2018-02-14

Imagen principal de la nota

¿Te ayudo con la tarea? El adjetivo

¿Querés saber qué es el adjetivo y para qué sirve? Aquí te lo explicamos en forma sencilla y te damos algunos ejemplos para que lo entiendas mejor.

Ejemplos de adjetivosLos adjetivos son palabras que modifican al sustantivo al que acompañan. En los siguientes ejemplos, los adjetivos aparecen resaltados en amarillo: cielo azul, cuarto grado, pastor alemán, edificio grande y alto. Los adjetivos informan acerca del tamaño, el origen, el color, el orden, la cantidad, entre otros rasgos, del sustantivo con el que se relacionan.

Hay adjetivos derivados y adjetivos compuestos. Los primeros pueden derivar de un sustantivo, de un verbo o de otro adjetivo. Los adjetivos que derivan de un sustantivo se forman agregando un sufijo como -oso, -al, -il, -ano, -ico, -ino, -ario, o -esco al sustantivo. Veamos algunos ejemplos:


  • Agregando -oso al sustantivo peligro resulta peligroso.
  • Agregando -il al sustantivo varón nos queda varonil.
  • Para indicar que un señor pertenece a una aldea, le agregamos -ano y nos queda aldeano.
  • Para que se me considere un caballero, tendré que usar -esco haciendo algún gesto caballeresco.
  • Todo esto sirve para la educación, entonces con sólo agregar -al resulta educacional.
  • Para indicar que algo pertenece al agua, se le agrega -ico y resulta acuático.
  • Ya que estamos, podemos hablar algo de matemáticas: a un número que representa una fracción, se le pone -ario y queda fraccionario.



Los adjetivos que derivan de un verbo se forman agregando al verbo en infinitivo un sufijo como -ble, -nte, -izo, -iza. Pasemos a los ejemplos:

  • Consideramos admirable a todo aquello que nos gusta admirar, simplemente agregándole -ble.
  • Cuando hace mucho calor sentimos que éste nos aplasta, entonces le agregamos -nte y resulta aplastante.
  • Si el piso nos hace resbalar, le ponemos -izo y nos queda resbaladizo; si no fuera todo el piso sino sólo una baldosa, en lugar de agregarle -izo le agregaremos -iza, y nos quedará resbaladiza.

Por último, los adjetivos compuestos son los más divertidos, dado que resultan de juntar dos palabras, que pueden ser dos adjetivos, o un sustantivo y un adjetivo. Ejemplos:

  • Si junto dos adjetivos como agrio y dulce, me queda agridulce.
  • Si junto un sustantivo como pelo y un adjetivo como rojo, me queda pelirrojo.

Concordancia entre sustantivo y adjetivo
El adjetivo debe concordar en género y en número con el sustantivo al que modifica. Veamos algunos ejemplos:

  • Mi amigo es divertido; tanto sustantivo como adjetivo son de género masculino y número singular. Mi amiga es divertida; en este caso, el sustantivo es de género femenino, entonces el adjetivo también lo es.
  • Los hombres son astutos; "hombres" es un sustantivo masculino y plural, entonces también lo es el adjetivo "astutos". Las mujeres son astutas; "mujeres" es un sustantivo femenino y plural, entonces también lo es el adjetivo "astutas".
Si también necesitás ayuda con los sustantivos, hacé clic acá.

También te puede interesar: