24 dic. 2012

Un cuento de Navidad, de Charles Dickens

La clásica historia del avaro Scrooge, en versión resumida. La versión completa, aquí.

Scrooge era de puño apretado, un viejo pecador exprimidor, escurridizo, codicioso, raedor, y avaricioso. Duro y encerrado en sí mismo que tenía un negocio junto con su difunto amigo Marley, quien hace 7 Navidades, porque era Navidad, había muerto. Nadie en las calles le hablaba, pues sabían bien la respuesta venidera.

La mañana anterior a la víspera de Navidad, Fred, el sobrino de Scrooge, lo visita a su despacho para desearle Felices Navidades e invitarlo a cenar a casa. Scrooge rechaza rotundamente la invitación, es grosero y huraño y juzga a su sobrino por no tener mucho dinero. Fred, a pesar de la negativa de su tío, se retira amablemente y sin enojo alguno.

Poco después, un par de caballeros le pidieron a Scrooge que hiciera un donativo caritativo para la gente pobre; no obstante y como era de esperarse, Scrooge se negó a ayudarlos y cuestionó la utilidad de los asilos y las cárceles para la gente necesitada.

Bob Cratchit, empleado de Scrooge quien ganaba tan sólo 15 chelines, estaba transcribiendo cartas en su cuchitril y pasaba un frío intenso, pues Scrooge ahorraba hasta para carbón. Éste esperaba que fuera la hora de salida para regresar a casa con su familia y festejar la Navidad. Scrooge le advirtió que al día siguiente, pese a ser Navidad, tendría que ir a trabajar desde muy temprano sin falta, pues de lo contrario, perdería su trabajo.

Cuando Scrooge regresó a su casa sintió que el ambiente estaba especialmente extraño y misterioso, pero ignorando dicha percepción, se colocó su camisón y gorro de dormir. Cuando éste estaba sentado en un sillón, se oyeron estruendos y campanas en la casa, y el espectro de su difunto socio, Marley, apareció ante él cargando cadenas que representaban su penitencia por haber sido mezquino y avaricioso en vida. En principio, Scrooge no quiere creer lo que ven sus ojos, pero los estruendos y gritos de Marley, lo someten a escuchar. Marley hizo su aparición para advertirle a Scrooge que debido a su comportamiento, él estaba destinado a viajar sin descanso y que aquello también le ocurriría a él de no cambiar su actitud, por ello le daban la oportunidad de reivindicarse y tres espectros se encargarían de visitarlo en las noches consecuentes a la 1:00. Cuando el espectro de marley salió por la ventana, Scrooge se dispone a dormir.

A las 4:00, Scrooge se despertó, y a partir de entonces, el reloj comenzó a avanzar con rapidez, dando las campanadas y haciendo pasar un día entero en cuestión de minutos. Al dar la 1:00, apareció ante él el primero de los 3 espectros. Era una extraña figura, como un anciano del tamaño de un niño. Su cabello, que colgaba por su espalda y su nuca, era blanco, quizá por la edad, y no obstante, la cara no tenía la menor arruga y el más tierno vello aparecía sobre su piel. Los brazos eran muy largos y musculosos; las manos, las piernas y pies igual, como si su presión fuese de una fuerza inusual. Vestía una túnica del blanco más puro y alrededor de su cintura llevaba un lustroso cinturón, cuyo brillo era hermoso. Sostenía una rama de fresco y verde acebo en la mano, y en contradicción con el emblema invernal, su vestido iba adornado con flores veraniegas. Desde la coronilla de su cabeza irradiaba un chorro de luz clara y brillante y usaba un gran apagaluces como gorra, que ahora sostenía debajo del brazo. Este espíritu se presenta como el Espectro de las Navidades pasadas, quien lleva a Scrooge a su pueblo de infancia. Ambos entran a una casa antigua donde observan a Scrooge de niño leyendo un libro e imaginándose historias. El viejo Scrooge siente enorme gusto y nostalgia al recordar aquellos momentos cuando viajaba con la imaginación. Poco después, lo lleva a la misma casa, pero Scrooge ya es un poco mayor y su hermana, alegre y hermosa, lo visita para llevarlo a casa con su padre a pasar la Navidad. Scrooge recuerda con amor a su hermana, quien murió poco después de haber tenido a Fred, su sobrino.

Posteriormente, el espíritu lo lleva al despacho de Fezziwig, su primer jefe, quien tenía 2 aprendices y los alojaba en su casa. Era Navidad y había un festejo en la oficina a donde todo el mundo asistió, bailó y se divirtió. Scrooge sintió en aquel momento, la necesidad de hablar con su empleado Cratchit.

Después el espíritu lo lleva a verse más grande, codicioso y con ojos de lucro discutiendo con su novia quien le reprocha haber cambiado porque se ha dejado atrapar por la avaricia. Ella le advierte que lo dejará, pues el ídolo de oro la ha desplazado. Ante esto, Scrooge le suplica al espíritu no ver más, pero éste le toma por los brazos y lo lleva a casa de Belle, su antigua novia, en compañía de sus hijos y su marido. Este último, le comenta a Belle que ha visto a Scrooge completamente solo y que su socio, Marley, está a punto de morir.
Scrooge le suplica al espectro no ver más, que pare la tortura y al regresar a casa, cae en un profundo sueño.

Esta vez, Scrooge no quería que este fantasma lo tomara desprevenido, así que abrió las cortinas de su cama y lo esperó despierto. Al dar la 1:00, nadie había ido por él, pero cruzando su puerta se reflejaba una luz roja. Scrooge se levantó para ver qué había tras la puerta y se encontró con el segundo de los 3 espíritus, dentro de su recámara repleta de comida y manjares. El espectro iba vestido con un sencillo manto verde, bordeado de piel blanca. Esta prenda colgaba tan suelta de su amplio pecho desnudo, como si desdeñara ser preservado o escondido por ningún artificio. Sus pies, que se observaban debajo de los amplios pliegues de la prenda, también estaban desnudos; y sobre su cabeza no llevaba otra cosa que una corona de acebo, engarzada por relucientes trozos de hielo. Sus rizos castaño oscuro eran largos y sueltos; libres como su genial cara, sus ojos chispeantes, su mano abierta, su alegre voz, su franco comportamiento y su aire jovial. En su cintura lucía un antiguo cinto, pero no había ninguna espada en él y la antigua vaina estaba enmohecida. El espíritu se presentó como el espectro de las Navidades Presentes, siendo de los más jóvenes de los más de mil ochocientos hermanos que tenía.

Ambos viajaron hasta la ciudad y pese al frío que hacía, se respiraba una sensación de calidez y alegría. Fueron a casa de su empleado, Bob Cratchit y vieron a su familia antes de la cena de Navidad. Cratchit tenía varios hijos: dos pequeños, Martha, Peter y el pequeño y enfermo Tiny Tim, quien cojeaba de una pierna. En casa de Cratchit cenaban un pequeño pavo y pudín que cocinó su esposa, asimismo, cantaban villancicos alegremente. Scrooge le preguntó al espíritu si Tiny Tim viviría, pero éste le contestó que de no cambiar su situación, preveía una silla vacía y una muleta abandonada. A Scrooge le dio mucha pena que el pobre Tiny Tim pudiese fallecer debido a su enfermedad.

De allí, partieron a casa de su sobrino Fred, quien festejaba la Navidad en compañía de su familia, brindaba por el tío Scrooge, pese a su negativa y burla respecto a la celebración. Scrooge estaba muy emocionado al ver la reunión, pues jugaban a la gallina ciega y todos se divertían mucho, él deseaba poder estar en el festejo.

De regreso a casa de Scrooge, el espectro comenzó a envejecer y de los pliegos de su manto sacó un niño y una niña: amarillentos, flacos, andrajosos, huraños, lobunos, pero postrados en su humildad. El espectro dijo que eran los hijos del hombre y le recordó a Scrooge las palabras que pronunció con los caballeros que le pidieron caridad en su oficina para los pobres.

