4 nov. 2017

El talón de Aquiles, la espada de Damocles y la caja de Pandora

¿Quiénes fueron Aquiles, Damocles y Pandora? Se trata de personajes de la mitología y la literatura griega, cuyas aventuras o desventuras hacen las veces de metáforas que representan circunstancias de la vida diaria, de ahora y de siempre.

La mitología griega es un gran fuente de historias metafóricas que representan problemas de la vida cotidiana y que nunca pierden vigencia. La psicología hace uso de ellas para ilustrar patologías como el complejo de Edipo o el complejo de Electra. Entre las historias más nombradas aparecen la del talón de Aquiles, la de la espada de Damocles y la de la caja de Pandora. Veamos de qué se tratan.

Talón de AquilesEl talón de Aquiles
La expresión “talón de Aquiles” se utiliza para referirse al punto vulnerable o débil de algo o de alguien.

La expresión se refiere a Aquiles, héroe mitológico griego que participó en la guerra de Troya. Aquiles, hijo de Peleo y de la nereida Tetis, es uno de los personajes más famosos de la mitología griega, sobre todo por la importancia que le da Homero en la Ilíada.

Aquiles era invulnerable en todo su cuerpo salvo en su talón. De hecho, se cuenta que Aquiles murió en batalla al ser alcanzado por una flecha envenenada en el talón, de donde la expresión “talón de Aquiles” ha llegado a aludir a la única debilidad de una persona.

¿Por qué el talón era su punto débil? Según Estacio, cuando Aquiles nació, Tetis intentó hacerlo inmortal sumergiéndolo en la laguna Estigia, pero no pudo sumergir el talón, puesto que de él lo sujetaba. Es por eso que el talón quedó como el único punto vulnerable de su cuerpo. En otra versión de la historia, Tetis ungía al niño con ambrosía y lo ponía al fuego del hogar para quemar las partes mortales de su cuerpo. Fue interrumpida en estos quehaceres por Peleo, que arrancó con violencia al niño de sus manos y éste quedó con un talón carbonizado. Tetis, enfurecida, abandonó a ambos. Peleo sustituyó el talón quemado de Aquiles por la taba del gigante Dámiso, célebre por su velocidad en la carrera. De ahí que se nombrara a Aquiles como "el de los pies ligeros"

En la guerra de Troya, que se nos relata en la Ilíada, tras la muerte de su amigo Patroclo a manos del troyano Héctor, Aquiles, presa del dolor, consigue matar a Héctor y se venga cruelmente arrastrando su cadáver atado a un carro durante doce días alrededor de Troya. Tal alarde de triunfo ante el cadáver de Héctor no gustó al dios Apolo, y cuando Aquiles, ablandado por el anciano Príamo, padre de Héctor, le devuelve el cadáver de su hijo, una flecha disparada por Paris, hermano de Héctor, y que fue guiada por el mismo dios Apolo, atravesó el punto vulnerable de Aquiles, su talón derecho, causándole la muerte.

Espada de DamoclesLa espada de Damocles
La expresión “espada de Damocles” se utiliza para referirse a un peligro inminente que amenaza a una persona.

La frase alude a Damocles, uno de los cortesanos aduladores de Dionisio de Siracusa, llamado el Tirano, que vivió en el siglo IV antes de Cristo. Como Damocles pasara el día alabando las felicidad de Dionisio, éste, para persuadirlo de que no era tal, le invitó a asistir a un banquete en el que fue obsequiado como un príncipe. En lo mejor de la fiesta, levantó los ojos Dam
ocles y vio que del techo colgaba una espada desnuda, sostenida solamente por una crin de caballo. Horrorizado del peligro en el que se encontraba, pidió permiso para reitrarse, pero no lo hizo sin reconocer que la existencia del tirano no era tan feliz como él pensaba.

Caja de PandoraLa caja de Pandora
La expresión “caja de Pandora” se utiliza para señalar una acción o decisión de la que, de manera imprevista, derivan consecuencias desastrosas.

La frase tiene su orígen en Pandora, la primera mujer creada para castigar a Prometeo. Según nos cuenta Hesíodo, Prometeo había robado el fuego a los hombres y se lo había dado a los mortales. Zeus, deseoso de castigarlo, encargó a Hefesto una figura de mujer a imagen de las diosas, y se la regaló a su hermano Epimeteo, que desoyó los consejos de su hermano de no aceptar ningún presente de Zeus.

Una versión cuenta que Prometeo había conseguido encerrar en una caja todos los males, y que Pandora, movida por su curiosidad, quitó la tapadera a la caja. Los males se esparcieron por el mundo, quedando solamente dentro la Esperanza.

Otras historias
Hay otras historias, quizás no tan populares, como el hilo de Ariadna, el nudo gordiano, el caballo de Troya o el tejido de Penélope, que suman al aporte que las leyendas antiguas hacen para ilustrar nuestros problemas cotidianos.


También te puede interesar: