29 jul. 2014

No digas frankenstein: teatro infantil y a la gorra

En estas vacaciones de invierno, en las que los argentinos nos encontramos cuidando el contenido de nuestros bolsillos aún más que lo acostumbrado, el teatro "a la gorra" (dicho de otra manera, con un precio de la entrada determinado por lo que cada uno quiera o pueda pagar) es una opción de por sí interesante.

Recomendado para chicos de todas las edades

No digas Frankenstein
El monstruo Franky y su amiga.
Cuando se buscan espectáculos "a la gorra" no se espera demasiado a cambio. Y lo que se encuentra suelen ser shows de títeres, o payasos, magos o malabaristas amateurs que ofrecen producciones modestas en cuanto a recursos, aún cuando exhiben gran talento y altos niveles de entretenimiento. En el caso de la Compañía Teatral Ismobabón y su obra "No digas Frankenstein", el hecho de ofrecer un espectáculo a la gorra no es excusa para ahorrar en recursos.

Desde hace dos años, esta obra viene cosechando éxitos en salas populares y, tal como lo dice su director, Alejandro Rumberger, la modalidad de cobro mediante gorra y a voluntad es la forma de llegar a un público amplio, con bolsillos gordos o flacos. Justamente nos encontramos en este último grupo (el de los bolsillos flacos), y el hecho de presentarse en un teatro cercano nos convenció de ir a ver esta sorprendente obra.

No digas Frankenstein
El nieto del Dr. Frankenstein e Igora.
Un músico que con una guitarra eléctrica hace toda clase de efectos aparece al costado del escenario, creando el ambiente sonoro y haciendo unas pocas intervenciones con diálogos "en off". Al iniciarse la acción, el nieto del legendario Dr. Frankenstein llega al castillo de su abuelo, con la intención de continuar el trabajo de éste y poder gritar "está vivo" al momento de animar a un monstruo construido con partes humanas. Quien habita el castillo es Igora, la ayudante del viejo científico, quien luego de limar diferencias con el nieto de su antiguo jefe, termina enamorándose de éste y ayudándolo a crear al monstruo. Y no cuento cómo sigue por que vale la pena verlo personalmente. Siendo grandes, debemos decir que disfrutamos tanto de la obra como los chicos, riéndonos, emocionándonos y aplaudiendo con las canciones.


La obra se presentará el próximo sábado 2 de agosto a las 15:00 y 17:00 en Sala Aparecidas, calle Córdoba 625, Gral Pacheco (frente a la Plaza). ¡Muy recomendable!


20 jul. 2014

Tendrás un montón de amigos

No importa cuántos amigos diga el Facebook que tenés, siempre serán muchos más. No intentes contarlos, cualquier intento de numerarlos sería inútil, siempre estarías olvidando a alguno.

Símbolo Kanji de la amistad
No les des mucha importancia a esas frases del estilo de “un amigo es…”, por que intentan definir lo indefinible. ¿Se puede decir, realmente, quién es amigo y quién no? Esa persona que vio que olvidabas tus llaves en el asiento del tren y corrió para alcanzártelas antes de que bajaras, ése es tu amigo. No sabes quién es, ni cómo se llama, y no volverás a verlo nunca, pero ese es tu amigo.

No trates de decidir cuáles son buenos y cuáles son malos amigos. Ni tampoco elijas entre tus amistades a los verdaderos amigos. Simplemente hay distintas clases de amigos, para distintos momentos.

A lo largo de tu vida, tendrás amigos a quienes veas casi todos los días, y otros a quienes veas muy de vez en cuando. A algunos dejarás de verlos por años, y de pronto descubrirás que siguen siendo amigos. A otros quizás nunca los veas en persona, y sean para vos apenas un ícono en un chat. Pero de todos modos serán amigos.

Tendrás amigos a quienes conociste cuando eras muy chico, y otros a quienes conociste apenas el día anterior. Con algunos recordarás huídas del colegio, con otros serán compañeros de trabajo.

Tendrás amigos de tu edad, más viejos, más jóvenes... y los de tu edad te parecerán cada vez más viejos.