En punto de las doce, el espíritu desapareció y Scrooge divisó un fantasma solemne, con sábana y caperuza, que venía, cual una niebla, por el suelo, en su dirección. El fantasma se acercaba lenta y gravemente en silencio, parecía desparramar pesadumbre y misterio. Iba arropado con una prenda negra, que le escondía la cabeza, la cara, su forma, y no dejaba nada visible de él excepto una mano extendida. Scrooge le preguntó si era el espectro de la Navidad por Venir, pero el espectro no contestaba ni pronunciaba una sola palabra, únicamente señalaba con su mano la dirección. Scrooge le seguía en la sombra de su manto.

Primero fueron a la ciudad y escucharon a varios hombres de negocios, que Scrooge conocía, hablar de la muerte de alguien. Después visitaron la casa de un señor que le compraba a unas mujeres las cortinas de cama y ropas del difunto, cual aves de rapiña. El siguiente lugar que visitaron fue la casa de una pareja que discutían sus deudas, dado que la persona a la que le debían, había muerto, sin embargo, cualquier cosa, era mejor que seguirle debiendo al difunto. Posteriormente, fueron a casa de Bob Cratchit y se percibía la ausencia de Tiny Tim y la profunda tristeza que ésta provocaba en sus familiares, asimismo, Bob platicaba que había visto a Fred, el sobrino de Scrooge, quien fue muy amable con él e incluso le ofreció trabajo a su hijo Peter.

Finalmente, fueron al cementerio y el espectro señalaba una lápida en particular, en la cual estaba inscrito el nombre de Scrooge, por tanto, éste le suplicó que le permitiera revindicarse y que de ahora en adelante honraría todas las Navidades. Pese a sus súplicas, el espectro lo rechazaba y en último sollozo de Scrooge, el espectro se convirtió en la columna de su cama, permitiéndole sentirse liberado e infinitamente feliz por esta segunda oportunidad.

A partir de ese momento, Scrooge juró tener siempre presentes a los tres espíritus de la navidad y decidió iniciar un cambio drástico en su vida. Al salir a la calle, comprendió que aquel día era la víspera de Navidad, así que le encargó a un muchacho comprar el pavo más grande de la tienda para enviarlo, en el anonimato, a casa de Cratchit. Inmediatamente después, se encontró con el señor que le habría pedido caridad para los pobres y Scrooge le ofreció una suma muy considerable. No se dilató para ir a casa de su sobrino y pasar la Navidad en compañía de su familia, tal y como la habría visto con el segundo espectro.

A la mañana siguiente, Scrooge esperaba a Cratchit en la oficina, quien llegó un poco tarde. Scrooge lo regañó por su tardanza, pero era parte de una farsa para notificarle que le aumentaría el sueldo y que le ayudaría a sobrellevar los problemas de Tiny Tim.

Scrooge cambió radicalmente, se volvió bueno y generoso. Tiny Tim, quien no murió, tuvo a Scrooge como un segundo padre. A veces la gente se reía del cambio de Scrooge, pero él era feliz.

20 dic. 2012

Gota por gota

por Esther María Osses


Las abejitas
revoloteando
entre las flores
de más olor,

buscan el néctar
que es su tesoro,
buscan la vida
de flor en flor.

Gota por gota
lo van llevando
a su colmena,
ciudad – taller.

Grano por grano
gota por gota,
van fabricando
mundos de miel.

¡Ay, abejitas,
son tan pequeñas!
Es maravilla
vuestro poder.

¡Amor, trabajo,
cosa sencilla!
Zumbó el enjambre
todo a la vez.

3 nov. 2012

El origen de los cuentos

El escuchar y el contar son necesidades primarias del ser humano. La necesidad de contar también resulta del deseo de hacerlo, del deseo de divertirse a uno mismo y divertir a los demás a través de la invención, la fantasía, el terror y las historias fascinantes. Es en este deseo humano en el cual la literatura tiene sus orígenes. Hans Magnus Enzensberger considera que el analfabeto primero, clásico, no sabía leer ni escribir, pero sabía contar. Era el depositario y transmisor de la tradición oral y, por lo tanto, el inventor de los mitos y leyendas.

Las culturas de todos los tiempos tuvieron deseos de contar sus vidas y experiencias, así como los adultos tuvieron la necesidad de transmitir su sabiduría a los más jóvenes para conservar sus tradiciones y su idioma, y para enseñarles a respetar las normas ético-morales establecidas por su cultura ancestral, puesto que los valores del bien y del mal estaban encarnados por los personajes que emergían de la propia fantasía popular.
Es decir, en una época primitiva en que los hombres se transmitían sus observaciones, impresiones o recuerdos, por vía oral, de generación en generación, los personajes de los cuentos eran los portadores del pensamiento y el sentimiento colectivo.

"El cuento -en general- es una narración de lo sucedido o de lo que se supone sucedido", dice Juan Valera. Esta definición admite dos posibilidades aplicables a la forma y el contenido: cuento sería la narración de algo acontecido o imaginado. La narración expuesta oralmente o por escrito, en verso o en prosa. En tal sentido, el relato oral fue durante siglos el único vehículo de transmisión del cuento, no sólo para deleite de los mayores, sino también para la distracción de los niños, debido a que el cuento contiene elementos fantásticos, que cumplen la función de entretener a los oyentes y enseñarles a diferenciar lo que es bueno y lo que es malo. Los cuentos que corresponden a la tradición oral, además de haber sufrido modificaciones con el transcurso del tiempo, no tienen forma definitiva ni única, sino fluctuante y variada: a la versión creado por el primer narrador, generalmente anónimo, se agregan los aciertos y torpezas de otros narradores que, a su vez, son también anónimos.


El origen del cuento se remonta a tiempos tan lejanos que resulta difícil indicar con precisión una fecha aproximada de cuándo alguien creó el primer cuento. Se sabe, sin embargo, que los más antiguos e importantes creadores de cuentos que hoy se conocen han sido los pueblos orientales. Desde allí se extendieron a todo el mundo, narrados de país en país y de boca en boca. Existen varias teorías acerca del origen de los cuentos, pero se sabe que muchos de ellos tienen su origen en el lejano Oriente. Los primeros cuentos árabes se hallan impresos en rollos de papiro desde hace más de 4.000 años.

27 oct. 2012

Kids News, un diario exclusivo para chicos


Desarrollado en Argentina, Kids’ News (¿por qué no le habrán puesto un nombre en castellano?) es un periódico para chicos que interactúa con Internet, aprovechando las nuevas tecnologías para potenciar el aprendizaje en forma entretenida.

El periódico incluye contenidos de actualidad, relacionados con la currícula escolar, sobre materias tales como lengua, matemática, ciencias naturales y sociales, entre otras. De periodicidad mensual, pregunta a los chicos sobre sus intereses y en su mismo lenguaje, de forma de contribuir a la labor de los maestros y de los padres bajo la consigna de “aprender diferente”.

Además de lo mencionado, Kids`News incluye fotos en 3D e interactúa con una web por medio de códigos que dan acceso a videos en 3D y realidad aumentada en 3D con sólo enfocarlos a la webcam. Este valor agregado está acompañado por consignas que invitan a los chicos a participar e interactuar con sus compañeros, maestros y padres en la búsqueda de conocimiento.


Kids’ News llega a unas 200 escuelas de Buenos Aires y del Gran Buenos Aires sin costo, gracias al auspicio de distintas empresas, e interactúa con la web Aula365. En cada edición, el periódico da a sus usuarios un pasaporte gratuito a contenidos premium seleccionados por la plataforma educativa para que todos puedan acceder y disfrutarlos.

El periódico ofrece contenidos Premium en Argentina, Chile, Colombia, Perú, México, España e Italia, mediante acuerdos con firmas presentes en esos países.

26 oct. 2012

Cuentos que ayudan a vencer el miedo

Se acerca Halloween y la gente empieza a dar rienda suelta a sus ganas de asustar y asustarse. Sobre todo los chicos. Pero hay algunos chicos a los que no les gusta tener miedo, y lo tienen que sufrir igual aunque no quieran. No por que otros los asusten, sino por que -según dicen los psicólogos- los miedos son algo natural en los chicos.

Natural o no natural, es bueno tratar de ayudarlos a vencer a sus miedos.Y una de las formas es contándoles cuentos. Obviamente que no cualquier cuento. Lo ideal es que el protagonista del cuento, que debe ser más o menos de la misma edad que el niño, se enfrente al miedo y lo venza. Recorriendo librerías e Internet es posible encontrar infinidad de cuentos sobre distintos miedos y cómo los protagonistas se enfrentan a ellos.

