15/8/2014

Concurso literario Manuel Mujica Láinez 2014

El año pasado participamos con el cuento El ingrediente secreto, y aunque no ganamos, insistiremos y participaremos nuevamente este año. El concurso lo organiza la Municipalidad de San Isidro, no tiene restricciones en cuanto a quiénes pueden participar y otorga dos premios: el primero de $ 4000 (pesos argentinos) y el segundo de $ 2000.


Manuel Mujica Láinez
Manuel Mujica Láinez
Hay tiempo hasta el 29/08 para presentar las obras (¡falta poquito!). Así que, a inspirarse y a escribir. Las bases completas del concurso, aquí. Además de los dos premios en efectivo, que estarán acompañados de respectivas medallas y diplomas, se harán ocho menciones especiales, también con medallas y diplomas.

Para ayudar con la inspiración, transcribimos un resumen del libro "Aquí vivieron", de Manuel Mujica Láinez, una suerte de biografía imaginaria de una quinta de San Isidro.

Aquí vivieron
Historia de una quinta de San Isidro

Esta es una obra netamente porteña y fue escrita en 1949. Cuenta la historia de una quinta de San Isidro entre los años 1583 y 1924.

Con los veintitrés relatos contenidos en el libro, Manuel Mujica Láinez nos brinda la imaginaria "biografía" de un lugar de los alrededores de la Ciudad de Buenos Aires.

Para construirla, el erudito autor de las "vidas" de Miguel Cané (padre), Ascasubi y Estanislao del Campo ha sumado el conocimiento de nuestro pasado que ellas evidencian, con la poética intuición que exalta su "Canto a Buenos Aires" y con la psicológica penetración de lo más nuestro que caracteriza su obra de porteño de varias generaciones.

Hombres apasionados o burlones, mujeres amargas o frívolas desfilan por los relatos de rigurosa reconstrucción de época, y en los que las descripciones líricas prestan su fondo a las estampas de realismo robusto y las auténticas creaciones de "atmósfera" establecidas por una prosa de invariable belleza.



10/8/2014

Peter Pan, el niño eterno

La historia de Peter Pan es la de un niño que nunca crece y disfruta enormemente de embarcarse en aventuras y ejercer la protección de todos los pequeños, aconsejándoles que crean en hadas y que, aún cuando crezcan, nunca dejen de ser niños. A continuación un breve  resumen de la historia de Peter Pan, Campanilla, el Capitán Garfio y los chicos londinenses Wendy, Michael y John.


Recomendado para niñas y niños de 8 años o más.

Peter Pan VolandoWendy, Michael y John eran tres hermanos que vivían en las afueras de Londres. Wendy, la mayor, había contagiado a sus hermanitos su admiración por Peter Pan. Todas las noches les contaba a sus hermanos las aventuras de Peter.

Una noche, cuando ya casi dormían, vieron una lucecita moverse por la habitación. Era Campanita, el hada que acompaña siempre a Peter Pan, y el mismísimo Peter. Éste les propuso viajar con él y con Campanita al País de Nunca Jamás, donde vivían los Niños Perdidos.

- Campanita los ayudará. Basta con que les eche un poco de polvo mágico para que puedan volar.

Cuando ya se encontraban cerca del País de Nunca Jamás, Peter les señaló:

- Es el barco del Capitán Garfio. Tengan mucho cuidado con él. Hace tiempo un cocodrilo le devoró la mano y se tragó hasta el reloj. ¡Qué nervioso se pone ahora Garfio cuando oye un tic-tac!

Wendy Peter y Michael Peter PanCampanita se sintió celosa de las atenciones que su amigo tenía para con Wendy, así que, adelantándose, les dijo a los Niños Perdidos que debían disparar una flecha a un gran pájaro que se acercaba con Peter Pan. La pobre Wendy cayó al suelo, pero, por fortuna, la flecha no había penetrado en su cuerpo y enseguida se recuperó del golpe.

Wendy cuidaba de todos aquellos niños sin madre y, también, claro está, de sus hermanitos y del propio Peter Pan. Procuraban no tropezarse con los terribles piratas, pero éstos, que ya habían tenido noticias de su llegada al País de Nunca Jamás, organizaron una emboscada y se llevaron prisioneros a Wendy, a Michael y a John.


