2018-07-11

Imagen principal de la nota

Cuentos para leer a los bebés en la panza

Dicen los expertos que los bebés oyen hablar mucho tiempo antes de nacer (desde la semana 20, para más datos). Por ello recomiendan hablarles, y que no sólo le hable la mamá sino también el papá, así el bebé se irá acostumbrando a sus voces, y cuando nazca, escucharlas le hará recordar a los tranquilos momentos vividos dentro de la panza. Leerle cuentos a la panza va generando la costumbre de la lectura de cuentos, la cual puede continuarse una vez que el bebé haya llegado al mundo.

Para niñas y niños en la panza de mamá.
Futura mamá leyendo un cuento a su panza

En el blog de Baby Center hacen una enumeración de los múltiples beneficios de leer cuentos a un bebé en gestación, de los cuales citamos algunos:

Es una bonita manera de estimular los sentidos del bebé y de conectarse con él.
Ayuda a que su cerebro y su intelecto se desarrollen sanamente.
Enriquece su vocabulario a futuro.
Le permite distinguir las voces de papá y mamá, aprendiendo su lengua natal.
Permite que papá se sienta parte del embarazo y pueda conectarse con el bebé.
Le enseña a reconocer las distintas modulaciones de la voz según la situación, permitiéndole entender mejor los distintos tonos cuando nazca, sabiendo (por ejemplo) si es tiempo de jugar o de dormir.


Se le trasmiten emociones positivas, algo que también ayuda al desarrollo de su cerebro.
Por medio de las palabras de los libros se puede expresar mejor lo que se siente por el bebé.
Se convierte en una tradición familiar, un paso esencial para convertir al bebé en un futuro lector.
Está demostrado que un cuento o relato que se lee al bebé en el vientre es capaz de calmarlo cuando nace; además, el bebé reconocerá lo que se le leyó y reaccionará ante esos cuentos repetidos.

¿Qué leerle a un bebé en la panza?
Se recomienda pensar en los libros que le gustaban a la futura mamá cuando era niña, y leerle esos mismos libros u otros de temática similar. A su vez, si hay hermanitos mayores, se los puede involucrar, diciéndoles que le lean sus historias favoritas al futuro hermanito menor.

Son de preferencia los libros de cuentos para los niños de preescolar (4 ó 5 años), ya que en estos libros empiezan a predominar los textos por sobre las ilustraciones. Sin embargo, los álbumes ilustrados también pueden usarse para leer al bebé, tomando las palabras o frases que acompañan a las ilustraciones en cada página para inventar historias en el momento.

La temática de los cuentos a leer al bebé en la panza debe ser del agrado de la mamá, ya que es ella quien leerá o escuchará los textos y le transmitirá al bebé las emociones que dichos textos le producen. Las siguientes son algunas sugerencias de cuentos que hablan de la llegada al mundo, y transmiten amor y confianza por medio de la voz de mamá, papá u otro familiar:

Este soy yo


Lemuel, el protagonista de este cuento, nos cuenta su historia, que empieza antes de ser concebido, cuando existía sólo en los corazones de un hombre y una mujer enamorados que se convertirían en sus padres. La historia hace referencia a las distintas fases del desarrollo en la barriga de su mamá hasta llegar a ser un neonato, en paralelo a la vida de sus padres, que leen libros sobre bebés y escuchan los latidos de su corazón.

Lemuel se sentía muy a gusto en la barriga de su madre; protegido, a salvo y comiendo estupendamente. No tenía ganas de salir y, si lo hizo, fue sólo porque el espacio allí dentro se iba reduciendo progresivamente. Su mayor preocupación era no escuchar, al salir, el latido del corazón de su madre, hasta que, por fin, volvió a estar en sus brazos.

En este cuento, la concepción, el embarazo y el parto son narrados en primera persona por el protagonista. Con un toque de humor y mucho cariño, se recorren las distintas etapas de la gestación hasta el momento del nacimiento.

P de papá

Un álbum ilustrado donde todo es sencillo, lleno de sentido, expresión y sentimiento. Un libro donde se muestran algunas de las cualidades que un padre puede tener, de una forma bastante metafórica, pues el padre puede llegar a ser desde un abrigo hasta un colchón, y todo esto se cuenta con apenas dos palabras, sin verbos y sin adornos literarios. Es decir, en todo el libro no hay ni una sola frase, solo hay dos palabras en cada página y una de ellas tiene el significado que enriquece la ilustración.

