12 jul. 2014

La historia del fútbol y la cultura prehispánica

Ya se acerca la final del mundial. Para unos pocos (o unas pocas) es un alivio. Para el resto, implicará volver gran parte de nuestra mente a las cosas cotidianas, dejando de pensar en dónde y con quién veremos el próximo partido, qué jugadores elegirá el técnico, qué cábala adoptaremos para garantizar un resultado favorable. Desde estas páginas pensamos que, mientras dura la fiebre del mundial, viene bien ilustrarse un poco aprendiendo sobre los orígenes de este deporte que enfrenta de igual a igual a naciones de todas clases.


Wikipedia nos habla de la muy británica "Football Association", cuya fundación marcaría el momento en que se creó el fútbol tal como lo conocemos. Pero no hace mención del deporte de pelota que jugaban los aztecas y los mayas desde tiempos inmemoriales, deporte que simbolizaba la lucha universal entre el bien y el mal, y que implicaba una entrega total; tanto, que quienes perdían eran castigados con la decapitación. Esto explicaría por qué para los americanos el fútbol despierta tantas pasiones.

En este mundial, México defendió aguerridamente la tradición futbolística de su cultura prehispánica contra la "naranja mecánica" holandesa; naranja que nuestra selección albiceleste supo desmantelar hábilmente en semifinales. Hagamos honor a la selección mexicana de fútbol mencionando aspectos del deporte de pelota que practicaban sus ancestros.

Fútbol, el origen ancestral en culturas prehispánicas

Tlachtli en náhuatl, pokyab o pok-ta-pok en maya y taladzi en zapoteca. Son los nombres con que se conocía a una de las actividades sagradas en las culturas clásicas: el juego de pelotas, el cual se practicaba para conocer el designio de los dioses. El que perdía, era decapitado. Como para pensarlo dos veces antes de aceptar una invitación a jugar un partidito...

El Juego de Pelota (relacionado con el fútbol como “familiar directo” por profesionales del estudio de la Historia de la Humanidad) era practicado hace más de 3.500 años por la cultura de los Aztecas y los Mayas como un juego sagrado.

El juego de pelota simboliza la lucha entre las fuerzas opuestas del universo; es la lucha entre el bien y el mal, entre la luz y la oscuridad. La pelota en constante movimiento representa al movimiento de los astros y las fuerzas de la creación.

El espectáculo y despliegue físico eran supremos, teniendo en cuenta que era un juego de vida o muerte (literalmente) ya que el equipo derrotado no perdía sólo el partido, sino también su vida a modo de ritual de sacrificio.

Fuente: Deporte Spain