Un cuento para vencer miedos: Sombra Negra, ¡un cuento de terror!

Como padres, podemos contar historias reales en donde nosotros mismos seamos los protagonistas y contengan ejemplos de miedos que hayamos tenidos de pequeños, explicando cómo hicimos para superarlos.

Otras herramientas para contrarrestar los miedos
El dibujo: al dibujar el miedo, el chico lo está expresándolo, sacándolo de su interior. Es importante que mientras lo dibuja se sienta comprendido y no descalificado. Una vez que lo ha dibujado, el miedo ya no está dentro de él; con esa acción desarrolla la proyección del miedo en el dibujo, y debemos explicarle que el miedo que sentía, está ahora en el dibujo y que por lo tanto ya ha salido de él. Entonces le podemos enseñar a recuperar su poder, por ejemplo, pisando el dibujo, también puede tacharlo, arrugarlo, romperlo en trocitos, etc.

Otra opción es tener una caja o un lugar donde él pueda dejar su dibujo guardado y así sentirse seguro de que no le va a invadir. O le podemos dibujar un gran círculo en una hoja de papel y después le pedimos que dibuje dentro de ese círculo algo que le haga sentir mejor y que se lo lleve y lo cuelgue en su habitación, para que le proteja.

También podemos decirle al niño que visualice la imagen que le da miedo y que la vaya transformando poco a poco en algo que le guste y le tenga cariño.

No debemos reírnos de los miedos. Nunca ridiculizar, amenazar, asustar ni castigar a los niños por sus miedos. Lo que necesitan es que les demos seguridad con nuestra actitud corporal, tono de voz, afecto y sobre todo presencia, si la requieren. Debemos tratar de acompañar al niño en su miedo. Cuanto más cariñosos y tranquilos nos mostremos, más pronto se esfumará. Un niño puede llorar, forcejear, temblar y transpirar durante una hora para deshacerse de una buena cantidad de miedo. Le podemos decir: “Aquí estoy a tu lado y no me voy a ir. No te va a pasar nada”.

Como padres, lo mejor que podemos hacer cuando nuestro hijo sienta miedo es permitirle que lo exprese bajo nuestro abrazo protector, que se sienta acompañado y libre de expresarlo sin ser criticado, juzgado o descalificado por ello; el niño debe sentirse seguro en nuestros brazos y para ello nosotros debemos trasmitir que está bien que lo sienta y lo exprese llorando y gritando, que nada malo le va a pasar y que nosotros le vamos a proteger.

Lo más importante para ayudar a nuestros niños a superar sus miedos es utilizar el amor paternal, trasmitirles que son importantes para nosotros, valiosos y capaces de vencer sus propios temores.


20 oct. 2012

El árbol de los deseos (leyenda hindú)

A un hombre le contaron que existía un árbol con la milagrosa facultad de hacer realidad todos los deseos del que se guareciera bajo su sombra.

Este hombre, después de años de agotadora búsqueda, encontró ese árbol. Se sentó bajo su sombra y pensó en una suculenta cena. De inmediato aparecieron múltiples y maravillosos manjares.

Cuando se cansó de comer, imaginó bellas mujeres. Aparecieron entonces hermosas muchachas que desfilaron ante él. Satisfecho de placeres, optó por pedir riquezas. Aparecieron cofres llenos de joyas y monedas de oro.

El hombre comenzó a temblar, temiendo que vinieran ladrones a robarle sus tesoros. Entonces, apareció una banda de malhechores que se llevaron todo cuanto había acumulado.

Moraleja:  la mente es un árbol dador de deseos; hay que tener cuidado con lo que se piensa y se desea, por que tarde o temprano se hará realidad.

12 oct. 2012

Talleres para aprender a contar cuentos

La Escuela de Cuentacuentos de Madrid prepara un taller intensivo de cuentacuentos para los próximos 17 y 18 de noviembre (sábado y domingo) por las mañanas. Se trata de un curso práctico, dinámico y divertido –así dicen– de iniciación a la narración oral, que no requiere experiencia previa. El precio es de 120 euros.

Hay que apurarse a reservar un lugar (haciendo clic aquí) por que el cupo del curso es de sólo 12 personas. “Creemos que es la mejor manera de trabajar cómodamente y de que todo el mundo pueda sacar el máximo provecho al curso”, señala el comunicado de la escuela.

El dictado del curso estará a cargo de Victoria Siedlecki, una actriz y narradora oral, formada también en danza y en canto.

La Escuela de Cuentacuentos ofrece también otras opciones en materia de cursos, incluyendo cursos de iniciación de 3 meses de duración, cursos anuales y otros más específicos, como cursos para hablar en público, cursos para padres e hijos, etc.

8 oct. 2012

Recursos para Cuentacuentos

La llegada del lenguaje oral a los chicos que escuchan un cuento puede verse potenciada por el uso de recursos visuales y materiales. Es útil que, para estos casos, la narración del cuento se efectúe entre dos personas, de forma tal que una de ellas se encargue del relato, dando el énfasis que merece la narración, y la otra se encargue de los recursos que complementan el cuento.

A continuación, algunas ideas para contar cuentos con la ayuda de técnicas tales como papiroflexia, globología (o globoflexia) y marionetas.

Papiroflexia
Se cuentan los cuentos mientras se va plegando el papel, construyendo con él los diferentes personajes y objetos que componen la historia. Por ejemplo, en el cuento “El rey que perdió su corona”, se parte de la figura base de una corona y, mediante el plegado del papel, se van haciendo aparecer los diferentes personajes. En el siguiente video se puede ver esta técnica en acción:



Otro video, enfocando específicamente en la tarea de la papiroflexia:



“Terror en el parque”, una historia de miedo para contar con ayuda de las figuras de papel:




Globología o Globoflexia
Los globos resultan muy atractivos para los chicos, por eso la globología es una sólida base para contar cuentos.

Para el cuento “La flor de la princesa” se debe aprender a crear las siguientes figuras con globos: espada, caballo, flor y labios. El cuento en cuestión, aquí.

Video de un cuento reforzado con el accionar de una globóloga:




Marionetas
La acción del cuento se representa mediante muñecos o marionetas, que pueden prepararse usando papel de diario, medias, platos descartables, retazos, frutas o vegetales, cajas de cereales, etc. Para que la actividad sea más participativa, es conveniente que las marionetas sean fabricadas por los propios chicos.


El cuento de la bruja Babayaga, contado con marionetas, primera parte:



Segunda parte:



Una interesante alternativa al uso de marionetas es el teatro de sombras. No se requiere tanto trabajo para la creación de las marionetas, pero sí se requiere cierta preparación del ambiente en el que se contará el cuento, para que el efecto de sombras sea efectivo. Concretamente, el salón deberá estar en semipenumbras.

Para realizar un teatro de sombras, se prepara un marco o bastidor de madera y se cubre con muselina o papel blanco transparente. Las siluetas con los personajes o escenas del cuento se recortan en cartón o cartulina gruesa de color oscuro, preferiblemente negro. A cierta distancia del teatro, el cuentacuentos pondrá una linterna o bombilla, la cual hará posible que la figura se proyecte a través del lienzo o papel.

Para seguir leyendo...

13 sept. 2012

Fábula del oso y la primavera

Una sencilla fábula que habla de no perder las esperanzas, de no desanimarse cuando parece que las cosas no se dan. Por más que el clima siga frío y la nieve siga cayendo, la primavera tiene que llegar.


El oso Abelardo recién se despertaba de su largo sueño de hibernación. Se disponía a salir de su cueva para encontrarse con todas las cosas que trae la primavera: el perfume y los colores de las flores, el canto de los pájaros, las copas de los árboles repletas de hojas… pero al asomar la cabeza, se encontró con una gran sorpresa. En lugar de colores, vio todo blanco y gris, por la nieve que cubría todo el suelo y las nubes que cubrían todo el cielo. En los árboles no había ni una hoja. El viento frío le helaba la nariz. Algo no andaba bien.


Salió de su cueva y comenzó a caminar en busca de respuestas. Enseguida se cruzó con una familia de zorros y les preguntó qué estaba pasando, y dónde estaba la primavera.

–Parece que este año viene más tarde –contestó Papá Zorro–. No se sabe con seguridad cuándo estará llegando.

