22 mar. 2018

Imagen principal de la nota

Cuentos predecibles para niños de kinder

Los cuentos para chicos en edad de kinder necesitan ser breves y, sobre todo, predecibles. La repetición de hechos les permite anticiparse a la narración y recitar o cantar el contenido del cuento. A continuación detallamos las características de los cuentos predecibles para chicos de kinder, preescolar o con dificultades de lectura.

Cuentos para el kinderCuando los padres, familiares o maestras de kinder leen en voz alta a los niños, éstos van siguiendo visualmente las líneas, aparean las palabras habladas con las palabras escritas, ayudan a dar vuelta a las páginas, leen en voz alta los patrones de lenguaje familiares y piden que se les lean, una y otra vez, sus selecciones favoritas. Después, los niños recuerdan exactamente lo que dicen las líneas y “juegan a leer” en voz alta ante sus padres o sus amigos.

Esta inmersión en la lectura va imprimiendo en la memoria de largo término de los niños un vocabulario de lectura, además de estructuras sintácticas y narrativas. El poder de la predecibilidad también es aplicable a los alumnos con dificultades para la lectura.

El acceso del niño a lecturas predecibles desde el kinder le proporciona una inmersión en textos significativos que le permiten practicar lúdicamente la lectura.

Características de los cuentos predecibles
Las lecturas predecibles, para ser usadas en la iniciación de la lectura en el kinder, o con niños disléxicos, suelen poseer una o más de las siguientes características:
  • Utilizan textos con un patrón repetitivo que es rápidamente captado por los alumnos. Por ejemplo, “El burro enfermo”:
A mi burro, a mi burro
le duele la cabeza.
El médico le ha dado
jarabe de frambuesas
y gotas de limón.
A mi burro, a mi burro
le duele la garganta.
El médico le ha puesto
una corbata blanca
y gotas de limón.
  • Se basan en la “cultura oral” que posee el niño y que se traduce en poemas, rimas, juegos lingüísticos, adivinanzas, rondas y cantos que él emplea naturalmente en sus variadas interacciones comunicativas.
  • Utilizan textos con patrones repetitivos acumulativos. Los cuentos la La gallinita roja y El nabo gigante constituyen claros ejemplos de dichas características.
  • Se apoyan en la correspondencia entre las ilustraciones y el contenido.
  • Usan secuencias de presentación tales como las dadas por el alfabeto, las horas, los días de la semana, los meses del año, las estaciones, los números ordinales y cardinales, etc.
A la una, mi fortuna.
A las dos, mi reloj.
A las tres, voy en tren.
A las cuatro, mi retrato.

Lunes, martes,
miércoles: tres;
jueves, viernes,
sábado: seis; y domingo: siete.
  • Se basan en contenidos familiares para el niño. Seguramente, él puede predecir las palabras del lobo en el cuento de Caperucita Roja o la secuencia con que los tres cerditos realizan la construcción de su casita con materiales progresivamente más sólidos, cuando el lobo los amenaza.
A partir de esta característica todo texto narrativo que haya sido leído al niño en forma repetida se transforma en una lectura predecible.

Todas estas características hacen que los cuentos predecibles sean diferentes de los textos típicos de kinder, o de primero y segundo año del ciclo inicial. La lectura fluye con naturalidad porque tanto el vocabulario y la sintaxis empleados, como la estructura del contenido conceptual de los libros predecibles reflejan el mundo interno del niño y su lenguaje, y permiten también que los lectores utilicen su conocimiento intuitivo acerca de las estructuras narrativas en el caso de los cuentos tradicionales.





También te puede interesar: