30 dic. 2015

La historia de los reyes magos

La historia dice que, pocos días después de que nació Jesús, varios reyes de Oriente llegaron al pesebre de Belén guiados por una estrella, para dejarle regalos al Niño. Desde ese día, todas las madrugadas del 6 de enero, los reyes magos recorren el mundo dejando obsequios para todos los chicos.

La historia de los reyes magos aparece inicialmente en la Biblia, en el Evangelio según San Mateo. En dicho texto se cuenta que, el día en que nació Jesús, llegaron a Belén unos magos (o adivinos, o astrólogos, ya que la palabra que los define originalmente es magusàioi, que tanto hace referencia a practicantes de la magia como a charlatanes) venidos desde Oriente, siguiendo una estrella que los guiaba por el camino. En el Evangelio no se mencionan reyes, ni tampoco se especifica que fueran tres, ni que se llamaran Melchor, Gaspar y Baltasar.

19 dic. 2015

Un cuento para chicos preguntones

A los chicos de entre 2 y 4 años les encanta preguntar por qué. Esa hermosa curiosidad puede volverse agotadora, pero no hay que tratar de mitigarla; por el contrario, hay que fomentarla. Editorial unaLuna propone el libro No quiero ser una rana especialmente para chicos en edad de preguntar todo.

Una rana quiere ser algo más que una rana húmeda y pegajosa. Un gato, tal vez. O un conejo. ¿Quizás un búho? Pero cuando llega un lobo, un lobo hambriento que odia comer ranas, la rana protagonista de esta historia decide que tal vez no es tan malo seguir siendo lo que es.

13 dic. 2015

"Caramelos masticables", microficción para el recreo

La editorial Hola Chicos presentó recientemente su primer libro de microficción, llamado "Caramelos masticables, microficción para saborear en un recreo". Está escrito por Martín Gardella y cuenta con ilustraciones de Galantz.

La editorial lo anuncia como un conjunto de "historias pequeñas, sabrosas, instantáneas y para todos los gustos. En ellas conviven una variedad de personajes clásicos de la literatura infantil, seres fabularios y monstruosos, superhéroes, princesas y hasta videojuegos, pero en situaciones novedosas y muy divertidas. La extrema brevedad de los textos obliga a recurrir a la enciclopedia propia del lector, para poder completar todos los detalles que el autor omitió intencionalmente, como una invitación a ejercitar la imaginación".

26 nov. 2015

Plastilino

Transcribimos un bonito cuento de la colección Jardincito que trata sobre un muñeco de plastilina al que dejaban olvidado en un estante de la salita del jardín de infantes. 

Para niñas y niños en edad preescolar

Esa mañana, los nenes del jardín trabajaron con plastilina. ¡Qué lindas cosas hicieron! Estrellas, pelotas, animalitos, flores... Pero el mejor trabajo fue un muñeco al que no le faltaba nada de nada. Marcela le había pintado larguísimas pestañas, rulitos marrones, la boca rosada y un corazón rojo en el medio del pecho. De nombre, le puso Plastilino.

Platilino, desconsoladoEl muñeco se sintió muy pero muy feliz
. Se divertía muchísimo viendo jugar a los nenes y escuchando los cuentos que leía la señorita.

La cosa empezó a andar mal cuando sonó la campana: ¡Tan tán, tan tán! Y todos, todos se fueron a sus casas, menos Plastilino.

¡Qué horror! Marcela lo dejó olvidado sobre un estante. Para colmo, ¡a oscuras!

El muñeco se sintió muy pero muy triste. Entonces, el pobrecito se largó a llorar. ¡Buaaa, buaaa, buaaa...!