Tendrás amigos con dinero, otros sin dinero. Con algunos hablarás cosas que no le contarías ni a un psicoanalista, y con otros tendrás un único tema de conversación. Con algunos tendrás un trato muy formal; con otros te agarrarás borracheras memorables.

Con algunos amigos sólo te contactarás por temas de trabajo, o de estudio, pero aprovecharán esos contactos para preguntarse cómo andan, cómo está la familia, cómo van piloteando la vida.

Con algunos amigos llorarás, a otros darás consuelo y te darán consuelo. Con algunos te pelearás, y luego te reconciliarás.

Algunos amigos sabios te darán buenos consejos, y otros te llevarán por el mal camino. Y aún otros harán ambas cosas.

Tendrás amigos de cuatro patas, que moverán la cola y ladrarán o maullarán (o harán algún otro ruido) cuando vuelvas a tu casa. Tendrás amigos que te dirán “papá” o “mamá”, y otros a quienes les dirás “papá”, “mamá”, “hermano”, “hermana”, “tío”, etc. Tendrás una amiga o amigo especial, que será a quien primero veas al despertar.

No importa cuántos sean, ni importa cómo sean. Lo importante es que estén; aunque no estén siempre, pero que estén, y que cuenten con vos para que también estés.

Que tengan un muy feliz día, amigos. Cuenten conmigo.

19 jul. 2014

¿Por qué el 20 de julio es el día del amigo?

Cuando llega el 20 de julio nos acordamos de lo importantes que son nuestras amistades, y buscamos la forma de celebrarlo, ya sea encontrándonos, o simplemente llamándonos o enviándonos mensajes para que nuestros amigos o amigas sepan que estamos. Todos los días deberíamos celebrar la amistad, aunque elegimos un día en especial para poner una marca en el calendario y que en esta fecha, sí o sí, recordemos el valor de nuestras amistades.

día del amigoEn realidad hay muchos días del amigo. En distintas partes del mundo se eligieron distintas fechas por distintos motivos. En particular, en Argentina, Brasil y Uruguay se eligió el 20 de julio por que se conmemora el día en que el hombre llegó a la luna, en el año 1969.

En Bolivia, se celebran dos fechas, primero el 23 de julio de cada año y después el 21 de septiembre, por ser el comienzo de la primavera y por celebrarse el día del amor y de la juventud.

En Chile no tiene existencia oficial. A lo largo de los años han habido varios intentos para establecerlo: primer viernes de octubre (por san Francisco de Asís), 14 de febrero (como día de los enamorados y de la amistad), pero no han tenido eco duradero en la población. El último intento, comenzado en 2010, busca establecerlo el 20 de julio. Aunque está siendo promovido fuertemente por cadenas de restaurantes, no presenta mayor aceptación que los intentos previos.

Pese a que muchos en España aseguran que el día internacional del amigo es el 20 de julio, en ningún calendario de fiestas español aparece una celebración con tal motivo.

En Colombia, se celebra el tercer sábado de marzo desde el 2012. El 14 de febrero se empieza a hacer más común y acogedor para la celebración del día de San Valentín o día de los enamorados, por lo que se dejaría de celebrar el día de la amistad en ese día.

En Estados Unidos, el primer domingo de agosto se celebra el International Friendship Day.

Las celebraciones en Paraguay tienen su origen en la Cruzada Mundial de la Amistad fundada en este país en 1958. Desde este año, se ha fijado el 30 de julio como Día de la Amistad. En 2011, el 30 de julio fue declarado Día Internacional de la Amistad por las Naciones Unidas.

En Perú, por iniciativa de un grupo de peruanos que viajaron a Argentina en el 2004 y vieron los festejos del día del amigo en dicho país, y buscando fomentar los valores peruanos de la amistad verdadera, se gestó a comienzos de abril de 2009 un movimiento social a favor de institucionalizar el día del amigo en Perú. El día del amigo se celebra en Perú a partir del 2009 el primer sábado de julio a partir de una iniciativa de la empresa de cervecería Backus y Johnston.

En Venezuela, México, Perú, Ecuador y República Dominicana, el 14 de febrero se celebra el día del amor y la amistad.

