2011-02-18

Imagen principal de la nota

Cuentos infantiles por la igualdad de géneros

18/02/2011

odría hablarse de cuentos feministas, pero estaría mal por que (sin intención de desencadenar un debate) pienso que tanto el feminismo como el machismo son negaciones de la igualdad de géneros. Hablando de eso, el año pasado hubo un certamen de cuentos infantiles feministas, llamado “Colorina Colorada, ya no quiero ser un hada”, organizado por las chilenas de Feministas Tramando. Me imagino cuentos en donde un pobre ceniciento es sometido a arduos trabajos hogareños, como fregar pisos y lavar ropa, hasta que logra escapar de ese yugo casándose con una gallarda princesa... pero no, dejando las bromas de lado, el jurado del concurso era genéricamente mixto, así que es de suponer que los cuentos ganadores habrán hecho hincapié en la igualdad de géneros, y no en un feminismo radical. Sería interesante poder leer alguno de los trabajos galardonados (si alguien sabe de algún sitio en Internet donde se los pueda leer, sin que ello implique infracciones de derechos de autor, nosotros agradecidos).

Lo cierto es que los cuentos clásicos infantiles no tienen ningún tipo de pudor a la hora de mostrar mujeres o niñas sumisas, encantadoras y dependientes de hombres que las rescaten de sus pesares; a veces, sólo para someterlas a otros pesares diferentes. Pero claro, en la época en que se escribieron tales cuentos, no había ninguna clase de censura ni existía siquiera el concepto de igualdad de géneros. El machismo era algo tan natural y socialmente aceptado que ni siquiera se conocía como tal (la misma inexistencia la sufrían los derechos del niño; tema tratado en este post).

Afortunadamente, la raza humana ha evolucionado algo desde aquellas épocas, y hoy el sexismo es en general desaprobado en todo tipo de material educativo o de entretenimiento destinado al público infantil. Hay una editorial, incluso, que ha llegado a destinar toda una colección de libros infantiles que podrían calificarse como “libres de sexismo”, ya que los protagonistas de sus historias no encajan en ningún estereotipo de género; dicho de otra forma, las mujeres no aparecen como frágiles y desvalidas por su sola condición de mujeres, ni los hombres aparecen como los salvadores de las mujeres por su sola condición de hombres. Esta editorial se llama Hotel Papel y la colección de libros no sexistas se denomina Violeta Infantil.

Los siguientes son algunos de los títulos que componen la colección:

  • La niña de la luna
  • Las cosas que le gustan a Fran
  • El extranjero
  • Laura aprende a volar
  • Tino y la alfombra mágica
  • Martín y la pirata Candela
  • Los doce abrigos de mamá

6 comentarios:

  1. los cuentos populares antiguos no trabajan a nivel de estereotipos sino de arquetipos, y presentan a los personajes por situaciones dificiles que luego van superando. Leanse las versiones originales de la Caperuza Roja, Barba Azul, Mujer Esqueleto, Sirenita, etc.... para que se entienda que estos cuentos lo que permitian y hacian erea entrenar el inconsciente de las niñas y niños que los escuchaban... claro que si se les lee con el filtro de "con machistas" no se les entendera en su verdadera dimensión

    ResponderEliminar
  2. Muy interesante observación... no conocía esta faceta de los cuentos populares antiguos. Muchas gracias Wayqui por el aporte!

    ResponderEliminar
  3. Muy bien dicho Wayqui!. Es una pena que hallamos olvidado tanto el sentido y el valor profundo de las historias populares originales. Olvidarlo nos ha llevado a buscar endulzamientos que en vez de mejorar vacían de sentido
    Anuk

    ResponderEliminar
  4. Hola, formo parte del colectivo Feministas Tramando, quienes organizamos el concurso nombrado más arriba. Les cuento que el concurso fue un éxito y el 29 de abril es el lanzamiento de éste, pueden enterarse de más detalles en feministastramando.cl

    Karina

    ResponderEliminar
  5. "Pienso que tanto el feminismo como el machismo son negaciones de la igualdad de géneros".
    Esta frase me produce una profunda pena. Creo que nace de un malentendido. Me explico:
    Machismo es la actitud de prepotencia de los varones respecto de las mujeres.
    Feminismo es un movimiento que exige para las mujeres iguales derechos que para los hombres.
    Como se puede comprobar, no son términos equiparables.

    ResponderEliminar