28 oct. 2016

El ucumar, la leyenda del hombre-oso

Las noticias recientes sobre la aparición de una criatura de extraño aspecto en la localidad de Lumbreras (provincia de Salta) revivió la leyenda sobre el Ucumar, una criatura perteneciente al folklore del Noroeste argentino.

El Ucumar, también conocido como Ucumari o Ucumare, es una criatura mezcla de hombre y oso, que algunos lo describen como un oso muy feo y con mucho pelo, con rasgos humanoides, o un hombre con aspecto de bestia, también muy peludo y con frente angosta. En las zonas boscosas del Departamento de Chuquisaca (Bolivia) se habla también del Jukumari, que por su descripción podría tratarse de la misma criatura.


Los lugareños cuentan que el Ucumar vive en cuevas y merodea los ríos y vertientes, por lo que es fácil encontrar sus pisadas, similares a las de un oso, cerca de los cursos de agua. Algunas versiones indican que es fuerte y ágil, y puede treparse a los árboles más altos.

Se lo acusa de raptar mujeres y llevarlas a vivir con él, para tener hijos. Un relato recogido en Las Lomitas (Formosa), dice que el Ucumar puede ser tambien hembra, y que en este caso rapta a muchachos para hacerse fecundar por ellos. También se dice que roba niños.

Cómo usar correctamente el subjuntivo y el potencial o condicional

Es muy común confundirse y usar verbos en potencial (o condicional) cuando corresponde usarlos en subjuntivo, y viceversa. Por ejemplo: decir "si yo haría" en vez "si yo hiciera". A continuación, las explicación de cómo y cuándo usar uno y otro.

Gaturro Nik verbos en condicional y subjuntivo 1En la escuela nos vuelven locos con los tiempos y los modos verbales, pero igual terminamos sin saber cómo usarlos correctamente. Un caso típico de error es la confusión entre el uso del modo subjuntivo y el potencial o condicional. Veamos primero para qué se usa cada uno.

El subjuntivo
Se utiliza el modo subjuntivo cuando se quiere expresar una posibilidad, una duda, un deseo, algo irreal, una opinión, o algo de lo que no se está seguro. No es un tiempo verbal, puesto que lo que se expresa en subjuntivo es una acción de la que no se puede determinar el tiempo. Comúnmente el verbo en subjuntivo está en una frase (o en una frase subordinada) que comienza con "que". Por ejemplo:

Que yo piense no significa que sea inteligente. (aquí hay dos ejemplos: 1: que yo piense 2: que sea inteligente)