14 jul. 2014

El Sombrerón y otras leyendas de Guatemala

Las leyendas guatemaltecas están muy ligadas a la cultura maya, aunque por influencia de quienes se ocuparon de contarlas y transmitirlas de boca en boca, adquirieron elementos "importados" de Europa. Una de estas leyendas es la de un personaje misterioso llamado Sombrerón o Tzitzimite. A continuación, un resumen de dicha leyenda.

Para niñas y niños de 6 años o más.

El SombrerónSe cuenta que hace muchos pero muchos años, existió una joven muy hermosa y buena llamada Celina. Tenía los ojos negros y grandes y el pelo largo y ondulado. Todos la admiraban.

Una tarde, aparecieron en la esquina de la casa de Celina cuatro mulas amarradas. Pasaron por allí dos vecinas y una de ellas dijo: "¡Qué raro! ¿No serán las mulas del sombrerón?". "¡Dios nos libre!" dijo la otra, y salieron corriendo.

A esa hora, Celina comenzaba a dormirse porque ya se sentía muy cansada. Entonces comenzó a oír una música muy bonita y una voz muy dulce que decía: "eres palomita blanca como la flor de limón, sino me das tu palabra me moriré de pasión"

Desde ese día, todas las noches, Celina esperaba con alegría esa música que sólo ella escuchaba. Un día no aguantó la curiosidad y se asomó a la ventana y cual siendo la sorpresa, ver a un hombrecillo que calzaba botitas de piel muy brillante con espuelas de oro, que cantaba y bailaba con su guitarra de plata, frente a su ventana.

Desde entonces, Celina no dejó de pensar en aquel hombrecito. Ya no comía, sólo vivía esperando en momento de volverlo a escuchar. Ese hombrecito la había embrujado.

Al darse cuenta los vecinos, aconsejaron a los padres de Celina que la llevaran a un convento para poderla salvar, porque ese hombrecito era el "puritito duende". Entonces Celina, fue llevada al convento donde cada día seguía más triste, extrañando las canciones y esa bonita música. Mientras tanto el hombrecito se volvía loco, buscándola por todas partes.

Por fin la bella Celina no soportó la tristeza y murió el día de Santa Cecilia. Su cuerpo fue llevado a la casa para velarlo. De repente se escuchó un llanto muy triste. Era el sombrerón, que con gran dolor llegaba a cantarle a su amada: "ay... ay... mañana cuando te vayas voy a salir al camino para llevarte el pañuelo de lágrimas y suspiros"

Los que vieron al sombrerón cuentan que gruesas lágrimas rodaban mientras cantaba: "estoy al mal tan hecho que desde aquí mi amor perdí, que el mal me parece bien y el bien es mal para mí". Toda la gente lloraba al ver su sufrimiento. Y cuentan que para el día de Santa Cecilia, siempre se ven las cuatro mulas cerca de la tumba de Celina y se escucha un dulce canto: "corazón de palo santo ramo de limón florido ¿por qué dejas en el olvido a quien te quiera tanto?"

Y se dice que el sombrerón nunca olvida a las mujeres que ha querido.


Otras leyendas populares guatemaltecas:

El Tzitzimite y las mulas del Zapote

El puente de los esclavos

La Tatuana

13 jul. 2014

¡Vamos Argentina! Hay que salir a jugar

Llegó la hora. Hay que dar el último paso. El más difícil. Hay que salir a jugar, a pasarla bien, sin pensar en resultados. Sin pensar en otra cosa más que, pase lo que pase, cuando termine el partido, estaremos orgullosos.

Vamos ArgentinaTenemos enfrente a una máquina de hacer goles. A una máquina efectiva, fría, que vapuleó a cuanto rival se le puso delante, que humilló sin miramientos al dueño de casa, dejándolo confundido y mareado.

Mostrémosle lo que puede un equipo que es puro corazón. Mostrémosle lo que se logra cuando se trabaja en conjunto, por un objetivo común, disfrutando del orgullo de formar parte del equipo. Salgamos a la cancha con una sonrisa de confianza. Esperemos al rival orgullosos de llevar puestos los colores del cielo.

