2019-09-21

Imagen principal de la nota

“Flowy”, un cuento sobre responsabilidad, compromiso y amistad

Flowy es una flor, bella, tímida y temerosa, que descubre la amistad cuando Lucía decide llevarla a su casa para encargarse de sus cuidados. Entonces ambas comienzan la aventura de crecer juntas, aprendiendo a ser mejores amigas. En esa aventura aprenden, también, sobre responsabilidades y compromiso.

Portada libro Flowy
Lucía y Flowy, amigas para siempre
Es genial tener amigos, para compartir con ellos juegos y aventuras, ¿verdad? Pero hay que tener en cuenta que conservar a los amigos requiere un poquito de trabajo. No mucho; sólo hay que asumir la responsabilidad de cuidar a las amistades. Eso es lo que aprendió Lucía cuando adoptó a Flowy, una preciosa flor que se convirtió en su mejor amiga.


Lucía le enseñó a Flowy a bailar, a jugar a las escondidas, a disfrazarse de hada y de princesa. Y Lucía también aprendió algo: que debía regar a Flowy todos los días para que se mantuviera saludable y feliz.

La historia de Lucía y de Flowy resulta ideal para que los niños aprendan sobre responsabilidades y compromiso, y sepan que la amistad requiere ciertos cuidados para mantenerse viva por siempre. El libro es adecuado para niños que recién comienzan a leer, o bien para leerles en voz alta a los que aún no leen por sí mismos. Sus 23 páginas hermosamente ilustradas y escritas en letra cursiva alcanzan justo para que los niños escuchen el cuento completo antes de que los venza el sueño.


Flowy es el segundo capítulo de la serie “El mundo de Lucía”, que cuenta con nueve tomos, todos ellos escritos por Gilberto Mariscal e ilustrados por María Jesús Jiménez Miranda (Chuwy, para los amigos).

Flowy y Lucía jugando hadas y princesas
Flowy y Lucía, hadas y princesas
Gilberto es de esos escritores que se levanta todas las mañanas con muchas ganas de escribir. A veces lo hace, a veces no. En ocasiones le gusta lo que ha escrito, en otras no tanto. Pero siempre intenta que sus historias sean alegres, divertidas, y que estén llenas de imaginación, fantasía y optimismo. Chuwy aplica el mismo criterio a sus ilustraciones, habiendo llenado con sus obras los catálogos de bancos de imágenes tales como Istockphoto y Getty Images.


Sobre Lucía... mejor dejemos que nos lo cuenten los autores del libro:

Lucía es una niña pizpireta que un día le pidió a su madre que dibujara el cuento que la noche antes les había contado su padre a ella y a su hermana pequeña antes de dormir. Aunque al principio su madre tenía dudas (“¡Son muchos dibujos!”, se quejó), la niña no sólo la convenció de hacerlo, sino que además consiguió que la dibujara en el cuento llevando su lindo vestido rojo con lazo a juego (su preferido), y también ¡tirándose por un arcoíris como si fuera un tobogán!

Te sugerimos leer también:

Cuentos sobre la muerte para niños: “Tonino, el niño astronauta”

Reseña de "Navidad con los abuelos", de Sandra Jaramillo Botero

“Viaje al centro de la tierra”, de Julio Verne, en edición infantil ilustrada




 
Credit top icon