. Los vecinos envidian y critican el pesebre maravilloso que todas las navidades arman la familia Cardoso. Un pesebre original y divertido, porque allí conviven el niño Jesús, los reyes magos, un gauchito de la pampa , un par de indios Siux y hasta un San Martin a caballo y por supuesto papá Cardoso.... convertido en “Papanuel “. Un cuento de navidad que nos permitirá evocar junto a los niños, nuestros recuerdos , costumbres y creencias a través del humor y la complicidad entre la ficción y la realidad cotidiana.

Una Novedad 2013
Unidos contra Drácula
Luis María Pescetti. Ilustraciones Poly Bernatene.
Editorial Alfaguara
Sugerido a partir de 9 años

Luis María Pescetti ya nos tiene acostumbrados a través de sus relatos y canciones a su mirada hiperabsurda, crítica e inteligente sobre las relaciones entre los niños y el mundo de los adultos.
"Unidos contra Drácula", es su último libro y está concebido en la misma línea que aquel otro libro imperdible "Nadie te creería". Este material , ideal para compartir entre niños y adultos es casi una antología de cuentos breves, poesías, diálogos y relatos que privilegian el juego con el lenguaje y el humor. Un ramillete de palabras inteligentes con pinceladas de de la mejor poesía del autor. No se lo pierdan !!!

Un regalo para compartir ...
Te mando
Luis María Pescetti
( Unidos contra Drácula )
Te mando un gran abrazo, dos estornudos, cuatro toses (...)
Te mando un te quiero.
Un siempre estaré
cuatro aquí estoy
cinco palmadas en tu hombro
un avión a ras del piso, un barco envuelto
un amor, un amor, un amor
que no te falte, ni que se deje atar.
No sé si coinciden las dos listas.
¿Anotaste?
No importa.



También puede interesarte:


2013-12-15

Cómo captar la atención de los más pequeños

Todo buen cuentero debe superar un nada fácil desafío: captar la atención de su público. Y cuando el público está íntegramente compuesto por "esos locos bajitos" de atención dispersa, el desafío es doble. Por suerte, en el canal de YouTube Estrella Ratón Pérez nos enseñan técnicas para captar y mantener la atención de los más pequeños, como puede verse en el siguiente video:

2013-12-14

Imagen principal de la nota

El ingrediente secreto

Llegada la hora del postre, Natalia se vino de la cocina trayendo orgullosa una gran fuente de vidrio repleta de un mar de crema blanca, ondulante, semi-sólida, bordeada por una línea de caramelo color cobre, y precedida por un característico aroma de ramitas de vainilla. Mi boca se hizo agua, como siempre ocurría a la llegada del sublime postre, sin importar lo abundante que hubiera sido el plato principal. Se trataba del famoso postre de crema de la tía Mercedes –Mecha, para la familia– del que yo era un fanático consumado. Ese fanatismo me había hecho acreedor vitalicio a una de las esquinas de la fuente, esas porciones privilegiadas con doble borde acaramelado.

“Te quedó casi tan rico como a mí”, le dijo Mecha a mi hermana mitad en broma, mitad en serio. Y Nati lo tomó como un cumplido, como un reconocimiento al esfuerzo que había puesto en copiar al dedillo la receta legendaria de la tía. Pero ese “casi” era innegable. Había algo que le faltaba. Algo sutil, indescriptible, pero que a los realmente fanáticos del legendario postre de crema nos permitía detectar cuándo la preparación había estado en manos de Mecha y cuándo en manos de alguna imitadora.


2013-12-09

Imagen principal de la nota

El rey envidioso

Había una vez un rey muy apegado a sus bienes, a su castillo y a sus joyas. Vivía todo el tiempo preocupado y con miedo de que se los quitaran. Mientras hacía todo lo posible por mantener sus pertenencias a buen resguardo, veía que los pobres de su reino eran felices, y se preguntaba cómo ellos, que apenas tenían algo para comer, podían disfrutar de la vida. Entonces decidió disfrazarse de mendigo y mezclarse con los pobres para develar el misterio.

El rey envidioso
El rey y sus preciados bienes.
Salió de su castillo por unos túneles secretos que sólo él conocía, llevando su disfraz de mendigo bajo el brazo. Una vez que estuvo fuera, se puso el disfraz y dejó su vestimenta real escondida en unos arbustos. Comenzó a recorrer el pueblo y a mezclarse tímidamente entre los aldeanos, hasta que se sintió seguro de que nadie lo reconocía. Entonces llegó hasta una casa que le pareció de las más pobres del pueblo. Tocó la puerta y ésta enseguida se abrió. “Pasa, buen hombre”, dijo amablemente el dueño de casa. “No es mucho lo que tengo pero con gusto lo compartiré contigo”.

El dueño de casa era Enoch, el zapatero del pueblo, que hacía lo imposible por mantener en condiciones los desgastados zapatos de la gente, y la mayoría de las veces no cobraba nada a cambio, ya que sus clientes no tenían con qué pagarle.