Para que Peter no pudiera rescatarles, el Capitán Garfio decidió envenenarlo, contando para ello con la ayuda de Campanita, hada  quien deseaba vengarse del cariño que Peter sentía hacia Wendy. Garfio aprovechó el momento en que Peter se había dormido para verter en su vaso unas gotas de un poderosísimo veneno.

Campanita Peter PanCuando Peter Pan se despertó y se disponía a beber el agua, Campanita, arrepentida de lo que había hecho, se lanzó contra el vaso, aunque no pudo evitar que la salpicaran unas cuantas gotas del veneno, una cantidad suficiente para matar a un ser tan diminuto como ella. Una sola cosa podía salvarla: que todos los niños creyeran en las hadas y en el poder de la fantasía. Y así fue como, gracias a los niños, Campanita se salvó.

Mientras tanto, nuestros amiguitos seguían en poder de los piratas. Ya estaban a punto de ser lanzados por la borda con los brazos atados a la espalda. Parecía que nada podía salvarlos, cuando de repente, oyeron una voz:

- ¡Eh, Capitán Garfio, eres un cobarde! ¡A ver si te atreves conmigo!

Era Peter Pan que, alertado por Campanita, había llegado justo a tiempo de evitarles a sus amigos una muerte cierta. Comenzaron a luchar. De pronto, un tic-tac muy conocido por Garfio hizo que éste se estremeciera de horror. El cocodrilo estaba allí y, del susto, el Capitán Garfio dio un traspié y cayó al mar. Es muy posible que todavía hoy, si viajan por el mar, puedan ver al Capitán Garfio nadando desesperadamente, perseguido por el infatigable cocodrilo.

Capitán Garfio Peter PanEl resto de los piratas no tardó en seguir el camino de su capitán y todos acabaron dándose un saludable baño de agua salada entre las risas de Peter Pan y de los demás niños.

Ya era hora de volver al hogar. Peter intentó convencer a sus amigos para que se quedaran con él en el País de Nunca Jamás, pero los tres niños echaban de menos a sus padres y deseaban volver, así que Peter les llevó de nuevo a su casa.

- ¡Quédate con nosotros! -pidieron los niños.

- ¡Vuelvan conmigo a mi país! -les rogó Peter Pan-. No se hagan mayores nunca. Aunque crezcan, no pierdan nunca su fantasía ni su imaginación. De ese modo seguiremos siempre juntos.

- ¡Prometido! -gritaron los tres niños mientras agitaban sus manos diciendo adiós.

2/8/2014

Ideas e ideales de José de San Martín

Cada 17 de agosto, para el aniversario de la muerte de José de San Martín, repetimos las mismas frases: San Martín fue el padre de la patria, el libertador de América, etc., etc., etc. Para variar, esta vez podríamos ponernos a analizar sus ideas y sus intenciones, que son bien interesantes.

José de San Mart´n
José de San Martín
Casi todo el pensamiento de San Martín es muy interesante y merece ser rescatado porque San Martín era un verdadero progresista. Su concepto de patria es algo que debemos retomar, conocer y analizar. Basta ver lo avanzado de su pensamiento recordando que mientras él pensaba en una Patria Grande, Sarmiento decía que el gran problema de la Argentina era su extensión y mientras él pensaba en el americano como el nuevo amo, Sarmiento y otros planteaban aquello de civilización o barbarie.

San Martín tenía un sentido de patria, nacionalismo y federalismo que nosotros no tenemos. No por casualidad se desempeñó sobre todo fuera de Buenos Aires. Pero siempre con un sentido de unidad y con una mirada de todo el territorio y de todos sus habitantes.

