16 mar. 2013

La familia Topo y Don Lirón (Anónimo)

Una fábula clásica que enseña que, cuando se actúa de mala fe con el prójimo, no se recibe nada bueno a cambio.

Recomendado para niñas y niños de 5 años o más.

Muy cerca de la guarida de Don Lirón vivía la familia Topo. Un día el menor de los Topos llamó a la puerta de Don Lirón, diciendo:

–Buenos días señor Lirón. Dice mi mamá que le preste un kilo de harina para preparar una torta.

Don Lirón accedió de mala gana a la petición del pequeño Topo. Aunque era tacaño, los Topos lo habían ayudado muchas veces, así que se sintió obligado a corresponder.

Al rato volvieron a escucharse golpes en la puerta de Don Lirón. Era otra vez el Topito que en esta ocasión solicitaba medio kilo de azúcar. Don Lirón, molesto por la impertinencia, le entregó en su lugar –y sin advertirle– medio kilo de sal.

Horas más tarde se presentaron, a las puertas de Don Lirón, mamá Topo y toda su familia para darle un abrazo por su cumpleaños. Dijeron:

–¡Feliz cumpleaños, vecino! Acepta por favor esta torta.

Don Lirón tomó la torta y la comió con ganas, pero casi le dio un infarto cuando advirtió que la torta estaba salada.


Moraleja: no engañes pues, tarde o temprano, serás engañado (¡y no seas tacaño!)

Hacé click en la oreja para escuchar el cuento (pista 2):