Como no tenía ganas de volverse a dormir, no tuvo otra opción más que sentarse en la entrada de su cueva simplemente a esperar.

Vio cómo caía la nieve, cómo el viento movía los árboles, cómo los animales corrían rápido para guarecerse del clima inhóspito.

De pronto vio en el suelo algo que se movía bajo la nieve. Apartó los copos blancos con su garra para descubrir una pequeña planta con un capullo recién nacido. Movió la nieve alrededor de la planta y descubrió que no era la única. Entusiasmado, siguió removiendo para encontrar más y más retoños a punto de florecer. El viento comenzó a amainar y la nieve dejó de caer.

Luego caminó hasta el árbol más cercano, cuya copa estaba cubierta de nieve, y lo sacudió. La nieve cayó y en el árbol aparecieron miles de hojas recién nacidas. Un hueco en las nubes dejó pasar un rayo de sol.

Entonces llamó a los demás animales para mostrarles lo que había descubierto, y entre todos comenzaron a sacudir la nieve para destapar a todas las flores y las plantas. Los pájaros comenzaron a cantar.

La primavera había llegado; sólo necesitaba un pequeño empujoncito para dejarse ver.


11 sept. 2012

Día del maestro

Maestro:

Enséñanos a creer en los ideales y que aquellas cosas que no se ven son también realidades.

Dinos que el amor no se ve pero se puede sentir, que la música tiene explicación, pero las melodías salen del corazón.

Enséñanos a tener esperanzas, pues todos los días sale el sol.

Enséñanos el respeto por las cosas simples y por la naturaleza.

Enséñanos a meditar, a cerrar los ojos y a imaginar a nuestro ángel guardián protegiéndonos y guiándonos.

Enséñanos todos los días a trabajar en un pequeño proyecto, siempre diferente.


Estimula nuestra creatividad con nuestros juguetes y con otros juguetes que podamos crear nosotros mismos.

Enséñanos a sonreír, que la vida es aprender a ser felices y que debemos darle un poco de alegría a todas las cosas. Que todo lo que llegue a nuestras manos o a nuestra vida, siempre debemos dejarlo mejor de lo que estaba cuando lo encontramos.

Enséñanos el valor del respeto, de la fe, de la confianza. Enséñanos a ser inteligentes y a no desdeñar los sentimientos. Enséñanos a amar y a saber que tenemos el derecho de vivir y ser lo que queramos ser.


Contenido relacionado:

7 sept. 2012

Familia rica, familia pobre

Un día, el padre de una familia adinerada llevó a su hijo a un viaje por el campo, con el firme propósito de que viera cuán pobre era la gente que vive en el campo.

Pasaron todo el día y la noche en la granja de una familia campesina muy humilde.

Al concluir el viaje, ya de regreso en su casa, el padre le pregunta a su hijo:

Padre: ¿Qué te pareció el viaje?

Hijo: Muy bonito, papá.

Padre: ¿Viste lo pobre que puede ser la gente?

Hijo: Sí.

Padre: ¿Y qué aprendiste?

Hijo: Vi que nosotros tenemos un perro en casa, ellos tienen cinco. Nosotros tenemos una piscina larga hasta a la mitad del jardín, ellos tienen un arroyo que no tiene fin. Nosotros tenemos lámparas importadas en el patio, ellos tienen las estrellas. Nuestro patio llega hasta la muralla de la casa, el de ellos tiene todo un horizonte. Ellos tienen tiempo para conversar y convivir en familia, tú y mi mamá tienen que trabajar todo el día y casi nunca los veo.


Al terminar el relato, el padre se quedó mudo, y su hijo agregó:

¡¡¡Gracias papá, por enseñarme lo ricos que podemos llegar a ser!!!

1 sept. 2012

Un cuento zen: Los tres hermanos

Un viejo guerrero Samurai, que en su juventud logró sobrevivir a los embates de diversas guerras entre señoríos, presintió que sus días en este plano de vida se terminarían pronto, y decidió dar lo poco que tenía a sus tres únicos hijos, los cuales también eran samurais, pero de un nivel de pelea muy básico.

Como él presentía que su destino con el Tan Tien (“mar de la energía”, según las filosofías orientales) se acercaba decidió que no sería posible enseñar Kenjutsu por completo a sus tres hijos, por lo que se puso muy triste, pues sin duda, después de su partida, ellos serían presa fácil de otros guerreros de mayor nivel.

Mientras se preparaba espiritualmente en meditación para su partida, le llegó una visión y una forma de dar el último legado a sus jóvenes hijos.

Mientras hacia un recuento de las posesiones en armas que tenía y al observar las flechas que había forjado años antes como regalo para sus hijos (las flechas tienen una simbología muy particular para los japoneses, pues denotan el vehículo con que se trasladan los deseos y las metas, y su objetivo es no regresar del lugar donde salieron), así comparó los deseos que dejaría como último legado para sus tres hijos.

Días más tarde convocó a los tres para dar sus bendiciones y para heredarles lo que les correspondiese a cada uno. En ese momento dijo: “Sé que ustedes seguirán mis pasos como guerreros y que aún son muy jóvenes e inmaduros en las artes del sable. No obstante que sus técnicas son complementarias y que sólo les enseñé a atacar y no a defender, tengo una herencia más para darles. Sepan que en estas flechas está el secreto para que ustedes puedan ser invencibles, a pesar de que sólo saben técnicas de ataque.”

Los tres muchachos se quedaron sorprendidos, mirándose entre si, pues no sabían como tres flechas habrían de hacerlos invencibles. El anciano se sonrió y les entregó una flecha a cada uno de ellos. Los chicos las miraron y quedaron mas confusos pues las flechas no parecían tener alguna cualidad superior y uno de ellos dijo:

“Padre gracias por tu regalo y por entregarnos estas flechas, pero dime ¿Cómo es que esta simple flecha me va hacer invencible?

El anciano le dijo:

“Si decides romper esta flecha con tus propias manos seguramente lo lograrás sin ningún tipo de problema, pero si juntas las tres te será imposible romperlas. Júntalas de una sola vez e intenta romperlas tan solo con tus manos.”

El chico comprobó que su padre tenía razón, pues a pesar de que eran simples flechas, estaban hechas de maderas duras, y al juntar las tres no se podían romper.

El anciano sonrío de nuevo al ver que ninguno de los tres pudo romper el grupo de flechas y continúo diciendoles:

“Así como el estilo de estas tres flechas es el de solamente atacar su objetivo, el de ustedes es igual, pero pongan atención, pues esta es la herencia más importante que les dejaré. Las flechas son indestructibles si se juntan, pero si se deja una sola, cualquiera podrá romperla. Estas flechas representan a sus cualidades y a sus personalidades de combate. De igual manera, para que ustedes sean invencibles, siempre deberán pelear juntos y atacando de una manera definitiva y sin titubear, pues el día que decidan pelear solos será el último: rota una de las flechas las otras son más fáciles de romper. Esta es la manera de que los tres sean invencibles a pesar de que sólo saben ataques y no defensas.”

Desde entonces ninguno de los tres hermanos se atrevió a pelear solo y desde ese momento juntos fueron invencibles.

26 ago. 2012

Cómo se hace un bosque

Para hacer un bosque se necesita: un pájaro que traiga en su pico una semilla y la deje caer en la tierra. La semilla recibe la lluvia y crece una plantita que el sol le da fuerza para ser un árbol. Él árbol tiene flores, frutos, y los frutos, semillas que el viento reparte alrededor de él.

Vuelven a salir nuevas plantitas que ocupan más lugar, y más y más hasta que se forma el bosque. Y así tenemos hecho un bosque.

¡¡¡Qué fácil!!!


12 ago. 2012

Derechos del Niño

Un resumen explicado de los derechos del niño, según la declaración aprobada por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 20 de noviembre de 1959.


Igualdad

El niño disfrutará de todos los derechos enunciados en esta Declaración. Estos derechos serán reconocidos a todos los niños sin excepción alguna ni distinción o discriminación por motivos de raza, color, sexo, idioma, religión, opiniones políticas o de otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento u otra condición, ya sea del propio niño o de su familia

Es decir: Da igual, la raza, El color, tu condición social, religión etc porque ante todo el niño es principalmente un niño y por lo tanto todos tienen que ser tratados de igual forma.