Hay muchas cosas que pueden mencionarse no sólo en base a su pensamiento, sino en base a los hechos que llevó a cabo: la conformación de un ejército que incorporaba a todo el pueblo: indios, negros, gauchos. Esto él lo hizo en tres frentes distintos y con líderes surgidos del pueblo: Martín de Güemes en el Norte, Manuel Rodríguez en Chile y Francisco Vidal en Perú. También tomó medidas de nacionalismo económico en la gobernación de Cuyo, fomentando la producción local, el mercado interno, un sistema tributario muy progresista y una política confiscadora contra los sectores más privilegiados. Lo mismo hizo en Chile y en Perú. Además, decretó el fin de la esclavitud, incorporó a los marginados como ciudadanos e iguales ante la ley, fomentó la educación popular y la atención a los desamparados, etc.

Su pensamiento es prácticamente desconocido para la mayoría de los argentinos. San Martín tenía una visión fuertemente americanista. Por ejemplo, cuando estaba en Lima con esa extraordinaria figura que fue Bernardo de Monteagudo, él decidió que todo americano partidario de la revolución independentista era por derecho natural peruano. Decía peruano como podría haber dicho argentino; lo que estaba haciendo era reconocer la nacionalidad americana como una identidad.


Él tenía una fuerte oposición con los unitarios porteños, porque sus simpatías estaban claramente dirigidas al federalismo. Ese fue el motivo principal de la decisión de Bernardino Rivadavia y de los suyos de forzar su exilio.

Como vemos, San Martín fue un gran genio político nacional, popular y americanista. Fue un republicano convencido, un defensor de la voluntad de los pueblos y de su autodeterminación.

En lugar de tener un plan individualista, tuvo una idea, un sueño colectivo, despojado de toda ambición personal de gloria, poder o fortuna. Su titánica obra no podría haberse realizado sin el convencimiento de un pueblo que la respaldara y muriera por ella: liberación o dependencia colonial.

29/7/2014

No digas frankenstein: teatro infantil y a la gorra

En estas vacaciones de invierno, en las que los argentinos nos encontramos cuidando el contenido de nuestros bolsillos aún más que lo acostumbrado, el teatro "a la gorra" (dicho de otra manera, con un precio de la entrada determinado por lo que cada uno quiera o pueda pagar) es una opción de por sí interesante.

Recomendado para chicos de todas las edades

No digas Frankenstein
El monstruo Franky y su amiga.
Cuando se buscan espectáculos "a la gorra" no se espera demasiado a cambio. Y lo que se encuentra suelen ser shows de títeres, o payasos, magos o malabaristas amateurs que ofrecen producciones modestas en cuanto a recursos, aún cuando exhiben gran talento y altos niveles de entretenimiento. En el caso de la Compañía Teatral Ismobabón y su obra "No digas Frankenstein", el hecho de ofrecer un espectáculo a la gorra no es excusa para ahorrar en recursos.

Desde hace dos años, esta obra viene cosechando éxitos en salas populares y, tal como lo dice su director, Alejandro Rumberger, la modalidad de cobro mediante gorra y a voluntad es la forma de llegar a un público amplio, con bolsillos gordos o flacos. Justamente nos encontramos en este último grupo (el de los bolsillos flacos), y el hecho de presentarse en un teatro cercano nos convenció de ir a ver esta sorprendente obra.

No digas Frankenstein
El nieto del Dr. Frankenstein e Igora.
Un músico que con una guitarra eléctrica hace toda clase de efectos aparece al costado del escenario, creando el ambiente sonoro y haciendo unas pocas intervenciones con diálogos "en off". Al iniciarse la acción, el nieto del legendario Dr. Frankenstein llega al castillo de su abuelo, con la intención de continuar el trabajo de éste y poder gritar "está vivo" al momento de animar a un monstruo construido con partes humanas. Quien habita el castillo es Igora, la ayudante del viejo científico, quien luego de limar diferencias con el nieto de su antiguo jefe, termina enamorándose de éste y ayudándolo a crear al monstruo. Y no cuento cómo sigue por que vale la pena verlo personalmente. Siendo grandes, debemos decir que disfrutamos tanto de la obra como los chicos, riéndonos, emocionándonos y aplaudiendo con las canciones.


La obra se presentará el próximo sábado 2 de agosto a las 15:00 y 17:00 en Sala Aparecidas, calle Córdoba 625, Gral Pacheco (frente a la Plaza). ¡Muy recomendable!