Juguemos. Que sea una fiesta. Preparemos las banderas, los gorros y las cornetas. Como dijo el Papa Francisco: "Hagan lío, salgan a las calles". Jueguen. Pásenla bien, y sepan que, al final, estaremos orgullosos.

Vamos Argentina

12 jul. 2014

La historia del fútbol y la cultura prehispánica

Ya se acerca la final del mundial. Para unos pocos (o unas pocas) es un alivio. Para el resto, implicará volver gran parte de nuestra mente a las cosas cotidianas, dejando de pensar en dónde y con quién veremos el próximo partido, qué jugadores elegirá el técnico, qué cábala adoptaremos para garantizar un resultado favorable. Desde estas páginas pensamos que, mientras dura la fiebre del mundial, viene bien ilustrarse un poco aprendiendo sobre los orígenes de este deporte que enfrenta de igual a igual a naciones de todas clases.


Wikipedia nos habla de la muy británica "Football Association", cuya fundación marcaría el momento en que se creó el fútbol tal como lo conocemos. Pero no hace mención del deporte de pelota que jugaban los aztecas y los mayas desde tiempos inmemoriales, deporte que simbolizaba la lucha universal entre el bien y el mal, y que implicaba una entrega total; tanto, que quienes perdían eran castigados con la decapitación. Esto explicaría por qué para los americanos el fútbol despierta tantas pasiones.

En este mundial, México defendió aguerridamente la tradición futbolística de su cultura prehispánica contra la "naranja mecánica" holandesa; naranja que nuestra selección albiceleste supo desmantelar hábilmente en semifinales. Hagamos honor a la selección mexicana de fútbol mencionando aspectos del deporte de pelota que practicaban sus ancestros.

Fútbol, el origen ancestral en culturas prehispánicas

Tlachtli en náhuatl, pokyab o pok-ta-pok en maya y taladzi en zapoteca. Son los nombres con que se conocía a una de las actividades sagradas en las culturas clásicas: el juego de pelotas, el cual se practicaba para conocer el designio de los dioses. El que perdía, era decapitado. Como para pensarlo dos veces antes de aceptar una invitación a jugar un partidito...

El Juego de Pelota (relacionado con el fútbol como “familiar directo” por profesionales del estudio de la Historia de la Humanidad) era practicado hace más de 3.500 años por la cultura de los Aztecas y los Mayas como un juego sagrado.

El juego de pelota simboliza la lucha entre las fuerzas opuestas del universo; es la lucha entre el bien y el mal, entre la luz y la oscuridad. La pelota en constante movimiento representa al movimiento de los astros y las fuerzas de la creación.

El espectáculo y despliegue físico eran supremos, teniendo en cuenta que era un juego de vida o muerte (literalmente) ya que el equipo derrotado no perdía sólo el partido, sino también su vida a modo de ritual de sacrificio.

Fuente: Deporte Spain


10 jul. 2014

Los #maschefacts en los cuentos

No podíamos dejar de hacer un pequeño aporte al furor por las hazañas de Javier Mascherano:

Maschefacts Javier Mascherano
¡Gracias Masche!
  • Cuando el príncipe se disponía a subir a la torre para despertar a la Bella Durmiente, Mascherano le dijo: "hoy te convertís en héroe".
  • Cuando Cenicienta huía desesperada del baile, Mascherano la interceptó y le sacó limpiamente la zapatilla de cristal, sin hacerle foul.
  • La tortuga estaba cansada, la liebre iba a ganar, pero vino Mascherano, se subió a la tortuga al hombro y la dejó junto a la línea de llegada.
  • Ulises se ataba al mástil de su barco para no tentarse con el canto de las sirenas, mientras sus hombres se tapaban los oídos por el mismo motivo. Entretanto, Mascherano se asomaba por la borda y les gritaba piropos.
  • Mascherano entró a Mordor pateando la puerta principal, gritando: "Sauron, decime qué se siente".