Protección

El niño gozará de una protección especial y dispondrá de oportunidades y servicios, dispensado todo ello por la ley y por otros medios, para que pueda desarrollarse física, mental, moral, espiritual y socialmente en forma saludable y normal, así como en condiciones de libertad y dignidad. Al promulgar leyes con este fin, la consideración fundamental a que se atenderá será el interés superior del niño

Es decir: Los niños son ante todo individuos totalmente dependientes por lo que tienen que recibir una protección especial tanto por las familias como por la sociedad y tener en cuenta que cualquier medida tomada o dejada de tomar tiene mas repercusión sobre los niños que sobre el resto de las personas.

Identidad

El niño tiene derecho desde su nacimiento a un nombre y a una nacionalidad

Es decir: Todo niño tiene derecho a estar inscrito en el registro civil de un país ya que si no es así ese niño oficialmente no existe, lo que conlleva que no reciba los mismos derechos, ayudas etc que el resto de niños que si están inscritos.

Bienestar

El niño debe gozar de los beneficios de la seguridad social. Tendrá derecho a crecer y desarrollarse en buena salud; con este fin deberán proporcionarse, tanto a él como a su madre, cuidados especiales, incluso atención prenatal y postnatal. El niño tendrá derecho a disfrutar de alimentación, vivienda, recreo y servicios médicos adecuados

Es decir: Es tener el derecho a tener una vida sana, con los cuidados que ésta requiere, una vivienda digna, unos servicios mínimos y acceso a los alimentos y servicios médicos necesarios.

Atención a la discapacidad

El niño física o mentalmente impedido o que sufra algún impedimento social debe recibir el tratamiento, la educación y el cuidado especiales que requiere su caso particular

Es decir: los niños que tengan alguna discapacidad tienen que ser atendidos acorde a sus necesidades tanto de tratamiento, educación etc.

Las discapacidades pueden venir de nacimiento o a causa de un accidente o de una enfermedad degenerativa, si esto segundo pasase se producirían en el siguiente orden estos estadios: shock, negación, reacción y adaptación y orientación.

Los niños con discapacidad física tienen unos derechos particulares adaptados a sus discapacidades particulares que son los siguientes:

  • Derecho a una vivienda digna y adecuada a las necesidades especiales de los niños con discapacidad.
  • Derecho a circular libremente con la garantía del transporte accesible.
  • Derecho de los padres a recibir todas las informaciones relativas a la discapacidad y al bienestar del niño, siempre que el derecho del niño a mantener su intimidad no se vea afectado.
  • Derecho a recibir información adaptada a su edad, su desarrollo mental, su estado afectivo y psicológico con respecto a su discapacidad, al tratamiento al que se le somete y las perspectivas positivas de ese tratamiento.
  • Derecho del niño al descanso y el esparcimiento, al juego y a actividades recreativas y culturales propias de su edad, así como disponer de espacios adecuados para ello.
  • Derecho de los padres o de la persona que los sustituya a pedir la aplicación de estos derechos en el caso de niños inmigrantes con discapacidad.
  • Derecho de los niños/as con discapacidad a la protección de la salud, y a los servicios para el tratamiento de las enfermedades.
  • Derecho a la detección y tratamiento precoz de enfermedades congénitas, así como de las deficiencias psíquicas y físicas, teniendo en cuenta la ética, la tecnología y los recursos existentes en el sistema sanitario.
  • Derecho a la aplicación de las técnicas y recursos de mejora y rehabilitación de secuelas que hayan podido tener por causa de enfermedad adquirida, congénita o accidente. Esta rehabilitación comprenderá todos los aspectos físicos, psíquicos y sensoriales.
  • Derecho a acceder y utilizar los servicios sociales sin discriminación por motivos de discapacidad.
  • Derecho de las familias a recibir apoyo en la prestación de cuidados personales a aquéllos de sus miembros que por su discapacidad se encuentren en estado de dependencia.
  • Derecho de toda familia a percibir la prestación por hijo a cargo cuando existen menores con discapacidad en el seno familiar.
  • Derecho de los padres a colaborar en el proceso de identificación de las necesidades y en las actuaciones de rehabilitación.
  • Derecho a recibir asesoramiento, formación y apoyo técnico para el acceso al primer empleo.
  • Derecho a que las administraciones públicas adecuen los espacios en los que permanecen habitualmente los menores con discapacidad a sus necesidades para que puedan participar plenamente en la vida social.
  • Derecho a recibir la ayuda técnica precisa con el fin de favorecer el desarrollo personal y social del niño con discapacidad.
  • Derecho a la integración ,es decir, no marginar a ninguna persona por tener un discapacidad e intentar integrarla en la socidad.

Amor y comprensión

El niño, para el pleno y armonioso desarrollo de su personalidad, necesita amor y comprensión. Siempre que sea posible, deberá crecer al amparo y bajo la responsabilidad de sus padres y, en todo caso, en un ambiente de afecto y de seguridad moral y material; salvo circunstancias excepcionales, no deberá separarse al niño de corta edad de su madre. La sociedad y las autoridades públicas tendrán la obligación de cuidar especialmente a los niños sin familia o que carezcan de medios adecuados de subsistencia. Para el mantenimiento de los hijos de familias numerosas conviene conceder subsidios estatales o de otra índole

Es decir: El niño para desarrollarse completamente necesita el amor de su familia y en los casos excepcionales de que el niño no tenga padres por un accidente o por otras razones sociales es el gobierno y las autoridades pertinentes las que deben hacerse cargo de ese cuidado, amor y comprensión.

Educación y juego

El niño tiene derecho a recibir educación, que será gratuita y obligatoria por lo menos en las etapas elementales. Se le dará una educación que favorezca su cultura general y le permita, en condiciones de igualdad de oportunidades, desarrollar sus aptitudes y su juicio individual, su sentido de responsabilidad moral y social, y llegar a ser un miembro útil de la sociedad.
El interés superior del niño debe ser el principio rector de quienes tienen la responsabilidad de su educación y orientación; dicha responsabilidad incumbe, en primer término, a sus padres. El niño debe disfrutar plenamente de juegos y recreaciones, los cuales deben estar orientados hacia los fines perseguidos por la educación; la sociedad y las autoridades públicas se esforzarán por promover el goce de este derecho.

Es decir: El niño tiene derecho a una educación apropiada que le guíe como persona y que le forme socialmente, como también tiene derecho al juego que le haga disfrutar y aprender a la vez que juega, este derecho debe ser fomentado y promovido por las autoridades públicas.

Preferencia

El niño debe, en todas las circunstancias, figurar entre los primeros que reciban protección y socorro.

Es decir: Los niños, al ser las personas mas frágiles de la sociedad, deben ser los primeros en ser socorridos en caso de peligro.

No explotación

El niño debe ser protegido contra toda forma de abandono, crueldad y explotación. No será objeto de ningún tipo de trata. No deberá permitirse al niño trabajar antes de una edad mínima adecuada; sobre todo si se pone en peligro su salud física o mental.

Es decir: Los niños tienen que ser protegido ante cualquier tipo de explotación por lo que no se permitirá que trabajen antes de una edad apropiada y menos si dicho trabajo implica riesgos de salud.

Fraternidad

El niño debe ser protegido contra las prácticas que puedan fomentar la discriminación racial, religiosa o de cualquier otra índole. Debe ser educado en un espíritu de comprensión, tolerancia, amistad entre los pueblos, paz y fraternidad universal, y con plena conciencia de que debe consagrar sus energías y aptitudes al servicio de sus semejantes

Es decir: El niño debe ser educado en el respeto, paz, educación y tolerancia con los demás para lograr una mejor sociedad.

23 jul. 2012

Mr Klo, Musical Malabar

Lo vimos una vez en la plaza de la catedral de San Isidro. Es interesante ver la coordinación de los movimientos con la música, que deja de ser un simple acompañamento par convertirse en una parte activa del espectáculo. Vale la pena verlo, por eso quisimos compartirlo. ¡Que lo disfruten!

20 jul. 2012

20 de julio, día del amigo


Una historia sobre la amistad, ideal para esta fecha:



30 jun. 2012

100 años del nacimiento de Saint-Exupéry

Ayer se cumplieron 112 años del nacimiento de Antoine de Saint-Exupéry. Para recordarlo, un diálogo extraído de “El principito”:

–¿Y de qué te sirve poseer las estrellas?
–Me sirve para ser rico.
–¿Y de qué te sirve ser rico?
–Me sirve para comprar más estrellas.




