2017-02-13

Imagen principal de la nota

Poema "Amor eterno", de Gustavo Adolfo Bécquer

Un buen regalo del día de los enamorados no tiene que ser caro ni ostentoso. Solamente tiene que provenir del corazón. Por eso compartimos esta simple pero significativa pieza del genio Gustavo Adolfo Bécquer, para que cada uno/a lo regale a su media naranja.



Compartimos el poema "Amor eterno", de Gustavo Adolfo Bécquer. Es muy breve pero transmite un mensaje poderoso, por lo que resulta ideal para memorizarlo y recitárselo a esa persona especial en la que piensas durante el día de los enamorados:


Rosa San Valentín

Podrá nublarse el sol eternamente; 
Podrá secarse en un instante el mar; 
Podrá romperse el eje de la tierra 
Como un débil cristal. 
¡todo sucederá! Podrá la muerte 
Cubrirme con su fúnebre crespón; 
Pero jamás en mí podrá apagarse 
La llama de tu amor.




Te sugerimos leer también:

Amado Nervo y La gota de agua

El amor y la locura, cuento de Mario Benedetti



 
Credit top icon