18 ago. 2016

¿Te ayudo con la tarea? El sustantivo

Para entender qué y cómo son los sustantivos, lo más conveniente es aprender a identificarlos en un texto sencillo. A continuación te explicamos lo básico y te damos algunos ejemplos. 

Los sustantivos son palabras que nombran objetos, lugares, seres y sentimientos. En el siguiente texto, los sustantivos están resaltados en amarillo:

La cuchara estaba durmiendo en el cajón de los cubiertos. De pronto, un fuerte ruido la despertó; eran los tenedores que preparaban una fiesta.

Diagrama de clasificación de sustantivos
Clic en el dibujo para agrandar.
Los sustantivos tienen género y número. El género indica si el sustantivo es masculino (cajón, cubiertos) o femenino (cuchara, fiesta). La mejor forma para reconocer el género de un sustantivo es agregarle el artículo que corresponda: la cuchara; el ruido.

El número indica si un sustantivo es singular (nombra una sola cosa) o plural (nombra muchas cosas). Ejemplo: cuchara es singular y cubiertos es plural.

Sustantivos propios y comunes
Los sustantivos propios se refieren a nombres de lugares o seres en particular y siempre se escriben con mayúscula. Por ejemplo, los nombres de países son sustantivos propios: Argentina, México, Colombia. También los nombres o apellidos de personas (sean verdaderas o ficticias, famosas o desconocidas): Alejandra, Ernesto, Maradona, Campanita.

11 ago. 2016

Nasrudín y el ladrón (un cuento de humor)

En la literatura hay de todo: historias para hacernos pensar, para darnos miedo, para hacernos llorar y hasta para hacernos reír. En este último grupo se encuadran los cuentos de Asrudín, un ingenuo personaje de la tradición popular sufí, que tiene la costumbre de meterse en situaciones cómicas, casi siempre en compañía de su asno. A continuación transcribimos uno de estos cuentos.

Una noche de invierno, Nasrudín regresó a su casa con su asno cargado de valiosos libros. Como la habían dicho que por la noche los ladrones asaltaban a la gente, iba armado con una espada en cada mano. Cuando estaba a punto de llegar a casa, un ladrón le robó su asno y sus libros.

Al día siguiente, Nasrudín les contó a sus amigos cómo había sido saqueado, cuando uno de ellos le preguntó cómo había permitido que le robaran estando armado con dos espadas. Nasrudín contestó que si no hubiera tenido las manos ocupadas se habría enfrentado a él.

25 jun. 2016

Star Wars: Rogue One, el regreso de Darth Vader

Después del fiasco argumental que (a mi juicio) constituyó el episodio 7 de Star Wars (El despertar de la fuerza), los estudios Lucasfilm/Disney anunciaron que habrá una nueva película que no sigue la cronología de la saga, sino que narra un episodio intercalado entre el tercero y el cuarto.

El siguiente texto es (seguramente) el que leeremos pasando de abajo para arriba y alejándose, en letras amarillas sobre un cielo estrellado, al empezar la película:

Anuncio Star Wars: Rogue OneEl Imperio Galáctico ha terminado de construir el arma más poderosa de todas, la Estrella de la muerte, pero un grupo de rebeldes decide realizar una misión de muy alto riesgo: robar los planos de dicha estación antes de que entre en operaciones, mientras se enfrentan también al poderoso Lord Sith conocido como Darth Vader discípulo del despiadado Emperador Palpatine.

Pinta bien. Sobre todo por que vuelve Darth Vader, el villano más querido y respetado de la saga Star Wars.

20 jun. 2016

El narrador omnisciente (cuento)

Este cuento ilustra la figura literaria del narrador omnisciente, ese que todo lo sabe, todo lo ve y está en todas partes. Aunque en esta historia, quiere ser más que un simple espectador y busca la forma de participar en la acción.

Para chicas y chicos en edad escolar.

El robo al banco hubiese sido un éxito rotundo, de no ser por un pequeño detalle: yo estaba allí presenciándolo todo. Claro, también estuve cuando, seis meses atrás, el cabecilla de la banda, ese hombre frío y calculador al que llaman el Chino Méndez, pergeñó el plan para ejecutar el robo. Yo podría haber actuado antes, de forma tal que el robo ni siquiera llegara a perpetrarse, pero de ser así, no habría una historia para narrar. No me culpe; mi labor es contar historias, no salvar al mundo.

El narrador omnisciente que todo lo ve
El narrador omnisciente lo ve y lo sabe todo.
Pero volvamos a los hechos. Decía que estuve allí cuando este Méndez (que por cierto no tiene nada de chino, sino que es más bien de ascendencia boliviana, pero sus ojos rasgados le granjearon el mote de Chino; es un dato totalmente irrelevante, pero cada tanto me gusta irme un poco por las ramas para dar color al relato) ideó el plan de alquilar la casa vecina al banco para hacer un boquete y entrar a las bóvedas.