26 may. 2017

Una alegoría de la vida moderna

En literatura, la alegoría es una composición con sentido simbólico, con la intención didáctica de ilustrar un concepto abstracto. En este cuento ensayamos el uso de una alegoría para representar las costumbres de la vida actual, que gira en torno a las pantallas de nuestros celulares.

El paisaje de Cilindria que ninguno de sus habitantes veLos habitantes del planeta Cilindria (llamados cilindrios) viven en pequeños cilindros blindados, con ruedas, motores y brazos mecánicos, que los aíslan individualmente y los mantienen perfectamente protegidos. No saben exactamente cuáles son los peligros que los acechan fuera de los cilindros, debido a que llevan tantas generaciones viviendo en ellos, pero entre los habitantes comentan que el aire es irrespirable y que hay extrañas criaturas dispuestas a atacarlos sin misericordia. Dentro de sus cilindros se sienten muy seguros y a salvo de cualquier amenaza.

Los cilindrios interactúan con su entorno a través de pantallas que les muestran una versión informativa de lo que hay a su alrededor. Cuando un cilindrio llega a un lugar -por ejemplo, un restaurante- en su pantalla aparece una descripción detallada del lugar (publicada por el propietario del mismo), algunas imágenes, y opiniones arbitrarias de otros cilindrios que han pasado anteriormente por el mismo lugar. El cilindrio confía plenamente en la veracidad de la información que aparece en su pantalla.

12 may. 2017

Vuelven los Abuelos de cuento al Museo del juguete

Este fin de semana, en el Museo del juguete, estarán una vez más los Abuelos de cuento deleitando a los chicos con sus historias sobre los juegos de antaño.

El sábado 13 y el domingo 14 de mayo a las 15:00, los Abuelos de cuento estarán en el Museo del juguete de San Isidro, narrando sus historias de cuando eran chicos. Esta es la descripción oficial:

Abuelo contando cuentosHistorias de juguetes y juegos de infancias se cruzan con la colección del Museo para dar lugar a recorridos narrados por los adultos mayores del Programa Abuelos de Cuento. En cada escena o ronda de relatos desplegarán una valija de objetos que, como un pequeño museo portátil, pondrán en diálogo infancias de distintas generaciones.

Actividad abierta a todo público. Sin límite de edad. No se suspende por lluvia.

Bono contribución $5


6 may. 2017

Detrás de la leyenda: la mano de Fátima

El amuleto conocido como Mano de Fátima se puso de moda hace unos años. Quienes lo usan le atribuyen la capacidad de obrar milagros o proteger contra el mal de ojo. Lo que no todos saben es que esa creencia parte de una leyenda marroquí acerca de Fátima, la hija del profeta Mahoma.

La mano de Fátima con un ojoTambién llamada Jamsa (que en árabe significa "cinco"), Jemisa o Khamsa, la Mano de Fátima es símbolo de abnegación, paciencia y lealtad. Existen al menos tres leyendas que explican el significado de este símbolo:

1. Se originó cuando Mahoma sumergió en tinta la punta de sus dedos y los estampó sobre una hoja de papel, para luego exhibirla ante sus seguidores, quienes adoptaron el dibujo como símbolo religioso.

2. Los seguidores de Mahoma, luego de la guerra de El Bedr Hanin, se quejaron ante Fátima por no tener ningún estandarte que los unificara. En respuesta, la hija de Mahoma mojó su mano en la sangre de un herido y la estampó en su velo, creando el estandarte que reclamaban los fieles.

20 abr. 2017

El origen de dos malas palabras (que por pudor no ponemos en este título)

El vocabulario soez (es decir, el conjunto de las palabrotas que conforman el “lado oscuro” de cualquier idioma) es un curioso objeto de estudio de lingüistas que, a pesar de su elevada cultura, se pasan el día hablando groserías.

Hay miles de palabrotas y cada una tiene su origen particular. Las hay recientes y las hay clásicas; estas últimas remontan su origen al latín o el griego de los años anteriores a Cristo.

PalabrotasCada palabrota tiene un significado, un origen y una historia. No vamos a promover el uso de ninguna, pero queremos destacar dos casos interesantes, pertenecientes al lunfardo argentino, que pasaron de designar a personas valientes y gallardas, a convertirse en burdos insultos. Estas palabras son: pelotudo y boludo (por favor, sepan disculpar el lenguaje).

Hace un par de siglos, estas dos palabras designaban a integrantes destacados de los ejércitos de gauchos que lucharon contra los españoles en las guerras por la independencia.

Las armas que usaban estos gauchos eran muy rudimentarias, a diferencia del moderno armamento que traían los españoles. Los gauchos usaban pelotas (piedras grandes con un surco por el que ataban un tiento), boleadoras y facones; estos últimos se ataban a cañas para improvisar lanzas. Algunos pocos contaban con antiguas armas de fuego.