31 ago. 2010

De “Los Hollister” a “Crepúsculo”: la literatura juvenil ya no es lo que era

La evolución de la literatura para adolescentes derivó en historias de magos y vampiros lindos que constituyen verdaderos fenómenos de marketing editorial. Cornelia Funke, la escritora de "Corazón de Tinta", inició una nueva saga, denominada "Reckless".

Durante los largos meses de verano de mi adolescencia, solía matar el tiempo leyendo todo lo que tenía a mano, y eso incluía a toda la colección de Astérix, algunos clásicos de Emilio Salgari, Robert Louis Stevenson, Julio Verne o Rudyard Kipling, y varios libros de la serie Los Hollister, una numerosa, ingenua y norteamericana familia que tenía por costumbre resolver toda clase de misterios. Si hoy fuera adolescente, seguramente reemplazaría a Los Hollister por las aventuras de Harry Potter o por los libros de la saga Crepúsculo, aunque pienso que no son la misma cosa.

Antes las novelas para jóvenes lectores eran simplemente eso: novelas. Ahora parecen ser fenómenos de marketing (y no es por criticar, es una simple observación).

21 ago. 2010

Danza y cuentos en la Feria de Teatro de Castilla y León

21/08/2010

a disciplina de la danza será el eje central de las actividades infantiles denominadas “Divierteatro” que desarrollará la organización de la Feria de Teatro de Castilla y León, que se celebrará en Ciudad Rodrigo del 24 al 28 próximos.

En esta décimo tercera edición del certamen teatral, que siempre ha acogido Ciudad Rodrigo, Cívitas Animación Teatral (entidad gestora de la feria) inculcará a los más jóvenes, de entre 3 y 16 años de edad, los valores de la danza: movimiento, expresión corporal, diferentes disciplinas de baile e, incluso habrá un taller que hará referencia a la evolución e historia de la danza.

En total, 110 personas (70 monitores, 21 ayudantes y 18 especialistas en danza) se encargarán de que el público infantil se familiariza con los bailes y sus técnicas, del 25 al 28 de agosto, a través de diferentes talleres que se celebrarán en plazas y rincones del recinto amurallado de Ciudad Rodrigo.

Habrá 5 talleres diarios de danza: danzas urbanas, que lo impartirá la compañía 37003; danzas del mundo, dirigido por la compañía vallisoletana Radalaila; una escuela de baile a cargo de la monitora Raquel Gómez, que inculcará a los pequeños algunas disciplinas como batuca o la rumba e, incluso, mostrará las técnicas de la percusión corporal; también habrá un taller destinado al aprendizaje del baile charro, que estará dirigido por la asociación El Botón Charro de Miróbriga.

Seis monitores del grupo zamorano MOVEX (Movimiento y Expresión) de la Escuela de Magisterio de Zamora, harán posible un taller denominado Patio de la Danza, para que los niños realicen actividades de expresión corporal, mimo o danzas colectivas.

Además, cada día habrá exhibiciones de danza que durarán 40 minutos, donde se escenificarán bailes como el charro (baile tradicional de Salamanca), el urbano o el flamenco.

Como es habitual en ediciones anteriores, la Plaza del Buen Alcalde, que es el centro de todas las actividades de Divierteatro, acogerá 7 talleres plásticos, que “este año estarán encaminados a la danza”, ha explicado hoy la coordinadora de la programación infantil de la Feria de Teatro de Castilla y León, Miriam Hernández.

Uno de esos talleres se denominará “Adivina-Adividanza”, pensado para que los conozcan la historia de la danza.

También se habilitará un espacio para niños de entre 3 y 5 años de edad que, como en anteriores ocasiones, se llamará “Palabreando” y en el que habrá cuentacuentos, juegos de expresión y motricidad, danzas y canciones.

Además, la compañía La Sonrisa del Lagarto ofrecerá en el Palacio Ávila y Tiedra de Ciudad Rodrigo diferentes sesiones de cuentacuentos.

Durante la presentación de la programación infantil, el alcalde de Ciudad Rodrigo, Javier Iglesias, ha destacado que, desde que comenzó esta feria, han desfilado “un total de 40.000 niños por las actividades de Divierteatro”.