16 jun. 2012

El sol y el viento

A buena altura sobre el bosque y ocultos detrás de la densa pantalla de las nubes, el sol y el viento seguían su discusión, que sostenían desde tiempo inmemorial, sobre cuál de los dos era el más fuerte.

–¡Claro que soy yo! –insistió el sol–. Mis rayos son tan poderosos que puedo chamuscar la Tierra hasta reducirla a negra yesca reseca.

–Sí, pero yo puedo inflar mis mejillas y soplar hasta que se derrumben las montañas, se astillen las casas convirtiéndose en leña y se desarraiguen los grandes árboles del bosque.

–Pero yo puedo incendiar los bosques con el calor de mis rayos –dijo el sol. –y yo, hacer girar la vieja bola de la Tierra con un solo soplo –insistió el viento.

Mientras estaban sentados disputando detrás de la nube, y cada uno de ellos profería sus jactancias, salió del bosque un granjero. Vestía un grueso abrigo de lana y tenía calado sobre las orejas un sombrero.

–¡Te diré lo que vamos a hacer! –dijo el sol–. El que pueda, de nosotros dos, arrancarle el abrigo de la espalda al granjero, habrá probado ser el más fuerte. –¡Espléndido! –bramó el viento y tomó aliento e hinchó las mejillas como si fueran dos globos.

Luego, sopló con fuerza... y sopló... y sopló. Los árboles del bosque se balancearon. Hasta el gran olmo se inclinó ante el viento, cuando éste lo golpeó sin piedad. El mar formó grandes crestas en sus ondas, y los animales del bosque se ocultaron de la terrible borrasca.

El granjero se levantó el cuello del abrigo, se lo ajustó más y siguió avanzando trabajosamente.


Sin aliento ya, el viento se rindió, desencantado. Luego, el sol asomó por detrás de la nube. Cuando vio la castigada tierra, navegó por el cielo y miró con rostro cordial y sonriente al bosque que estaba allá abajo. Hubo una gran serenidad y todos los animales salieron de sus escondites. La tortuga se arrastró sobre la roca que quemaba, y las ovejas se acurrucaron en la tierna hierba.

El granjero alzó los ojos, vio el sonriente rostro del sol y, con un suspiro de alivio, se quitó el abrigo y siguió andando ágilmente.

–Ya lo ves –dijo el sol al viento– A veces, quien vence es la dulzura.

10 jun. 2012

Soñador veloz

A Juanchi le gustaban mucho las carreras de autos. Mucho, mucho muchísimo, tanto que ya tenía un disfraz de corredor con casco y todo.

El asunto había comenzado con el papá de Juanchi, que veía la Fórmula 1 todos los domingos y, desde que Juanchi era bebito, lo acompañó en su fanatismo, volviéndose fanático él también.

Desayunaban en frente de la tele, sentados en el sillón, llenándolo de migas y azúcar de las facturas y haciendo enojar a la mamá de Juanchi. A pesar de todo, ellos disfrutaban de su tradición. Y, cuando la carrera terminaba, Juanchi se iba a jugar a su cuarto con las pistas y los autos, no sin antes hacerle unos mimos a su mamá para que se le cambie el ceño fruncido. “Sólo mimos, porque de limpiar, ¡nada!”, protestaba la mamá para sí misma, mientras recibía los besos de Juanchi.

En la familia ya pensaban que el tema de las carreras, con disfraz incluido, era un poquito exagerado; pero también decían que seguramente era una etapa pasajera.

“Los chicos son así”, comentaba el abuelo. “Hoy les gusta una cosa y mañana otra”.

La cosa es que a Juanchi no le cambiaban los gustos y así siguió jugando hasta que un día pensó: “¡Eso es, cuando sea grande voy a ser corredor de autos! ¡Sííí!”, gritó de alegría para sí mismo, como gritamos todos en nuestras cabezas al hacer un gran descubrimiento.

Así fue que reunió a su familia y les contó de su gran idea, que lamentablemente no fue tomada tan bien como él hubiese esperado. Sus papás no dijeron nada, pero se quedaron mirándolo con la boca abierta. Los abuelos, viendo que los padres no decían nada, intervinieron al grito de: “¡Eso es una locura!”, seguido de: “¡Esas carreras son muy peligrosas, cómo se te ocurre!”.


El pobre Juanchi, que había creído tener una idea genial, de pronto se vio rodeado de caras preocupadas y gestos amargos.

De repente, no quiso escuchar más y, con la cabeza baja, se fue a su cuarto a jugar a desgano con las pistas y los autos. Pensó: “¡Ufa! Yo creí que a todos les iba a gustar mi idea. Y ahora, ¿qué voy a hacer cuando sea grande?”.

Jugando con el muñequito de un personaje de la tele, tuvo otra idea, y esta vez sí que su familia estaría de acuerdo.

Fue corriendo desde su cuarto hasta el living donde estaban todos tomando mate y los sorprendió diciendo: “Ya no se preocupen, no quiero ser más corredor de autos”.

Los abuelos, papás y tíos suspiraron al mismo tiempo, aliviados. “Vieron, es lo que yo decía”, agregó el abuelo. “A los chicos hoy les gusta una cosa y mañana otra”.

Entonces Juanchi terminó gritando: “¡Quiero ser corredor de motos!”.

25 may. 2012

Vicisitudes de chiquilín, parte III: El auto de papá

En esta ocasión, Beto comparte sus reflexiones sobre el auto de su papá.

Antes teníamos un auto chiquito que andaba bien. Ahora tenemos uno un poco más grande, pero que no anda. En realidad sí anda, pero a veces. Papá dice que “visita mucho al mecánico”. Ya se deben haber hecho amigos el auto y el mecánico, por eso va tanto a visitarlo.

Cuando vamos de paseo en el auto, papá siempre nos canta una canción de un señor que se llama Pipo Pescador, que dice: “Vamos de paseo, pi pi pi, en un auto feo, pi pi pi. Pero no me importa, pi pi pi, por que llevo torta”. Nunca entendí bien esta canción. ¿Por qué le podría importar que el auto sea feo? En realidad los que lo ven son los que están afuera del auto, así que a ellos debería importarles que sea feo, no a los que van adentro. Entonces, habría que llevar la torta en un lugar bien visible, para que los que están afuera la vean y no les importe que el auto sea feo.

Igual me gusta esa canción, por que la cantamos cuando vamos de paseo. Claro, cuando vamos de paseo en nuestro auto. Si, en cambio, el auto está de visita en el mecánico, no la cantamos por que vamos en remís. Y el remís se podría enojar si le decimos que es feo. Y digo yo, ¿no será que nuestro auto se enoja por que le decimos feo, y por eso no quiere andar? Capaz que el mecánico le dice solamente cosas lindas, entonces por eso el auto prefiere estar con el mecánico y no con nosotros.





18 may. 2012

Veo veo

Veo veo.
¿Qué ves?
Una cosa.
¿Qué cosa?
Maravillosa.
¿De qué color?
Color, color...

...y recién ahí empieza el juego. ¡Cuánto protocolo!

¿Para qué tanto trámite?

Lo mismo pasa con el Pan y Queso. ¿Es necesario dar tantos pasos para ver cuál de los dos capitanes de equipo va primero en la elección de los jugadores? Si sería lo mismo tirar una moneda.

Si nosotros, los grandes, jugáramos a esos juegos, pasaríamos por alto todos esos pasos innecesarios. Para jugar al Veo veo, un jugador simplemente diría “verde” y los otros empezarían inmediatamente a buscar objetos verdes al alcance de la vista. ¿Por qué? Para ahorrar tiempo valioso.

Los chicos no entienden el concepto de ahorrar valioso tiempo. Prefieren gastarlo en nimiedades tales como decir “punto y coma, zapatilla de goma, el que no se escondió se embroma” cuando juegan a las escondidas.

O tal vez sí lo entienden, y entienden que cumplir con esas rimas y esos rituales aparentemente intrascendentes sirve para hacer que el juego dure un poquito más. Para pasar un ratito más jugando con los amigos. Es como decía María Elena en su canción "Osías el osito":

Quiero tiempo,
pero tiempo no apurado.
Tiempo de jugar,
que es el mejor.

