Mostrando entradas con la etiqueta siglo XIX. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta siglo XIX. Mostrar todas las entradas

2018-06-19

El hombre de jengibre

La historia del Hombre de Jengibre (The gingerbread man) es un cuento perteneciente a la literatura infantil americana. Apareció por primera vez en la edición de mayo de 1875 del St. Nicholas Magazine (una popular revista mensual para niños) en la forma de un cuento acumulativo, formado por escenas repetitivas en las que interviene un conjunto creciente de personajes (al igual que ocurre en "La gallinita roja").


Para niñas y niños de todas las edades.

Existen muchas versiones del cuento del Hombre de Jengibre. La que reproducimos a continuación fue traducida y resumida de la publicada en el sitio American Literature. Las ilustraciones datan del año 1910 y pertenecen a Robert Gastón Herbert. Luego del cuento, detallamos las enseñanzas que nos deja esta historia.


La cocinera moldea al hombre de jengibre
Aquí comienza el cuento del hombre de jengibre: había una vez una vieja cocinera que vivía en una pequeña cabaña junto al río. Un día, la cocinera entró en la cocina para hacer pan de jengibre. Tomó harina, agua, melaza y jengibre, los mezcló bien, luego agregó un poco de sal y algunas especias, y amasó una masa hermosa, lisa, de color amarillo oscuro.

Luego tomó unas latas cuadradas y las usó para cortar pasteles cuadrados para los niños pequeños. Con unas latas redondas, cortó pasteles redondos para las niñas, y luego dijo: “Haré un pequeño hombre de jengibre para el pequeño Bobby”. Entonces tomó un buen pedazo redondo de masa para hacer el cuerpo y uno pequeño para la cabeza. Estiró una parte del pedazo pequeño para hacer el cuello. Otros dos trozos formaron las piernas, con los pies y los dedos de los pies completos, y dos piezas aún más pequeñas se convirtieron en brazos, con pequeñas manos y pequeños dedos.


 
Credit top icon