13 sept. 2014

Y... ¿dónde están los signos de puntuación?

En este cuento -premiado en un concurso literario de Medellín, Colombia- los signos de puntuación son los protagonistas. Y como están muy ocupados protagonizando la historia, no pueden hacer su trabajo, que es (para resumir) facilitar la tarea a quien lee. Por eso, este cuento sirve para entender lo difícil que es leer cuando los signos de puntuación deciden tomarse el día libre.

Para alumnas y alumnos de 12 años o más

signos de puntuaciónTrizas de polvo juguetean a lo largo de los rayos solares que penetran en el salón a través de los vidrios Poco a poco va llegando la concurrencia puntos corchetes guiones signos de admiración de interrogación puntos y comas Todos llevan trajes sobrios pero elegantes Abrazos besos apretones de mano cumplidos van y vienen por doquier

Preside la singular reunión un individuo rechoncho de piernas arqueadas enfundado en un frac a quien todos se refieren como Don Paréntesis Cuando está por iniciar la disertación aparece en el umbral una joven coma vistiendo un traje negro que le ciñe desde los hombros hasta más arriba de los tobillos El contoneo voluptuoso de la dama al avanzar por el centro del recinto roba miradas arranca suspiros y cuchicheos varoniles llenos de ingenio El signo de Interrogación susurra que algún día amanecerán bajo su catre los zapatos de esta virgulilla Uno de los puntos suspensivos sonríe y le contesta con esa duda suya lo dudo

Don paréntesis llama la atención para que dejen el barullo y se concentren en el tema que no es otro que el de proponer la conmemoración del día mundial de la puntuación Un reconocimiento merecido toda vez que hemos trabajado de manera infatigable para el mejor entendimiento de la humanidad sin que nadie haya demostrado gratitud La algarabía es total El signo de exclamación en su calidad de vicepresidente se abre y propone sin más ni más esta misma fecha para la mentada celebración Los aplausos frenéticos no se hacen esperar La presidencia declara día cívico el catorce de agosto de cada año y por ende ningún signo ortográfico trabajará Firmada el acta levanta la sesión


Las comas saliendo acuerdan ir de visita a los centros comerciales El punto llama aparte a los puntos suspensivos a los seguidos y a los gemelos dos puntos y los invita a un puntiadero que él conoce El signo de admiración agrega que además es atendido por bellas y exóticas comillas en biquini Los corchetes ofrecen invitar la primera botella y sin más comentarios salen para el lugar puntos guiones signos de exclamación de admiración y corchetes Los signos de interrogación se preguntan vamos o no vamos al final salen también En el salón solamente quedan los matrimonios puntos y comas quienes deciden regresar a sus respectivos hogares Solo una de ellas lloriqueando le reprocha a su compañero el cinismo que tiene al insinuar como cualquier soltero el deseo de frecuentar un sitio de esos para quizá revolcarse con cualquier comilla simple o compuesta exponiéndose de paso a que le contagien su buena tilde

Don Paréntesis y la joven coma son los últimos en salir


Para seguir leyendo...