28 abr. 2012

En el país de los libros infantiles

omo si se tratara de un recorrido en un país de maravillas, la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires encanta a los más pequeños con diversas actividades como talleres, obras teatrales y encuentros con sus escritores favoritos.

“Venir a firmar libros es como una caricia que recibo de cada uno de mis lectores”, cuenta Silvia Schujer, autora de innumerables obras como Hugo tiene hambre, La vaca de esta historia y Ortografía en juego, entre otras.

A la cuentista argentina Sandra Siemens “la escritura infantil le genera mucha felicidad” que “se completa con los mimos que recibo en persona”.

En el Patio Infantil de la Feria pueden encontrarse diversos espacios que tienen como fin desarrollar la creatividad de los niños. Uno de ellos es el taller Con tu arte. Creando junto a vos, que dicta la artista plástica Karina Battat. Con delantales azules, las manos llenas de pintura y con una gran sonrisa, los chicos se pueden llevar a sus casas las obras que realicen con acuarelas, crayones y elastina, una especie de masa chiclosa con colores chillones que genera cierta cara de desagrado en algunas mamás.

También habrá talleres para los más chiquititos (en la Bebeteca), juegos con palabras y música, lecturas de poesía, juegos de escritura colectiva, reportajes insólitos, talleres de clown, narraciones de cuentos y una biblioteca infantil. Entre otras propuestas, se realizará una Maratón de Lectura Infantil en homenaje al maestro Hugo Midón, y Sendra, el creador del entrañable Matías, tendrá un diálogo “mano a mano” con los chicos.

La Fundación Cilsa ofrece narraciones para la inclusión de menores con capacidades diferentes. A partir de la lectura de un cuento, las talleristas enseñan el lenguaje de señas y mediante un alfabeto, se puede conocer el nombre del público presente a través del uso de las manos.

Y para concientizar sobre educación vial, la Feria ofrece una pequeña obra de teatro con personajes desopilantes que muestran cómo cruzar la calle, cómo prevenir accidentes en una mini bicicleta y cómo retar a papá o mamá cuando usa el celular mientras maneja.

Las palabras en tres dimensiones es un espectáculo en donde los cuentos cobran vida. Luz y Lucas, de la compañía Transporta2 realizan graciosas narraciones teatrales que mantienen hechizado a cualquier chiquilín.

Los libros y los juegos de la Feria abren las puertas a la inventiva de los pequeños, así como el conejo hizo con Alicia hacia un mundo asombroso.

La 38º Feria Internacional del Libro estará abierta hasta 7 de mayo en La Rural.


Fuente: Blog oficial de la Feria del Libro de Buenos Aires.

18 abr. 2012

Ubuntu: yo soy por que nosotros somos

La explicación y los orígenes del concepto ético africano “Ubuntu”, que representa la unidad entre todas las personas, centrando el interés en el conjunto en lugar del individuo.

Un antropólogo que estudiaba los hábitos y costumbres de una tribu en África quiso hacer algo divertido junto con los niños nativos. Consiguió una buena cantidad de caramelos y los puso en una canasta decorada con cinta y otros adornos, la cual dejó luego debajo de un árbol.

Llamó a los niños y les propuso un juego: que cuando él dijese “ahora”, ellos deberían correr hasta el árbol y el primero que llegase a la canasta sería el ganador, y tendría derecho a comerse todos los caramelos él solo.

Los niños fueron colocados en la línea de partida, esperando la señal acordada.

Cuando dijo “¡Ahora!”, inmediatamente todos los niños se tomaron de las manos y salieron corriendo juntos hacia la canasta. Llegaron juntos, y comenzaron a dividir los caramelos, y sentados en el suelo, los comieron felices.

El antropólogo fue a su encuentro y les preguntó por qué habían ido todos juntos, si sólo uno pudo haber tenido toda la canasta.

Entonces, los niños respondieron: “¡Ubuntu! ¿Cómo uno de nosotros podría ser feliz si todos los otros estuviesen tristes?”.


Ubuntu es un concepto ético africano, basado en la lealtad de las personas y las relaciones entre éstas.

Según Wikipedia, hay varias traducciones posibles del término, siendo éstas las comunes:

* “Humanidad hacia otros”
* “Soy porque nosotros somos”
* “Una persona se hace humana a través de las otras personas”
* “Una persona es persona en razón de las otras personas”
* “Todos para uno y uno para todos”
* “Yo soy lo que soy por lo que todos somos”
* “La creencia es un enlace universal de compartir que conecta a toda la humanidad”

Según el sacerdote Desmond Tutu:

“Una persona con ubuntu es abierta y está disponible para los demás, respalda a los demás, no se siente amenazado cuando otros son capaces y son buenos en algo, porque está seguro de sí mismo ya que sabe que pertenece a una gran totalidad, que se decrece cuando otras personas son humilladas o menospreciadas, cuando otros son torturados u oprimidos”.


También podría interesarte:

5 abr. 2012

Para no aburrirse en estas Pascuas

Cuatro días sin ir al colegio es mucho tiempo, sobre todo si el clima está feo y no se presta para salir a pasear o a jugar a la plaza. Por eso decidimos publicar un post con algunas cosas para entretenerse un poco durante este fin de semana largo.

Empecemos con un video en el que los pequeños Bugs Bunny y sus amigos encuentran unos huevos decorados:




Nuestro cuento original "Historia de amor en un domingo de Pascua"

El porqué del conejo y demás símbolos de la Pascua


Para los que tengan ganas de pasarla dibujando, aquí van unos links del sitio YoDibujo para guiar en la creación de dibujos del conejo y de los huevos decorados:

Para dibujar un simpático conejito de Pascua



















Para dibujar huevos de Pascua decorados




También te puede interesar:

24 mar. 2012

Los vikingos que no querían dormir

n un campamento apostado cerca de la playa, unos vikingos reunidos en torno a un fogón contaban historias de sus aventuras y sus conquistas bajo un cielo iluminado por una luna llena y luminosa.

“En una ocasión, tuve que pelear yo solo contra un fiero dragón, diez veces más grande que yo, y después de horas de batalla logré ahuyentarlo”, contaba Olaf, mientras mostraba orgulloso una amplia zona de su cabeza que carecía de cabello. “¿Ustedes creían que yo era pelado? ¡Pues no, una lengua de fuego escupida por aquella terrible bestia arrasó con la mayor parte de mi cabellera!”.

“Eso no es nada”, contestaba Erik, minimizando la hazaña de su compañero. “Hace un tiempo, tuve que defender a nuestra aldea del ataque de unos piratas. Como era de noche y todos en la aldea estaban durmiendo, me encargué de ellos yo solo. Eran muchos y muy aguerridos, pero los obligué a huir como cobardes. ¿Saben de qué está hecho el mango de mi hacha? ¡De la pata de palo del capitán pirata! ¡Con tanta rapidez tuvo que huir, que se la olvidó por el camino!”.

Y así siguieron los bravos vikingos contando sus historias hasta bien entrada la noche. De pronto, uno de ellos observó algo extraño en el horizonte. Una tenue columna de humo se elevaba desde el mar, y se hacía visible gracias a la intensa luz de la luna.

“¡Miren! ¿Qué es eso?”, exclamó Ulf, señalando hacia la extraña columna de humo. Inmediatamente, Egil –el más joven del grupo y el que tenía la vista más aguda– trepó al árbol en cuya copa habían improvisado un puesto de vigía. “¡Piratas!”, gritó, “¡es un barco pirata, y viene hacia acá!”.

“¿Qué tan lejos está?”, preguntó Olaf. “Bastante lejos”, respondió el joven vigía. “Estimo que llegarán después del amanecer”.

Los vikingos, exaltados por las aventuras que habían estado contando, no esperaron para prepararse para la batalla. Se colocaron sus cascos, tomaron sus armas y se quedaron mirando hacia la columna de humo en el horizonte, mostrando sus caras más fieras.

Entonces, Egil comentó tímidamente, mientras bajaba del árbol: “¿No les parece que sería mejor que durmiéramos un poco? Si tenemos que esperar hasta el amanecer y nos quedamos despiertos, a la llegada de los piratas estaremos cansados y con pocas energías para pelear”.

