14 de ene. de 2011

Los cuentos de María Elena Walsh


María Elena Walsh
María Elena Walsh será eternamente recordada por “Manuelita” y por la infinidad de otras canciones y poemas que escuchamos en nuestra infancia y hoy cantamos o leemos a nuestros hijos; pero su talento no se agotaba allí. María Elena también escribió sus buenos cuentos infantiles, no tan popularizados como sus obras musicales, pero que vale la pena rescatar. A pesar de estar escritos en prosa, esos cuentos se caracterizan por una musicalidad y un ritmo que, cuando se los lee, da ganas de contarlos en voz alta.

Un poco de investigación en Wikipedia nos ayuda a entender algunas de las características de sus obras. Resulta que María Elena escuchaba de niña, de boca su padre irlandés, canciones tradicionales para niños propias de la cultura inglesa, junto con la literatura infantil de autores como Lewis Carroll, lo cual seguramente influyó en la adopción de un estilo semejante al nonsense (absurdo) británico.

Por ejemplo, en “Historia de una princesa, su papá y el príncipe Kinoto Fukasuka”, la escritora hace hablar a la princesa en jeringoso, aduciendo que en realidad habla en perfecto japonés.

La temática de sus obras combina, de una forma casi tan perfecta como el flan con dulce de leche, el folclore, la fantasía, los sentimientos y hasta una rebeldía contra el autoritarismo y las injusticias, siempre en un clima poético y lúdico que facilita su llegada a los oídos infantiles.



Estos son algunos de los cuentos de María Elena Walsh (hay más; a medida que los vaya encontrando los iré publicando aquí):

Historia de una princesa, su papá y el príncipe Kinoto Fukasuka

Angelito

La sirena y el capitán

La Plapla


Para seguir leyendo...