2021-03-23

Cómo se usan los pronombres

Para hacer un buen uso del lenguaje es necesario entender qué son los pronombres, para qué se usan y cómo se usan.

Para entenderlo mejor, veremos la definición de pronombre, las formas de usarlo, las clases de pronombres y algunos ejemplos de cómo se usan en un texto.



Qué son y cómo se usan los pronombres


Tabla de contenidos

- ¿Qué es y para qué sirve el pronombre?

- Uso correcto de los pronombres

- ¿Cómo se sustituyen elementos por pronombres?

- ¿Cómo saber cuáles son los pronombres?

- Tipos de pronombres

- Ejemplos de uso de pronombres

- Cuento con pronombres






¿Qué es y para qué sirve el pronombre?

La función del pronombre es reemplazar un elemento de una oración, que puede ser un sustantivo, un nombre o un sintagma (un grupo de palabras con una función específica dentro de la oración).

En primer lugar, debemos aprender que el pronombre se usa habitualmente para referirse a cosas, personas o animales sin mencionarlos explícitamente.

Uso correcto de los pronombres

Para aprender a usarlos correctamente los pronombres, es necesario comenzar considerando los tipos que existen, la función que desempeñan, su género y su número.

¿Cómo se sustituyen elementos por pronombres?

Existen dos formas de sustituir elementos por pronombres: sustitución pronominal y sustitución léxica

En la sustitución pronominal, los pronombres personales sustituyen al sujeto de la oración.

En la sustitución léxica se utilizan sinónimos y antónimos para evitar repetir palabras sin que se pierda la coherencia del texto y la constancia del tema del que trata. Además de sinónimos y antónimos, en la sustitución léxica se emplean otros recursos, como palabras homónimashomófonasparáfrasis o palabras generalizadoras



¿Cómo saber cuáles son los pronombres?

Para detectarlos en una oración o en un texto, debemos buscar las palabras de las listas detalladas más abajo y verificar que se estén utilizando para sustituir a otro elemento de la oración.

Aunque encontremos dentro de la oración una palabra existente en las listas, no bastará para asegurar que se trata de un pronombre. Además, necesitamos estar seguros de que se está utilizando como tal, ya que puede estar cumpliendo una función diferente. Por ejemplo, si encontramos la palabra mí (escrita con tilde), siempre deberá estar precedida por una preposición (ejemplo: esa carta es para mí). Entonces sabremos que se trata de un pronombre personal independiente, como veremos más abajo. Pero la palabra mi tiene también otros usos: si está escrita sin tilde, puede ser un pronombre personal posesivo (si está sucedida por un sustantivo) o el nombre de una nota musical.

Otro caso que puede prestarse a confusión es el de las palabras numerales (ejemplos: uno, cinco, cien). Éstas pueden usarse como adjetivos numerales (ejemplo: comí dos bananas) o como pronombres numerales (ejemplo: me ofreció bananas, y sólo comí dos).

Tipos de pronombres

Los pronombres se agrupan en distintas clases, según la función que cumplen:

Pronombres personales

Los pronombres personales son los más comúnmente utilizados. Se ubican delante de los verbos y sustituyen a las personas gramaticales. Los tipos de pronombres personales incluyen a los posesivos, los independientes (o tónicos) y los pronombres de objeto.

Pronombres personales - infografía




Los pronombres personales independientes pueden aparecer cumpliendo distintas funciones dentro de la oración: sujeto, objeto directo, complemento directo, etc. Se distinguen según la persona (primera, segunda o tercera), el número (singular o plural) y el género (masculino o femenino):

  • Número singular: yo, , él, ella. Obsérvese que "tú" y "él" llevan acento para diferenciarlos de las mismas palabras usadas como posesivos (ver más abajo).
  • Número plural: nosotros, nosotras, vosotros, vosotras, ellos, ellas.

Los posesivos indican que un objeto u objetos pertenece o pertenecen a una o más personas. Se agrupan en átonos y tónicos. Los átonos, también llamados adjetivos posesivos, van antes del nombre, mientras que los tónicos se sitúan en otras posiciones dentro de la oración. Veamos las listas de pronombres átonos y tónicos:

Posesivos átonos:
  • Poseedor singular y objeto singular: mi, tu, su
  • Poseedor singular y objeto plural: mis, tus, sus
  • Poseedor plural y objeto singular: nuestro, nuestra, vuestro, vuestra, su
  • Poseedor plural y objeto plural: nuestros, nuestras, vuestros, vuestras, sus
Posesivos tónicos:
  • Poseedor singular y objeto singular: mío, mía, tuyo, tuya, suyo, suya
  • Poseedor singular y objeto plural: míos, mías, tuyos, tuyas, suyos, suyas

Pronombres demostrativos

Hacen referencia a un sujeto mencionado previamente, dando idea de cercanía o de lejanía con respecto al elemento de la oración al que sustituyen:

  • indican cercanía: éste, ésta, esto, éstos, éstas
  • indican equidistancia: ése, ésa, eso, ésos, ésas
  • indican lejanía: aquel, aquella, aquello, aquellos, aquellas


Pronombres indefinidos

Reemplazan a un sustantivo, indicando desconocimiento de sus cualidades. A diferencia de los posesivos y de los personales, los indefinidos se refieren a cualquier sujeto indeterminado afectado por el predicado de la oración. Ejemplos de pronombres indefinidos:

  • alguno, alguna
  • alguien
  • cualquiera
  • pocos
  • muchos
  • escasos
  • demasiados
  • bastantes
  • varios
  • otros
  • tantos
  • tales

Pronombres relativos

Hacen referencia a un término ya mencionado anteriormente en la oración, con la finalidad de no repetirlo. Lista de pronombres relativos:

  • que
  • el cual
  • la cual
  • lo cual
  • los cuales
  • las cuales
  • quien
  • quienes
  • cuyo
  • cuya
  • cuyos
  • cuyas
  • donde

Pronombres numerales

Sustituyen un elemento de la oración haciendo referencia a su cantidad o al orden en que se mencionó. Lista de pronombres numerales:

  • cardinales: uno, dos, tres, cuatro, ...
  • ordinales: primero, segundo, tercero, cuarto, ...
  • fraccionarios: mitad, tercio, cuarto, ...
  • multiplicativos: doble, triple, cuádruple, ...

