11 sept. 2012

Día del maestro

Maestro:

Enséñanos a creer en los ideales y que aquellas cosas que no se ven son también realidades.

Dinos que el amor no se ve pero se puede sentir, que la música tiene explicación, pero las melodías salen del corazón.

Enséñanos a tener esperanzas, pues todos los días sale el sol.

Enséñanos el respeto por las cosas simples y por la naturaleza.

Enséñanos a meditar, a cerrar los ojos y a imaginar a nuestro ángel guardián protegiéndonos y guiándonos.

Enséñanos todos los días a trabajar en un pequeño proyecto, siempre diferente.


Estimula nuestra creatividad con nuestros juguetes y con otros juguetes que podamos crear nosotros mismos.

Enséñanos a sonreír, que la vida es aprender a ser felices y que debemos darle un poco de alegría a todas las cosas. Que todo lo que llegue a nuestras manos o a nuestra vida, siempre debemos dejarlo mejor de lo que estaba cuando lo encontramos.

Enséñanos el valor del respeto, de la fe, de la confianza. Enséñanos a ser inteligentes y a no desdeñar los sentimientos. Enséñanos a amar y a saber que tenemos el derecho de vivir y ser lo que queramos ser.


Contenido relacionado:


Facundo o civilización y barbarie en las pampas argentinas es un libro escrito en 1845 por el educador, periodista, escritor y político argentino, Domingo Faustino Sarmiento, durante su segundo exilio en Chile. Facundo es uno de los principales exponentes de la literatura hispanoamericana. Además de su valor literario, la obra resulta fundamental por su análisis del desarrollo político, económico y social de Sudamérica, de su modernización, sus potenciales y diversidad cultural. Como lo indica su título, en el texto, Sarmiento analiza los conflictos que surgieron en Argentina una vez alcanzada la Independencia política en 1816, partiendo de la antinomia intranacional entre civilización y barbarie.