2010-10-16

Imagen principal de la nota

¡No queremos más Halloween!

ada año, cuando empezaba el mes de octubre, Laurita se ponía de mal humor. La tele se llenaba de películas de terror. Sus programas y dibujos animados favoritos pasaban capítulos especiales de noche de brujas, que eran siempre iguales. Y ni hablar de los anuncios publicitarios... juguetes, galletitas, figuritas, postres, todo se teñía de negro y anaranjado (los colores de Halloween). ¡Qué insoportable! Tampoco entendía por qué esa costumbre de los chicos de disfrazarse y salir por las casas vecinas pidiendo golosinas y amenazando con castigos en caso de no recibirlas.

Lo malo era que ella parecía ser la única a la que no le interesaba Halloween.

Un día, cansada de tanta halaraca por esa celebración que le era ajena, decidió averiguar mejor de qué se trataba. Investigando un poco en Internet, aprendió que el origen de Halloween no era nada divertido: tenía que ver con brujería de verdad y cosas que daban miedo en serio.

“Claro, a los chicos les gusta asustarse”, pensó Laurita, “pero siempre y cuando sepan que el susto es de broma y nada más. ¡Habría que darles un susto de verdad para que se les pasen las ganas de festejar Halloween!”.

Un día, durante una charla con su maestra de matemáticas de la escuela, Laurita comentó su desagrado por Halloween y su idea de darles a los chicos un susto, pero de verdad. Entonces, la maestra le preguntó:

–¿Cuáles son las cosas que más te asustan? No hablo de fantasmas, brujas ni monstruos. Hablo de cosas que te dan miedo en serio.

Laurita pensó un momento y le contestó:

–Las cosas que más me dan miedo son los exámenes difíciles, como los de matemáticas... ah, y también el dentista... ¡y las inyecciones!
–¿Y qué te parece si les damos a los chicos un susto de verdad, combinando esas tres cosas, así de paso aprenden una lección? –dijo la maestra con una sonrisa pícara, la cual enseguida contagió a Laurita.

Maestra y alumna trazaron un plan, el cual pusieron en práctica inmediatamente. Laurita comenzó a hacer correr el rumor de que a todo niño que se disfrazase en la noche de brujas o que saliera a pedir golosinas a los vecinos, le ocurrirían cosas horribles. Claro, al principio nadie le creyó, pero se aseguró de que a todos los chicos les llegara el rumor, enviando mensajes por correo electrónico y publicando en Internet supuestas historias de niños a los que, luego de haber festejado noche de brujas, les habían tomado exámenes dificilísimos, les habían salido caries en todos los dientes y los dentistas les habían debido aplicar múltiples inyecciones para poder curarlos.

Pasó Halloween y, como era previsible, los chicos ignoraron el rumor que había hecho correr Laurita. Se disfrazaron y salieron a pedir golosinas como si nada.

Pero el primer día de clases después de la noche de brujas, la maestra de matemáticas les tomó a los chicos un exámen sorpresa (que de todos modos pensaba tomar en algún momento) y explicó a la directora la necesidad de enviar una nota a todos los padres, sugiriendo que envíen a sus hijos al dentista, ya que, por el excesivo consumo de golosinas debido a Halloween, era recomendable que todos los chicos controlaran sus dentaduras. La directora, agradeciendo a la maestra por el consejo, no tardó en incluir la nota en todos los cuadernos de comunicaciones.

Así fue como casi todos los chicos, después de haber pasado por un dificilísimo exámen de matemáticas, se encontraron en sus casas con la noticia de que debían acudir al dentista.
Al menos dos partes del terrible augurio se cumplieron para todos los chicos. Y los que realmente tenían caries, sufrieron también la tan temida inyección.

La historia acerca de los terribles castigos que recibían los niños que festejaban Halloween se hizo popular y se transformó en leyenda, y hasta fue creciendo en años subsiguientes. Fue así como los chicos comenzaron a dudar seriamente si debían o no disfrazarse y salir a pedir golosinas durante las noches de brujas.