6 jul. 2014

La pulga y el fideo (un cuento de fútbol)

La vida es eso que pasa mientras miramos la pantalla del celular. Ese aparatito endemoniado roba nuestra atención, impidiéndonos mirar a otras personas a los ojos y haciéndonos pasar por alto las cosas más importantes. Eso es justo lo que le pasó a Jose, el protagonista de esta historia.

Para chicas y chicos de 6 años en adelante.

Usando el celular en la escuelaJose (en realidad se llamaba José María, pero todos le decían Jose, sin el acento en la e) vivía pendiente de lo que ocurría en la pantallita de su celular. Desde que le regalaron ese smartphone lo llevaba con él a todos lados. Las charlas con sus amigos se llevaban a cabo por Whatsapp, aunque estuvieran a medio metro de distancia uno de otro. Se habían vuelto inseparables, Jose y su celu. Pero, cuando entraba a clases, estaba obligado a apagarlo y a guardarlo. Si no, la profe se lo quitaba y no se lo devolvía hasta la hora de salida (ya le había ocurrido unas cuantas veces).

Un día, saliendo del colegio, Jose iba caminando a su casa como todos los días. Y, también como todos los días, su vista no estaba fija en el camino como debía ser, si no que estaba fija en la pantalla de su celu, por la que pasaban videos, fotos de sus amigos, publicaciones de Facebook y demás. En cada calle que cruzaba, algún ciclista, motociclista o automovilista le gritaba alguna grosería como para llamarle la atención y que mirara por dónde camina, "que te van a levantar por el aire, abombado", le gritaban.

Pero a Jose no le importaba nada y seguía con su vicio. Hasta esa ocasión en que se perdió de vivir algo que podría haber sido la anécdota de su vida, de esas que las contás y nadie te las cree, pero que vos tenés la satisfacción de saber que son pura verdad.

Resulta que había unos chicos jugando un picado en la misma calle por la que iba Jose. Los equipos estaban desparejos, así que, al verlo pasar caminando, le dijeron si no quería jugar. Pero Jose, aunque le gustaba jugar a la pelota, casi que ni contestó, y en cambio siguió mirando un video en su celu. De pronto un auto dobló la esquina. Era un auto lujoso, con los vidrios oscuros, impecable, último modelo. Todos los chicos gritaron "auto", menos uno, que tenía la pelota picando delante suyo y no podía esperar para clavarla en el ángulo imaginario de ese arco también imaginario. Le pegó una patada memorable, con tan mala suerte que la pelota salió dirigida como un misil contra el espejito lateral del auto, que se desencajó de su soporte y quedó colgando como un cuerpo sin vida.

El auto se detuvo en seco. Los chicos esperaron lo peor. Jose seguía mirando su celu sin enterarse de nada. Los chicos se preparaban para emprender una huída desesperada, cuando del auto bajaron dos caras conocidas. Muy conocidas, sólo que estaban con ropa "sport", en lugar de llevar la camiseta de la Selección. Eran Messi y Di María, La Pulga y El Fideo.

Messi y Di MaríaNo podía ser. Los chicos se acercaron despacio, con miedo de que la rotura del espejito redundara en una reprimenda general, pero con la necesidad de corroborar si esos dos eran realmente quienes parecían ser. Eran. No podía ser, pero eran. Angel se acercó al espejito y lo calzó de vuelta en su lugar. Después lo miró a Lionel y le dijo que estaba bien, que no se había roto. Iban a entrar de nuevo en el auto pero los chicos ya los habían rodeado, sin salir de su asombro. Uno de ellos le acercó la pelota tímidamente a Messi. Los dos cracks se miraron sonriendo, y se pusieron a jugar. Uno para cada equipo, obviamente, como si fuera un encuentro entre Barcelona y Real Madrid. Desplegaron toda su magia, poniendo pases a los pies como sólo ellos saben hacerlo, para que los autores de los goles fueran los chicos. Terminaron atajando y se comieron algunos goles, para demostrar que también son humanos.

Jose seguía caminando hacia su casa, la vista fija en su celular. No había terminado de cerrar la puerta de entrada a su casa, cuando vio en el Facebook de Edu, uno de sus amigos, una foto de Messi y Di María jugando un picado en una de las calles de su barrio. Jose sonrió. "Este Edu", pensó, "es un genio del Photoshop".



