2010-08-31

Imagen principal de la nota

De “Los Hollister” a “Crepúsculo”: la literatura juvenil ya no es lo que era

La saga Reckless, de Cornelia Funke, y la literatura juvenil

La evolución de la literatura para adolescentes derivó en historias de magos y vampiros lindos que constituyen verdaderos fenómenos de marketing editorial. Cornelia Funke, la escritora de "Corazón de Tinta", inició una nueva saga, denominada "Reckless".


Los Hollister van al oesteLa saga Reckless de Cornelia Funke se convierte en un nuevo objeto de deseo para los adolescentes fanáticos de la lectura. Durante los largos meses de verano de mi adolescencia, solía matar el tiempo leyendo todo lo que tenía a mano, y eso incluía a toda la colección de Astérix, algunos clásicos de Emilio Salgari, Robert Louis Stevenson, Julio Verne o Rudyard Kipling, y varios libros de la serie Los Hollister, una numerosa, ingenua y norteamericana familia que tenía por costumbre resolver toda clase de misterios. Si hoy fuera adolescente, seguramente reemplazaría a Los Hollister por las aventuras de Harry Potter o por los libros de la saga Crepúsculo, aunque pienso que no son la misma cosa.


Antes las novelas para jóvenes lectores eran simplemente eso: novelas. Ahora parecen ser fenómenos de marketing. Es el caso de la saga Reckless, de Cornelia Funke.

Portada libro Crespusculo
Quizás el quiebre lo hizo Harry Potter, cuando su magia saltó de las páginas de sus libros y asombró al mercado editorial, logrando éxitos comerciales que superaron las expectativas más optimistas. Esta magia develó el tesoro que representa el mercado de los adolescentes aficionados a la lectura, el cual se potencia con películas de cine que terminan de definir un negocio formidable. Si Jerry West (o mejor dicho, Andrew E. Svenson, su nombre verdadero) viviera y siguiera publicando actualmente títulos de la serie Los Hollister, tal vez éstos pasarían rápidamente a la pantalla grande, con sus personajes interpretados por cotizados actores adolescentes. Lógicamente, sus historias no deberían ser tan ingenuas como lo eran hace 60 años.


2010-08-21

Danza y cuentos en la Feria de Teatro de Castilla y León

La disciplina de la danza será el eje central de las actividades infantiles denominadas “Divierteatro” que desarrollará la organización de la Feria de Teatro de Castilla y León, que se celebrará en Ciudad Rodrigo del 24 al 28 próximos.

En esta décimo tercera edición del certamen teatral, que siempre ha acogido Ciudad Rodrigo, Cívitas Animación Teatral (entidad gestora de la feria) inculcará a los más jóvenes, de entre 3 y 16 años de edad, los valores de la danza: movimiento, expresión corporal, diferentes disciplinas de baile e, incluso habrá un taller que hará referencia a la evolución e historia de la danza.

En total, 110 personas (70 monitores, 21 ayudantes y 18 especialistas en danza) se encargarán de que el público infantil se familiariza con los bailes y sus técnicas, del 25 al 28 de agosto, a través de diferentes talleres que se celebrarán en plazas y rincones del recinto amurallado de Ciudad Rodrigo.

Habrá 5 talleres diarios de danza: danzas urbanas, que lo impartirá la compañía 37003; danzas del mundo, dirigido por la compañía vallisoletana Radalaila; una escuela de baile a cargo de la monitora Raquel Gómez, que inculcará a los pequeños algunas disciplinas como batuca o la rumba e, incluso, mostrará las técnicas de la percusión corporal; también habrá un taller destinado al aprendizaje del baile charro, que estará dirigido por la asociación El Botón Charro de Miróbriga.

2010-08-14

Imagen principal de la nota

Nacho y Dante inventan Internet

Hace unos cuantos años, más o menos en la época en que tus papás tenían tu edad, no existía Internet, no había celulares, y las computadoras no eran como ahora. Eran unos aparatos enormes que ocupaban edificios enteros. Y no servían ni para chatear, ni para jugar, ni para ver películas. Entonces, ¿qué hacían los chicos cuando salían del cole, si no podían ponerse a chatear con sus amigos y a jugar juegos en red? Fácil: se reunían en la casa de alguno, y jugaban a la pelota, a las carreras de autos, a las muñecas, a juegos de mesa, a las cartas o, si estaban cansados de todo eso, se ponían a ver la tele (que tampoco era como ahora; solamente había cuatro o cinco canales para ver).


Juego de mesa "Batalla Naval"
Nacho y Dante no eran la excepción. Eran mejores amigos, y por eso pasaban todas las tardes juntos, en la casa de alguno de los dos. Pero un día Dante se enfermó de paperas, y Nacho no podía ir a visitarlo a su casa, por que si no se iba a contagiar. Entonces no tenían más remedio que llamarse por teléfono y charlar, puesto que no podían jugar juntos. Pero ellos eran muy inteligentes, y siempre ideaban soluciones para todo. A Dante se le ocurrió que podían jugar a la batalla naval por teléfono; lo que tenían que hacer era tener un tablero cada uno, ubicar los barcos e ir diciendo por teléfono la ubicación de los disparos dirigidos hacia el tablero del otro (B4, C5, A8, y así). Ante cada disparo, el jugador atacado debía decir “agua” si no había alcanzado ningún barco, o “tocado”, en caso contrario. Pero claro, aunque Dante y Nacho eran mejores amigos, lo cierto es que los dos jugaban con la intención de ganarle al otro. Y cuando descubrieron que podían hacer trampa, la hicieron: cada vez que un tiro acertaba en un barco, el atacado mentía diciendo “agua” y trasladando silenciosamente el barco a una región aún inexplorada del tablero.


2010-08-06

Imagen principal de la nota

Trucos y técnicas para cuentacuentos

Qué sería de los cuentos si no hubiera quién los cuente, ¿verdad?

El cuentacuentos es como el músico que interpreta una partitura. La partitura puede ser una composición genial, pero si no hay un intérprete capaz de ejecutarla como es debido, toda la genialidad puesta en la composición se desperdicia.


Con los cuentos ocurre lo mismo. El escritor es quien planta la semilla del cuento, y el cuentacuentos es quien le da vida. Al igual que el músico que interpreta la partitura, el cuentacuentos debe dominar técnicas y conocer trucos para que el cuento llegue a su audiencia en su forma más pura, sin perder la esencia, el mensaje, la moraleja o lo que sea que el autor del cuento haya querido plasmar en él.

El escritor Francisco González Biedma hace un valioso resumen de las cosas que debe saber todo narrador para ser un buen contador de cuentos infantiles. A continuación transcribimos algunos párrafos:

Cómo contar cuentos infantiles
Ante todo, es importante preparar el ambiente en el que se va a narrar el cuento: iluminación, ubicación de los niños, incorporación de algún elemento (muñeco-mascota, pelota de colores, globos), quizás alguna actividad de relajación previa.


 
Credit top icon