Para leer al bebé en la panza, se pueden tomar esas dos palabras y elaborar una pequeña historia sobre cómo el papá representa esas palabras.

P de papá es un libro original donde el número dos está siempre presente: dos palabras, dos personajes, dos colores… Dos es un número de complicidad y de unión. Implica que dos elementos van siempre de la mano, como el texto y la ilustración de este álbum.

Un amor tan grande

Una niña sabe que su mamá la quiere mucho, tanto que ese amor no cabe en ningún otro lugar que en el corazón de su mamá. Empieza entonces un recorrido de lugares que podrían albergar este amor tan grande.

La naturaleza es la principal protagonista de este ir y venir, de esta búsqueda de un lugar donde puede caber este amor. Una estructura acumulativa y repetitiva en la que el lugar donde puede supuestamente caber este amor se hace siempre más y más grande. Empezamos con el sombrero de un elefante, pasando por la barriga de una ballena, hasta llegar al sol y a la luna.

Cada “lugar” es representado en una doble página y absorbe la totalidad de la narración, acompañándose de un texto breve.

¡Sólo una madre es capaz de querer tanto, un amor tan grande solo cabe en el corazón de mamá!
Así se cierra el álbum dejándonos una sensación de plenitud, de amparo, de serenidad. Haciéndonos entender también cómo el amor maternal es igual en toda circunstancias, es siempre presente, no conoce límites, no conoce una forma que no sea la del mismo amor.

El mundo al que vienes

Al nacer llegas a un mundo lleno de cosas sorprendentes e increíbles. Hay animales, árboles, casas altas, bajas, nubes, nieve y… cosas que dan un poco de miedo. Pero lo mejor de todo son tu familia y tus amigos, que te esperan con una gran sonrisa. Un sencillo argumento con el que la ilustradora Carmen Queralt realiza un álbum lleno de originales y desenfadadas imágenes. Este libro también te dará su particular bienvenida, llena de pequeñas sorpresas que te encantará descubrir.

El libro está lleno de llamativas ilustraciones, con ventanas que se abren y dejan ver sus sorpresas, que transmiten ternura y emoción. Ideal para guardarlo y regalárselo al niño cuando sea un poco más grande y esté en condiciones de recordar la experiencia vivida cuando su mamá se lo leía antes de nacer.

Duerme negrito


Duerme negrito es, además del título de este libro, una canción popular sudamericana, cantada originalmente como denuncia social de la esclavitud. Según Atahualpa Yupanqui, su origen se remonta a la zona fronteriza entre Venezuela y Colombia. Los versos expresan con ternura el sentimiento de una madre que después de trabajar duramente, le canta a su bebé cada noche para que se duerma, arropándolo entre sus brazos.

Paloma Valdivia ilustra esta versión de la canción con figuras geométricas y mucho colorido, y escribe una letra llena de sentimientos, vivencias y sobre todo, mucho amor, mientras acuna a su bebé.

Letra de "Duerme negrito"


Duerme, duerme negrito
Que tu mama esta en el campo
Negrito
Duerme, duerme negrito
Que tu mama esta en el campo
Negrito
Te va a traer codornices para ti
Te va a traer muchas cosas para ti
Te va a traer carne de cerdo para ti
Te va a traer muchas cosas para ti
Y si negro no se duerme
Viene diablo blanco
Y sale comen la patita
Yakapumba Yakapumba
Apumba Yakapumba Yakapumba Yakapumba
Duerme, duerme negrito
Que tu mama esta en el campo
Negrito
Duerme duerme negrito
Que tu mama esta en el campo
Negrito
Trabajando
Trabajando duramente
Trabajando, si
Trabajando y no le pagan
Trabajando, si
Trabajando y va cosiendo
Trabajando, si
Trabajando y va de luto
Trabajando, si
Pal negrito chiquitito
Trabajando, si
Pal negrito chiquitito
Trabajando, si
No le pagan, si
Duramente, si
Va cosiendo, si
Va de luto, si
Duerme duerme negrito
Que tu mama esta en el campo
Negrito
Duerme duerme negrito
Que tu mama esta en el campo
Negrito


También te puede interesar: