13 feb. 2017

Especial día de los enamorados: Amor eterno, de Gustavo Adolfo Bécquer

Un buen regalo de San Valentín no tiene que ser caro ni ostentoso. Solamente tiene que provenir del corazón. Por eso compartimos esta simple pero significativa pieza del genio Gustavo Adolfo Bécquer, para que cada uno/a lo regale a su media naranja.

Amor eterno, de Gustavo Adolfo Bécquer:
Rosa San Valentín

Podrá nublarse el sol eternamente; 
Podrá secarse en un instante el mar; 
Podrá romperse el eje de la tierra 
Como un débil cristal. 
¡todo sucederá! Podrá la muerte 
Cubrirme con su fúnebre crespón; 
Pero jamás en mí podrá apagarse 
La llama de tu amor.




También puede interesarte:


10 feb. 2017

Los chicos y el celu, una combinación peligrosa

Los chicos empiezan a pedir su propio teléfono celular cada vez a más temprana edad. Así como solía ser un objeto de status entre los grandes, ahora lo es entre los chicos, quienes tienen el deseo de tener un teléfono para lucirlo entre sus pares. Nos lo piden insistentemente, argumentando que "todos" sus compañeros de colegio ya tienen uno (ese "todos" significa tres o cuatro en la realidad). No debemos ceder ante la presión; hay que analizar el tema y decidir inteligentemente.

Bebé con celularHay aspectos a favor y en contra de que los chicos tengan su propio celular. A favor: que sus padres se puedan comunicar con ellos cuando no están en su compañia. En contra: de todo. Hay infinidad de estudios que destacan los efectos perjudiciales de los celulares y (la tecnología móvil en general) para la salud física y mental de los niños. Nos gustó mucho un artículo de la educadora y madre de seis Paz González, en donde se mencionan y analizan 10 razones de peso para restringir el uso de celulares y tablets en los chicos antes de los 12 años.

Aunque el aspecto a favor del uso de celulares en los chicos sea uno solo, es uno muy importante. Los chicos de padres separados lo necesitan para comunicarse con la madre o el padre cuando están con el otro; particularmente si no hay buena comunicación entre ellos. Cuando los dos padres trabajan y los chicos se quedan mucho tiempo con algún pariente (sobre todo si es un abuelo o abuela de edad avanzada) o una niñera, también es muy conveniente que tengan un teléfono móvil. Lo mismo si viajan solos a la escuela, o si pasan mucho tiempo fuera de casa, aunque estén siempre bajo supervisión responsable.

28 ene. 2017

Amado Nervo y La gota de agua

El cuento “La gota de agua que no quería perder su ‘individualidad’” pertenece al escritor mexicano Amado Nervo, a quien se califica como un prosista de gran simplicidad y eficacia, a la vez que una de las figuras más destacadas del movimiento modernista mexicano. Para nosotros es, simplemente, autor de muchas hermosas obras literarias.

Gota de rocío en una rosaA continuación transcribimos el cuento completo de Don Amado, para luego dar nuestras opiniones sobre el mismo:

Por la noche, en el verano, a partir de las doce pueden regarse los tiestos.

Se supone que a las doce –y se supone mal– nadie pasará ya bajo los balcones enmacetados de Madrid; pero si pasa, y ex abrupto un riego helado cae sobre su cabeza, ni tiene derecho a quejarse, ni vale la pena, porque el agua, aun así, es bienvenida en pleno agosto.

Las flores, “por su parte”, es indecible lo que gozan con ese riego nocturno, cuya frescura se perpetúa, sobre todo en los balcones de Luis, que miran al Poniente, hasta bien entrada la mañana.

El otro día, a las doce, sobre el pétalo aterciopelado de una rosa, como sobre la tela de un estuche, radiaba aún una gruesa gota de agua. Había pasado allí buena parte de la noche, fresca por excepción, dejándose penetrar por la luna.

19 ene. 2017

¡Aro, aro, aro! Los secretos de un buen payador

Los buenos payadores nos asombran con su maestría y su rapidez para improvisar versos con rimas complejas, que además tienen un significado y sirven como instrumento musical/poético para los contrapuntos que mantienen con otros payadores.

Figura en relieve de Santos Vega, en Caminito, La Boca, Buenos Aires
Figura de Santos Vega, en La Boca
Este verso de la segunda parte del Martín Fierro expresa sabiamente la idiosincrasia del payador:

Yo no soy cantor letrao,
Mas si me pongo a cantar
No tengo cuándo acabar
Y me envejezco cantando:
Las coplas me van brotando
Como agua de manantial.

El payador de raza no entiende de métricas, rimas, versos o estructuras. Tal como lo dice Martín Fierro, “las coplas le van brotando como agua de manantial”, y como buen artista, toda la técnica que requiere su arte le sale con naturalidad, casi sin proponérselo.

Pero para quienes no nos criamos en el ambiente payadoril, improvisar una payada es prácticamente imposible. Es por eso que debemos investigar las técnicas, las estructuras y los formatos que usan los payadores para, por lo menos, saber cómo lo hacen.