8 oct. 2012

Recursos para Cuentacuentos

La llegada del lenguaje oral a los chicos que escuchan un cuento puede verse potenciada por el uso de recursos visuales y materiales. Es útil que, para estos casos, la narración del cuento se efectúe entre dos personas, de forma tal que una de ellas se encargue del relato, dando el énfasis que merece la narración, y la otra se encargue de los recursos que complementan el cuento.

A continuación, algunas ideas para contar cuentos con la ayuda de técnicas tales como papiroflexia, globología (o globoflexia) y marionetas.

Papiroflexia
Se cuentan los cuentos mientras se va plegando el papel, construyendo con él los diferentes personajes y objetos que componen la historia. Por ejemplo, en el cuento “El rey que perdió su corona”, se parte de la figura base de una corona y, mediante el plegado del papel, se van haciendo aparecer los diferentes personajes. En el siguiente video se puede ver esta técnica en acción:



Otro video, enfocando específicamente en la tarea de la papiroflexia:



“Terror en el parque”, una historia de miedo para contar con ayuda de las figuras de papel:




Globología o Globoflexia
Los globos resultan muy atractivos para los chicos, por eso la globología es una sólida base para contar cuentos.

Para el cuento “La flor de la princesa” se debe aprender a crear las siguientes figuras con globos: espada, caballo, flor y labios. El cuento en cuestión, aquí.

Video de un cuento reforzado con el accionar de una globóloga:




Marionetas
La acción del cuento se representa mediante muñecos o marionetas, que pueden prepararse usando papel de diario, medias, platos descartables, retazos, frutas o vegetales, cajas de cereales, etc. Para que la actividad sea más participativa, es conveniente que las marionetas sean fabricadas por los propios chicos.


El cuento de la bruja Babayaga, contado con marionetas, primera parte:



Segunda parte:



Una interesante alternativa al uso de marionetas es el teatro de sombras. No se requiere tanto trabajo para la creación de las marionetas, pero sí se requiere cierta preparación del ambiente en el que se contará el cuento, para que el efecto de sombras sea efectivo. Concretamente, el salón deberá estar en semipenumbras.

Para realizar un teatro de sombras, se prepara un marco o bastidor de madera y se cubre con muselina o papel blanco transparente. Las siluetas con los personajes o escenas del cuento se recortan en cartón o cartulina gruesa de color oscuro, preferiblemente negro. A cierta distancia del teatro, el cuentacuentos pondrá una linterna o bombilla, la cual hará posible que la figura se proyecte a través del lienzo o papel.

Para seguir leyendo...