“¿¡Dormir¡?”, gritó Olaf con voz de trueno. “¿Cómo vamos a dormir cuando se aproxima una batalla?”.

“La idea del muchacho me parece de lo más prudente”, opinó Harek, quien hasta entonces había permanecido sentado contemplando la hogera, ajeno a los enfervorizados relatos de sus compañeros. “Ustedes duerman. Yo montaré guardia y me encargaré de despertarlos cuando el barco enemigo se aproxime a la playa”.

Siendo que Harek era el más anciano y sabio del grupo, los demás vikingos debieron aceptar su consejo. Protestando un poco, dejaron a un lado sus pertrechos y se acostaron a dormir, mientras Harek mantenía encendida la hoguera para que sus compañeros no tuvieran frío.

Al despuntar el alba, y con el aroma de un suculento desayuno, el anciano despertó a los guerreros, quienes no tardaron en levantarse y saciar su hambre. Con sus energías totalmente repuestas, los bravos se volvieron a preparar para la batalla y se acercaron a la orilla del mar, esta vez enfrentando directamente a los piratas que ya se aproximaban en varios botes.

“¡No temáis!”, se escuchó decir al capitán pirata. “¡Somos muchos más que ellos, los venceremos con facilidad!”. Sin embargo, al ver más de cerca al grupo de vikingos, reconoció con horror en el hacha de Erik a la pata de palo que había perdido algún tiempo atrás. Entonces reconsideró sus planes. “¡Retirada!”, gritó a voz en cuello. “¡Volvamos al barco!”.

Los remeros maniobraron con desesperación para poner proa hacia el barco, y apenas lograron escapar; aunque no lo suficientemente rápido como para evitar que Erik arrebatara al capitán pirata su nueva pata de palo, la cual usó como mango para una segunda hacha.

17 mar. 2012

San Patricio y los duendes


Cuenta la tradición irlandesa que San Patricio, tras haber fundado su primera iglesia, invitó a los paganos celtas a convertirse al cristianismo. Tras llevar a cabo varios milagros, la fe cristiana comenzó a ganar adeptos en Irlanda. Los druidas, siendo sacerdotes de los dioses paganos, vieron esto con alarma. Invocaron una tropa de duendes y la enviaron a la iglesia con tal de hacer la vida imposible a San Patricio y a los desertores, ahora cristianos.

Los feligreses comenzaron a quejarse de que los duendes no los dejaban rezar y hacían un sinfín de desmanes en el templo, por lo que San Patricio decidió hacerles frente, sabiendo que era obra de los druidas.

Una vez dentro del templo, los enfrentó con las siguientes palabras: “En nombre de Dios Todopoderoso yo los expulso, espíritus impuros”, y fue así como San Patricio desterró a los duendes de la iglesia. Es por eso que en Irlanda la imagen de San Patricio es muy utilizada para exorcismos de duendes y protección contra éstos, ya que los duendes no soportan la imagen del hombre que los desterró de la casa de Dios.

Día de San Patricio - Wikipedia

14 feb. 2012

¡Feliz día a todos los enamorados!

riesgo de caer en la cursilería, cambiamos el banner sólo por este día para rendir homenaje a todos los enamorados. Y para compensar, algo útil: una serie de videos que explican cómo hacer regalos para quedar bien en esta fecha tan especial:











7 feb. 2012

La papa de San Valentín

lizondo, el hijo del granjero Don Zoilo, estaba muy entusiasmado. Motivos no le faltaban... es que tenía planeado sorprender a su novia, Florinda, con un ramo de flores y una caja de bombones en forma de corazón que había visto en la confitería del pueblo. Seguro que Florinda no sabría el porqué de esos regalos. ¡Ajá! Entonces él haría gala de todos sus conocimientos y le explicaría a su novia que era el Día de San Valentín o Día de los Enamorados, fecha en la que, en otras partes del mundo, se le rinden honores al amor y a la amistad.

El muchacho se encontraba preparando sus mejores atuendos para lucirlos ante su novia, cuando escuchó la voz de su tata: “¡Elizondo! ¿Qué pasó que no ha terminao sus labores en la huerta? ¿No se ha fijao en la cantidad de papas que han quedao sin cosechar? ¡Eso no puede esperar, m’hijo! Ya le he dicho muchas veces que si las papas no se cosechan enseguida, las agarra el gorgojo”.

Al pobre Elizondo se le fue el alma al suelo. Si se ponía a cosechar papas en ese momento, apenas le alcanzaría el tiempo para arreglarse y llegar a las cinco a lo de Florinda, tal como hacía todos los martes. Le sería imposible pasar por el pueblo y comprarle los regalos a su novia.

Pero el tata tenía razón. La cosecha de papas no podía esperar. Resignado, enfiló hacia la huerta para cumplir sus deberes, pensando en lo difícil que le sería explicar a Florinda todo el asunto de San Valentín sin darle siquiera un pequeño regalo que acompañara la explicación.

De pronto, mientras cosechaba, ocurrió el milagro: la papa que acababa de sacar de la tierra tenía una perfecta forma de corazón. “¡Eso es!”, pensó Elizondo. “¡Es el regalo perfecto para la Florinda! La voy a lavar bien y se la voy a regalar envuelta en una hoja de choclo con un moño rojo”.

Y así lo hizo. Cuando le dio el regalo a Florinda, ésta no pudo contener su emoción. “¡Elizondo! ¡Qué hermoso regalo! No pensé que estuvieras enterado de que hoy es San Valentín”. El muchacho quedó entre decepcionado y feliz. Decepcionado, por que no pudo sacar a relucir sus conocimientos ante su novia; feliz, por que aunque no había tenido tiempo para comprar el ramo y los bombones, Florinda se quedó más que contenta con ese curioso regalo.

Los enamorados pusieron su papa en forma de corazón a germinar, y cuando dio brotes, la plantaron en un lugar privilegiado del jardín. Con el tiempo, se transformó en una gran planta, que dio cientos de papas, todas en forma de corazón.



Más acerca de San Valentín:

El arcoiris de San Valentín

San Valentín: el origen del día de los enamorados

29 ene. 2012

Fábula del león y el ratón (con video)

Esta fábula muestra que hasta los más poderosos necesitan de vez en cuando de la ayuda de un amigo pequeño. Para los perezosos que reniegan de la lectura, abajo hay un video con la narración (hecha por un auténtico cuentacuentos) de este sencillo pero genial cuento de Esopo.

Una tarde muy calurosa, un león dormitaba en una cueva fria y oscura. Estaba a punto de dormirse del todo cuando un ratón se puso a corretear sobre su hocico. Con un rugido iracundo, el león levantó su pata y aplastó al ratón contra el suelo.
–¿Cómo te atreves a despertarme? –gruñó–. Te voy a espachurrar.
–Oh, por favor, por favor, perdóname la vida –chilló el ratón atemorizado–. Prometo ayudarte algún día si me dejas marchar.
–¿Quieres tomarme el pelo? –dijo el león–. ¿Cómo podría un ratoncillo como tú ayudar a un león grande y fuerte como yo? –Se echó a reir con ganas. Se reía tanto que en un descuído deslizó su pata y el ratón escapó.


Unos días más tarde, el león salió de caza por la jungla. Estaba justamente pensando en su próxima comida cuando tropezó con una cuerda estirada en medio del sendero. Una red enorme se abatió sobre él y, pese a toda su fuerza, no consiguió liberarse. Cuanto más se removía y se revolvia, más se enredaba y más se tensaba la red en torno a él.
El león empezó a rugir tan fuerte que todos los animales lo oían, pues sus rugidos llegaban hasta los mismos confines de la jungla. Uno de esos animales era el ratoncillo, que se encontraba royendo un grano de maíz. Soltó inmediatamente el grano y corrió hasta el león.

–Oh, poderoso león –chilló–. Si me hicieras el favor de quedarte quieto un ratito podria ayudarte a escapar.

El león se sentia ya tan exhausto que permaneció tumbado mirando como el ratón roía las cuerdas de la red. Apenas podia creerlo cuando, al cabo de un rato, se dió cuenta de que estaba libre.

–Me salvaste la vida, ratoncillo –dijo–. Nunca volveré a burlarme de las promesas hechas por los amigos pequeños.







Contenido relacionado: