17 jun. 2015

Las formas literarias y sus ejemplos

Leer lleva tiempo y esfuerzo, pero cuando leemos algo que nos gusta, no nos molesta dedicarle el tiempo y el esfuerzo que sean necesarios, ¿verdad? El problema es que no siempre sabemos de antemano si la lectura que tenemos entre manos nos gustará o no. Podemos guiarnos por un resumen, o por la extensión, el título, o por si es prosa o poesía. Pero es de mucha ayuda saber de antemano en qué forma literaria se encuadra aquello que estamos por leer. 

Formas y figuras literarias
Un libro que se convierte en mariposas.
A continuación detallamos varias formas literarias encontradas comúnmente en los libros, junto con algunos ejemplos de cada una.

Anécdota: relato corto sobre un incidente o evento particular, ocurrido en el pasado, típicamente de naturaleza interesante o divertida.
Ejemplo de anécdota breve: El rey Enrique IV de Francia debía convertirse al catolicismo para poder acceder al poder, por lo que habría dicho: "París bien vale una misa".

Autobiografía: relato de un escritor sobre su propia vida. Una biografía, por otra parte, es el relato sobre una persona contado por una tercera persona.

Caracterización: un proceso mediante el cual el escritor revela al lector la personalidad de un personaje ficticio. La caracterización no se limita a describir; además incluye aspectos subjetivos aportados por el escritor.
Ejemplo de caracterización: Mi tía tiene unos 40 años. Me gusta por que es alegre.



Cliché: una expresión que ha sido repetida y sobre-utilizada hasta tal punto que ha perdido su significancia. El uso de clichés en la escritura es un recurso del que se echa mano para adornar innecesariamente un texto.
Ejemplos de clichés: ascenso meteórico; próspero año nuevo; paladar exquisito, etc.

Connotación: expresión subjetiva utilizada para manifestar una idea mediante un texto cuyo significado literal nada tiene que ver con lo que se quiere decir.
Ejemplos de connotaciones: hace un frío de locos; ese hombre lleva una vida de perros; se me hace agua la boca.

Diálogo: conversación entre dos o más personajes en una obra literaria. El diálogo es marcado por comillas o por guiones aplicados a cada cambio del hablante.
Ejemplo de diálogo: Diálogo entre El Principito y El Zorro.


Didáctica: forma de literatura cuyo objetivo es la enseñanza.
Ejemplo de didáctica: El Jurásico, una división de la escala temporal geológica, es el sistema y período geológico central de la Era Mesozoica, que comenzó hace 199,6 ± 0,6 millones de años y acabó hace 145,5 ± 4,0 millones de años.

Epigrama: dicho, frase o poema sagaz y corto.
Ejemplo de epigrama: El gobierno puso cámaras en la ciudad, pero no son para cuidar. Solo son para saber a quién robar y no perder el tiempo con los otros.

Hipérbole: una exageración excesiva. Su finalidad es captar la atención, enfatizar lo que se quiere transmitir y conseguir una mayor fuerza expresiva.
Ejemplo de hipérbole: Por tu amor me duele el aire, el corazón y el sombrero (Federico García Lorca).

Ironía: expresión mediante la cual se da a entender exactamente lo contrario de lo que se dice. También se refiere a expresiones o situaciones que resultan incongruentes o tienen una intención que va más allá del significado directo de las palabras o acciones.
Ejemplo de ironía: Ahora que atravesamos épocas de escasez, el pan duro que estuvimos a punto de tirar, nos salvará la vida.

Mito: historia transmitida por generaciones que alguna vez fue tomada por verídica. También se refiere a creencias de las que eventualmente se comprueba su falsedad.
Ejemplo de mito: Prometeo, osado titán al que le gustaba provocar la ira de Zeus, llevó a éste a tal punto de cólera que terminó por privar a los hombres del fuego.

Parábola: historia corta que busca educar mediante una lección moral o religiosa.
Ejemplo de parábola: Parábola del hijo pródigo.


Para seguir leyendo...