1 feb. 2011

Un año de ¡Puros cuentos!

uando publiqué el primer post de este blog, hace exactamente un año, me preguntaba cuánto tiempo me duraría el entusiasmo, las energías y las ganas; cuántos más cuentos y notas sería capaz de publicar antes de tener que dejar de hacerlo, argumentando “falta de tiempo”.

Es que empecé a escribir este blog durante las vacaciones, cuando tenía tiempo de sobra para dedicarle a esta actividad. Ahí no había problemas. Pero después… ¿de dónde robaría ratos para escribir los cuentos, para reunir información, para contestar los comentarios, para conseguir dibujos, etc.? Si ya de por sí las 24 horas del día apenas me alcanzan para mis actividades cotidianas y para dormir un poco.

Decidí no pensar en eso; no planificar ni plantear objetivos, pero sí ponerle todas las ganas y energías que pudiera a este humilde proyecto (que en realidad, de proyecto no tiene nada, salvo la idea primigenia).

Hoy me sorprendo al ver que, después de un año, sigo publicando cuentos y manteniendo el blog, con la ayuda de mi familia y con el entusiasmo que aportan unos cuantos fieles lectores (a propósito, ¡muchísimas gracias por el tiempo que dedican a leernos!). Así las cosas, hoy ¡Puros cuentos! recibe más o menos 1.500 visitas al mes. Y las (molestas) publicidades que le puse al blog con la intención de generar algún ingreso que me permitiera dedicarle más tiempo, aportan nada menos que ¡un centavo de euro por día! No es como para renunciar a mi trabajo diurno, pero es algo. Además, próximamente tendremos un domino propio: www.puroscuentos.com.ar. ¡Epa!


Esperemos que ¡Puros cuentos! siga cumpliendo muchos años más, y que siga creciendo en lectores y contenidos. Quienes hacemos este blog tenemos muchas ganas de que así sea.

A modo de retrospectiva del año cumplido, estamos armando un índice visual con todos los cuentos publicados hasta el momento (va en un próximo post).