10 ene. 2017

¿Qué es el Clash Royale? (guía para padres)

Si tu hijo está todo el día adherido a la tablet, es muy probable que esté jugando al Clash Royale, un juego que hace furor entre los chicos. Es un juego gratuito, entretenido e inofensivo; pero ojo, por que instiga a los chicos a gastar dinero en la compra de objetos virtuales (como gemas) para avanzar más en el juego.

Clash RoyaleAunque los chicos no pueden usar tarjetas de crédito, con juegos como éste tienen a mano una forma muy sencilla de gastar el crédito de sus padres. El juego se distribuye en forma "freemium", lo que significa que no hay que pagar para adquirirlo. De esta forma consigue que muchos chicos lo instalen en su dispositivo, ya que lo pueden hacer sin necesidad de pedir a sus padres que paguen nada. Pero una vez que empiezan a jugar descubren que pueden hacer más cosas y disfrutar más del juego si compran algunos accesorios virtuales.

El juego en sí es completamente inofensivo. Pero si alguna vez les damos a los chicos los datos de nuestra tarjeta de crédito para que hagan alguna compra de accesorios virtuales, tenemos que tomar precauciones para que luego los chicos no anden haciendo compras a troche y moche sin que nos enteremos antes de ver el resumen de la tarjeta.

¿Cómo se juega?
Clash Royale combina elementos de juegos de cartas coleccionables, defensa de torre y batallas online multijugador. Cada jugador tiene un rango de nivel y trofeos. Un jugador gana una batalla al destruir más torres que su oponente, o destruyendo la "torre real" de su oponente. Al principio del juego, cada jugador recibe una mano de cuatro carta. Las cartas pueden usarse para atacar o defender.

Clash Royale ofrece a los jugadores la posibilidad de adquirir "gemas" en la tienda de cartas usando dinero real. Las gemas pueden usarse para adquirir cofres, cartas y oro. Cuando un jugador gana una batalla, debe obtener un cofre, el cual lleva un tiempo (algunas horas) para desbloquearse. Las gemas pueden usarse para acelerar la apertura, o bien para comprar un cofre.

Los cofres contienen cartas y oro, mientras que los cofres gratuitos y cofres corona contienen gemas. Los jugadores combaten a lo largo de 10 arenas (excluyendo el campo de entrenamiento), cada una de las cuales requiere una cierta cantidad de trofeos.


Los jugadores pueden formar clanes. Entre los miembros de un clan se pueden armar batallas "amistosas" que no afectan a los trofeos ni a los cofres, pero contribuyen a los logros de prácticas con amigos.

Desactivar las compras
Hay una forma para evitar que los chicos hagan compras directamente desde el juego: hay que ir a la opción Ajustes - General - Restricciones. Allí se pulsa "Activar restricciones". Luego se debe elegir un código (alguno que los papás podamos recordar pero que los chicos no lo conozcan) y confirmarlo. Luego de activar las restricciones, podremos configurar lo que está permitido comprar dentro del dispositivo. Para impedir únicamente compras dentro del juego, hay que desactivar "Compras en la App".

En la versión Android es sencillo impedir compras accidentales. Hay que entrar en el Play Store de Google, tocar el ícono del menú y seleccionar "Ajustes". Luego se toca "Pedir autenticación para realizar compras". Se selecciona una de las opciones y se siguen las instrucciones que aparecen en pantalla. Luego de esto, el niño ya no podrá hacer compras en Clash Royale si no tiene la contraseña.

Clash Royale gemas gratis
La mentira de las "gemas gratis"
Muchos sitios de Internet ofrecen supuestos trucos para conseguir gemas gratis e ilimitadas, pero son engaños para obtener seguidores en las redes sociales o para contagiar a la tablet o a la computadora de virus o malware. Debemos advertir a los chicos que no se dejen engañar por esas trampas y que acepten que la única forma de conseguir mejoras en el juego es pedirnos que se las compremos.

Hay que involucrarse
Los padres no debemos temerle a los juegos que usan los chicos. Tenemos que aprovecharlos como oportunidades para involucrarnos y participar en sus actividades., incluso jugando con ellos. En el caso de Clash Royale, podemos usar la compra de gemas como recompensa para cuando los chicos aprueban materias o se portan bien, o bien como regalos de cumpleaños, navidad, día del niño o reyes. Lo único que hay que tener en cuenta es que, una vez que se hace una compra con tarjeta de crédito en la tienda de cartas, los datos de la tarjeta quedan asociados a la cuenta del niño. Es por esta razón que conviene involucrarse y participar en los juegos de los chicos, así podremos ver que no hagan compras sin nuestro consentimiento.

Para seguir leyendo...