Imagen principal de la nota

Respuestas a los acertijos



El problema de los 35 camellos

En realidad no hay trampa, o en todo caso, la única trampa es la que hizo el finado padre de los tres árabes al repartir su herencia de la forma en que lo hizo –la mitad para el mayor, un tercio para el del medio y un noveno para el menor–, puesto que dejó parte de la herencia sin dueño (un dieciochoavo de la herencia, para ser más precisos).


Beremís, “el hombre que calculaba”, captó enseguida que la herencia estaba repartida en forma incompleta, e ideó una forma de quedarse con ese “vuelto”: el número 35 no es divisible por 2, ni por 3, ni por 9; pero el número 36 sí es divisible por esos tres números, con lo cual, para poder hacer la correcta división, sólo faltaba añadir un camello. Y teniendo los 36 animales, el dieciochoavo de la herencia que no tenía dueño constaba exactamente de dos ejemplares, los cuales Beremís reclamó con toda justicia.



Respuesta: ¡La adivinanza!



Adivinanzas con acertijos

Patos en el corral
Dos patos (lo dicho: Tengo quince patos, metí-dos en un corral...).

Pez-ave
Anguila.

El bar
Que las mesas no son para sentarse.



Los tiempos verbales en los cuentos

Los verbos en pretérito imperfecto son los que aparecen pintados de color verde.

Los verbos en pretérito perfecto simple son los que aparecen pintados de color celeste.

Los verbos en presente son los que aparecen pintados en amarillo.



Verb tenses in short, simple stories

Past verb tenses:

Simple past tense verbs are the ones painted in green.

Simple present tense verbs are the ones painted in cyan.

Past progressive tense verbs are the ones painted in yellow.

Present verb tenses:

A) Present Progressive (Present Continuous)

B) Present Perfect Progressive (Present Perfect Continuous)

C) Simple Present

D) Present Perfect



Reglas de mb, mp, nv y nf

A continuación, las palabras con las letras faltantes:




TA M B OR







M P ANADA






N V ASE






M B ULANCIA






Tres sabios con sombreros

Para resolver el problema, el sabio que contestó correctamente usó la información que obtuvo de los otros dos sabios (que era la única con la que contaba, puesto que no podía ver a ninguno de los sombreros). Los otros sabios no contestaron nada, y con su silencio le dieron la respuesta.

¿Cómo puede ser eso? Simple: dado que el último de la fila no contestó nada, podía deducirse que los dos primeros sombreros no eran negros (de lo contrario, hubiese podido contestar inequívocamente que el suyo era blanco). Esto significaba que al menos uno de los dos primeros sombreros debía ser blanco.

El del medio tampoco contestó nada. Entonces, ¿qué pudo deducir el primer sabio con esto? Que su sombrero no era negro. ¿Por qué? Si hubiese sido negro, el segundo (sabiendo que al menos uno de los dos primeros debía ser blanco) hubiese podido deducir que el suyo era blanco, y contestarlo con certeza. Y dado que su sombrero no era negro, la única posibilidad era que fuese blanco.

Obviamente, el primero de los sabios contaba con que los otros dos fueran tan inteligentes como él...



Cómo usar la g y la j

-¿Ya reservaste los pasajes para ir a la excursión al museo de geología?
-Aún no, pero antes de ir al colegio los voy a reservar.
-Genial. ¿Qué asiento planeas elegir?
-Cualquiera junto a la ventana. Me voy, tengo que ir a preparar el equipaje.


Oraciones en voz pasiva

La oración con verbo en voz pasiva que no está resaltada en el cuento es esta:

Finalmente, el último par de cubiertos fue depositado en el plato.





 
Credit top icon