1 comentario:

  1. La brujería no dá tregua a los famosos. Ahora apareció un brujo, Jaime del Río, en un programa de una locutora argentina de nombre Nazarena Vélez, quien asegura "Olga Garaventa me contrató para que le haga un amarre a Sandro para lograr el casamiento".



    El ilustre desconocido fue entrevistado por la conductora de un programa de FM La Isla de Buenos Aires. El tristemente célebre desconocido brujo, se desbocó al poner, supuestamente, al descubierto que la hoy viuda del famoso cantautor argentino, Sandro de América, Olga Garaventa era una de sus clientas más asidua y que le habría encargado "trabajos".



    El desconocido personaje Jaime del Río, ingresa ahora al mundo de la botana mediática de la mano de Vélez pero el curandero de baja monta fue más allá y añadió "me contrató varios trabajos para casarse con Sandro y para que Mario Aresi no la despidiera (?)". Lo cierto es que el Brujo de Garaventa habría extorsionado a la viuda " me pidió diera un millón de dólares por el silencio de algo que jamás ocurrió".



    El Brujo Jaime del Rio - Sandro y Olga

    Mexdf.Independient.Press, medio de investigaciones de temáticas esotéricas, no registra al brujo Jaime como alguien de relevancia en el mundo del ocultismo iberoamericano. El ignoto parapsicólogo inicia su camino a la "fama" bajo la lupa judicial por presunta extorsión grave en perjuicio de Olga Garaventa quien adelantó "ya está todo en manos de mis abogados, Jaime del Río me está extosionando"



    A modo de información MexDf.Ind.Press, cuenta en sus registros con nombres de esoteristas e investigadores famosos de Argentina como Guillermo Capellán, mundialmente conocido como El Concejal Esotérico de Salta, al Dr. Antonio Las Heras (Parapsicólogo), Horangel (Astrólogo), Jaime Press (Sanador) y otros menos relevantes. Entre ellos, pudimos contactar a Don Zodiac Guille (Guillermo Capellán) quien se encontraba en México y pudimos dialogar con él.



    Escudo de Don Zodiac Guille

    "Cuando estube en España por un tema similar, fui contundente con el Brujo de Paris Hilton por un supuesto trabajo de vudu a Cristiano Ronaldo en lo que se había involucrado la periodista Sara Carbonero y llevó a la fama al vidente Pepe de Málaga. Fuí sarcástico, lo lamento, pues dije que le quedaba "poco hilo en el carretel" al brujo cuyo nombre era José Ruiz. Salvando distancias la Sra. Nazarena Vélez hizo lo mismo con su brujo local"



    El Brujo Pepe de Málaga (José Ruiz)

    "Olga Garaventa pudo que lo haya visitado a Jaime del Río, pero no por las razones por las que la habría extorsionado. Me inclino a pensar que podría haberlo consultado para que lo ayudara a Roberto Sánchez (Sandro de América) por temas de salud. Jamás por lo que estos tipos llaman "amarres". Lamento tanto que la Sra. Vélez (Nazarena) lo haya entrevistado, esto le traerá consecuencias , en un principio beneficiosas, pero luego entrará en un periodo de infortunios. Pobre Nazarena (Vélez), no sabe en lo que se metió"



    Paris Hilton

    "Una anticipo puedo hacer con respecto al Sr. Jaime del Río: mansillar la figura de un personaje de la historia popular como Sandro de América, amado por todo el mundo, ha sido un error. El esoterismo es algo delicado y dificil de aceptar pues ninguna Goecia trae buenaventura. Hay una Ley Compensatoria, ordenada por Un Único Dios que pone todo en su lugar. Si Jaime del Río es un verdadero ocultista lo tendría que saber"



    Ley de Compensación Ecuménica

    Lo que pasó con El Brujo Pepe (ya muerto), lo que está pasando con Paris Hilton y lo que habrá de suceder con ellas (Sara Carbonero incluida) no son presagios buenos. La Sra. Garaventa ni la memoria del cantante merecen este flagelo" concluyó Don Zodiac Guille.

    ResponderEliminar