5 jul. 2014

Los cuentos de Julio Verne

A Jules Gabriel Verne (más conocido en nuestra lengua como Julio Verne) se lo considera uno de los padres de la ciencia ficción, si bien su obra es anterior al surgimiento formal de dicho género literario. Sus novelas causan asombro si se considera que hablan de inventos o descubrimientos que tuvieron lugar un siglo más tarde. Vale la pena leer cada una de ellas; como aperitivo, aquí acercamos algunos de sus cuentos.

En la literatura se clasifica a Julio Verne simplemente como escritor de novelas de aventuras, pero cuando se leen sus obras (o se ven las películas basadas en ellas) se nota que fue mucho más que eso; fue un visionario, y si hubiera tenido más herramientas o hubiese vivido en otro tiempo, podría haberse convertido en un notable inventor o científico.

Pensemos nomás en los hechos y los inventos que anticipó en sus novelas (para ubicarnos mejor, recordemos que su vida transcurrió entre los años 1828 y 1905):

También habló de cosas que aún no se han hecho realidad, pero teniendo en cuenta sus antecedentes, podemos confiar en que lo harán. En el cuento En el siglo XXIX: la jornada de un periodista americano en el 2889 Don Julio habla de medios de transporte que alcanzan los 1.500 kilómetros por hora.



Wikipedia nos acerca algunos datos sobre la obra de Don Julio que vale la pena destacar:


Sus personajes siempre fueron héroes, hombres buenos en la escala social. Frente al Verne conservador impuesto por su editor Hetzel y por su educación como hijo de un abogado católico y de un tiempo en que el antiguo régimen se tambalea, no es de extrañar su inicial defensa del statu quo, postura que con el tiempo se irá atemperando hasta dar paso a concepciones radicalmente opuestas a las sugeridas en sus primeras páginas, merced a sus contactos con círculos socialistas y anarquistas. El Verne filorevolucionario se deja ver en una de sus obras menos difundidas, quizás por su simpatía por la causa revolucionaria, Matias Sandorf (1885), donde narra la experiencia de un rebelde ante la tiranía austrohúngara.

Además de sus novelas y sus obras de teatro, realizó varios relatos cortos (los links, al final de esta nota).

Clasificación de su obra
Las obras de Verne se pueden agrupar en tres períodos: Descubrimiento, Madurez y Desencanto.

Descubrimiento
La pluma de Verne presenta rasgos de innovación, con ideas frescas y héroes progresistas que sueñan con descubrir nuevos mundos y llegar a donde nadie ha llegado en beneficio de la humanidad, desde los polos en Las aventuras del capitán Hatteras , el centro de la Tierra (Viaje al centro de la Tierra ) e incluso hasta la Luna (De la tierra a la luna).

Madurez
Verne comienza a escribir de una manera más seria, con héroes más humanos (Strogoff, Sinclair, Fogg), siendo capaz de escribir su mayor éxito literario en una novela llena de vida como La vuelta al mundo en 80 días , pero también parece que algunas ideas se agotan retomando las anteriores (El país de las pieles ) e incluso llevándolo a escribir (quizá por presión de sus editores) obras no del todo propias (Los quinientos millones de la Begún ).

Desencanto
Los problemas en la vida del autor (su nunca feliz matrimonio, la enfermedad de su sobrino, su mala relación con su hijo) llevan a un Verne cansado, a escribir relatos fríos y sombríos, cambiando su idea de que el ser humano iba a progresar con base en la ciencia a una donde ve a los seres humanos consumidos por ella y por el capitalismo. En este periodo tiene su inclusión más de lleno en la ciencia ficción con El secreto de Wilhelm Storitz , y también tiene tiempo de escribir agradables continuaciones de sus historias, en El secreto de Maston , y de las de otros autores, en La esfinge de los hielos , continuación de Las aventuras de Arthur Gordon Pym de Edgar Allan Poe.


Ahora sí, los links a los cuentos de Julio Verne:

Un drama en los aires
Un drama en México
Un expreso del futuro


También hay shopping de libros:



Para seguir leyendo...