2019-04-23

Imagen principal de la nota

Historia de la torre de Babel

La historia de la torre de Babel es una explicación bíblica acerca de cómo se originaron y diferenciaron las lenguas.


La leyenda de la torre de Babel está basada en una realidad histórica: existía en Babilonia una construcción de varios pisos llamada Etemenanki, nombre que se interpreta como "El templo de la creación del cielo y de la tierra".

La Etemenanki - La torre de Babel
Torre Etemenanki
Según historiadores y arqueólogos, la torre Etemenanki era un zigurat (templo) que constaba de siete pisos y una altura de alrededor de 90 metros.


Existen fabulosas descripciones artísticas sobre la torre de Babel, pero ningún zigurat se ha encontrado en estado íntegro y completo. Sin embargo, los antiguos documentos existentes permiten determinar que la torre tenía una base cuadrada o rectangular y constaba de siete pisos o niveles escalonados. En el último piso se erigía una capilla o templo.

El núcleo de la construcción se efectuaba con trozos de adobe secados al sol. Su revestimiento constaba de ladrillos cocidos en hornos. El templo en la cima, al que se accedía a través de escaleras adosadas a la fachada, estaba hecho con ladrillos esmaltados.

Una inscripción que data del tiempo de  Nabopolasar indica que "El gran dios de Babilonia me ha ordenado colocar sólidamente las bases de la Etemenanki hasta alcanzar el mundo subterráneo y hacer de este modo que su cúspide llegue hasta el cielo".


2019-04-09

Imagen principal de la nota

Cuentos de Papá Noel para niños cortos

Recopilamos esta serie de cuentos de Papá Noel para niños cortos, para que leas en familia en épocas de Navidad.


Por si no lo sabías, Papá Noel, también llamado Santa Claus, es ese señor de barba blanca y pelo blanco, todo vestido de rojo, que reparte regalos a todos los niños del mundo en la noche de Navidad. Cualquier persona que haga semejante proeza debe ser el protagonista de muchas historias, ¿verdad? Pues sí que lo es. A continuación te ofrecemos una selección de cuentos de Papá Noel para niños cortos, para que leas junto con tu familia mientras esperas a que lleguen tus regalos.



Un pacto con Papá Noel


Arbol de navidad con regalos
Muchos, muchos regalos.
En este, el primero de nuestros cuentos de Papá Noel para niños cortos, a Papá Noel se le presenta una complicada situación para resolver: debe lidiar con un niño enojado por que en la navidad anterior no recibió la cantidad de juguetes que esperaba.

Aunque faltaban aún unas semanas para Navidad, al Polo Norte ya habían llegado cientos de miles de cartas de niños de todo el mundo. Papá Noel estaba leyendo una tras otra, hasta que se detuvo en una que le llamó la atención. Era de Pedro, un niño de Argentina que parecía muy enojado. Protestaba por que el año anterior había recibido pocos regalos. Tanto preocupó esa carta a Papá Noel que resolvió ir a ver a Pedro en persona antes de que llegara la Navidad.

Pedro se lo encontró a Papá Noel cuando estaba llegando a su casa, de vuelta de la escuela.

-Hola Pedro. Permíteme presentarme, soy Papá Noel -la presentación no hubiera hecho falta, ya que el traje rojo, la barba blanca, el trineo y los renos hacían evidente que se trataba de él.
-¡Guau, de verdad sos vos! -dijo Pedro, asombrado.

Pero Papá Noel no tenía tiempo para charlas, por lo que sacó la carta de su bolsillo y se la enseñó a Pedro.

-Explícame esta carta, Pedro. ¿Por qué tu enojo por la cantidad de regalos que recibiste el año pasado?
-Es que quiero más juguetes -contestó el niño.
-¿Más juguetes? ¿Para qué tantos? ¿No has pensado en la gran cantidad de amigos que tienes? Ellos son más valiosos que los juguetes.

Pedro se cruzó de brazos.

-No me interesan los amigos. Los juguetes que anuncian por la tele son geniales. ¡Quiero tenerlos a todos!

Papá Noel se estrujó la barba mientras pensaba.

-Te propongo un trato -dijo al cabo de unos momentos-. Muchos otros niños me han pedido tener más amigos. Ya que a ti no te interesan, te daré un juguete por cada amigo al que renuncies, para que se lo pueda dar a otro niño.
-¡Trato hecho! -aceptó Pedro sin dudar, y extendió su mano a Papá Noel para sellar el trato.


 
Credit top icon