Pronombres interrogativos y exclamativos



Los primeros hacen referencia a sustantivos a través de preguntas, mientras que los segundos destacan una cualidad del sustantivo al que hacen referencia expresando sorpresa o emoción. Algunos pronombres exclamativos e interrogativos:

  • qué
  • cuánto
  • cuán
  • cuánta
  • cuál
  • cuáles
  • dónde
  • quién
  • quiénes


Ejemplos del uso de los pronombres

A continuación ofrecemos unos cuantos ejemplos de las distintas formas de usarlos.

Ejemplos del uso de pronombres personales

Los pronombres personales pueden cumplir diversas funciones en la oración. Pueden usarse como sujeto, como objeto directo, como objeto indirecto o como complemento circunstancial. A continuación ofrecemos algunos ejemplos de cada uso.

Ejemplos del uso de pronombres personales como sujeto

Yo me encargaré de hacer la tarea.

Ella es nuestra profesora.

Nosotros somos alumnos.

Ejemplos del uso de pronombres personales como objeto directo:

La comida está lista, la serviré.

Me diste los zapatos y los guardé en el cajón.

Aprecio tu consejo, lo consideraré.

Ejemplos del uso de pronombres personales como objeto indirecto:

Me han dicho que te llame. 

Te sugiero que obedezcas. 

Les hemos dicho mil veces que no deben hacerlo.

Ejemplos del uso de pronombres personales como complemento circunstancial:

Este regalo es para ti.

Ese libro es de ella.

Andrés ya sabe hacer todo por si mismo. 

Ejemplos del uso de pronombres posesivos:

Este cuaderno es mío.

Ese es mi cuaderno.

La casa es tuya.

El dinero es suyo.

Ejemplos del uso de pronombres demostrativos:
  • Las casas de este barrio son económicas, pero esta es costosa.
  • Aquél es el tren que nos llevará.
  • Eso no se ve muy bien.
  • ¿Te acuerdas de aquello que te conté?
Ejemplos del uso de pronombres indefinidos:
  • Elige con cuidado los lápices, algunos son muy costosos.
  • Por más que lo expliques, nadie entenderá.
  • Escuché su discurso, algo de lo que dijo es verdad.
  • Muchos están de acuerdo con las nuevas ideas.
Ejemplos del uso de pronombres relativos:
  • Soy tímido, lo cual hace que hable poco.
  • Puntuaré a los alumnos cuyos trabajos sean entregados a tiempo.
  • Él es quien me dijo que lo hiciera.
  • De todas las materias, la que más me agrada es Literatura.
Ejemplos del uso de pronombres numerales:
  • Teníamos muchos inscriptos, pero ahora sólo quedan cinco.
  • De la torta de cumpleaños sólo comieron un tercio.
  • Le permitieron tomarse una hora, pero él se tomó el doble.
  • De todas sus novelas, la mejor es la segunda.
Ejemplos del uso de pronombres interrogativos y exclamativos:
  • ¿Por qué hace tanto frío?
  • ¡Qué frío que hace!
  • ¿Cuánto tardará en venir el bus?
  • ¡Cuánto tarda en venir el bus!

Un cuento con pronombres

Compartimos un breve texto que muestra cómo pueden usarse los pronombres en un cuento. En el cuento, algunos pronombres están resaltados con un color que indica a qué tipo de pronombre pertenece. ¿Te animas a señalar los que faltan? ¿Y a responder qué tipo de pronombre representa cada color? 

El concurso literario, un cuento corto con pronombres

El concurso literario, un cuento con pronombres

A Jorgito le encantaba escribir cuentos. Un día, le propusieron participar en un concurso literario. Entusiasmado con la idea, Jorgito aceptó participar en él. Estuvo varios días pensando qué clase de cuento escribir. No se decidía si escribir un cuento fantástico o uno realista.

Finalmente decidió que un cuento realista sería la mejor opción. Sólo le faltaba decidir el tema de su cuento. Podía ser una historia de heroísmo, donde un muchacho salvaba a toda una familia de un incendio. O una historia de misterio, en la que un extraño personaje aparecía en un pueblo y se robaba las posesiones de los pobladores.

Finalmente decidió que escribiría uno de misterio. Entonces se sentó frente a su computadora y lo comenzó a escribir. Describió el pueblo, sus características, sus pobladores y los hechos misteriosos que ocurrían en él. Luego contó sobre una ocasión en la que el extraño personaje había sido visto robando una casa. Y concluyó la historia contando cómo un niño descubría al ladrón y éste era encarcelado.

Jorgito estaba muy feliz con su cuento. Pero cuando se disponía a presentarlo al concurso, cambió de parecer y decidió no hacerlo. Por que no quería que otras personas juzgaran si su cuento era bueno o malo. Estaba feliz con él y lo compartiría con sus amigos y con su familia, quienes respetarían su decisión. No le importó si el cuento era o no digno de un premio. ¡Qué feliz estaba con su decisión!

Te sugerimos leer también:













 
Credit top icon