La Feria de Teatro de Castilla y León se inaugurará el próximo 24 de agosto con la obra Una comedia para tiempos de crisis" del dramaturgo José Luis Alonso de Santos (último premio Castilla y León de Las Letras), que será, de forma absoluta, la primera vez que se escenifique en público.

Treinta y tres compañías profesionales, cinco de ellas procedentes de Portugal y Suecia, pondrán en escena durante cinco jornadas otras tantas propuestas enmarcadas en la escena clásica, el teatro de calle, la música, la danza, el circo, la magia y el cuentacuentos.

Fuente: ABC

14 ago. 2010

Nacho y Dante inventan Internet

14/08/2010

ace unos cuantos años, más o menos en la época en que tus papás tenían tu edad, no existía Internet, y las computadoras no eran como ahora; eran unos aparatos enormes que ocupaban edificios enteros. Y no servían ni para chatear, ni para jugar, ni para ver películas. Entonces, ¿qué hacían los chicos cuando salían del cole, si no podían ponerse a chatear con sus amigos y a jugar juegos en red? Fácil: se reunían en la casa de alguno, y jugaban a la pelota, a las carreras de autos, a las muñecas, al estanciero, a las cartas o, si estaban cansados de todo eso, se ponían a ver la tele (que tampoco era como ahora; solamente había cuatro o cinco canales para ver).

Nacho y Dante no eran la excepción. Eran mejores amigos, y por eso pasaban todas las tardes juntos, en la casa de alguno de los dos. Pero un día Dante se enfermó de paperas, y Nacho no podía ir a visitarlo a su casa, por que si no se iba a contagiar. Entonces no tenían más remedio que llamarse por teléfono y charlar, puesto que no podían jugar juntos. Pero ellos eran muy inteligentes, y siempre ideaban soluciones para todo. A Dante se le ocurrió que podían jugar a la batalla naval por teléfono; lo que tenían que hacer era tener un tablero cada uno, ubicar los barcos e ir diciendo por teléfono la ubicación de los disparos dirigidos hacia el tablero del otro (B4, C5, A8, y así). Ante cada disparo, el jugador atacado debía decir “agua” si no había alcanzado ningún barco, o “tocado”, en caso contrario. Pero claro, aunque Dante y Nacho eran mejores amigos, lo cierto es que los dos jugaban con la intención de ganarle al otro. Y cuando descubrieron que podían hacer trampa, la hicieron: cada vez que un tiro acertaba en un barco, el atacado mentía diciendo “agua” y trasladando silenciosamente el barco a una región aún inexplorada del tablero.

Como era de esperarse, las trampas de ambos terminaron haciendo que el juego se volviera aburrido, puesto que las partidas terminaban siempre en empate. Sin embargo, a Nacho se le ocurrió otro juego que podían hacer usando los tableros de la Batalla Naval. Y en este juego no había trampas posibles. Las reglas decían que cada uno debía ir disparando sobre el tablero vacío (sin barcos) del otro para que los disparos formaran un dibujo. El primero que adivinaba lo que el otro estaba tratando de dibujar en su tablero, ganaba.

Los tableros tenían diez filas, con letras de la A a la J, y 10 columnas, con los números del 1 al 10. Si alguno quería disparar –por ejemplo- en el casillero de la segunda fila y la segunda columna del otro, tenía que decir “B2”.

En una de las partidas, Nacho hizo los siguientes disparos:

A3, A4, A5, A6, A7, A8 B2, B9 C1, C4, C7, C10 D1, D4, D7, D10 E1, E10 F1, F10 G1, G3, G8, G10 H1, H4, H5, H6, H7, H10 I2, I9 J3, J4, J5, J6, J7, J8

El dibujo resultante fue el primer emoticón de la historia. ¿Se imaginan cuál fue? La respuesta, aquí.

Aunque Internet no se inventó así –no olvidemos que esto es sólo un cuento inventado–, lo que hicieron Nacho y Dante en esta historia es una analogía de lo que hacen actualmente las computadoras conectadas a Internet:
  • Los tableros de la batalla naval son las pantallas de las computadoras, y los casilleros son los píxeles.
  • Nacho y Dante son las computadoras, por que se encargan de ubicar las fichas en el tablero (graficar), representar un dibujo como coordenadas dentro de una grilla (digitalizar) y decir al otro las coordenadas de los disparos (transmitir datos).
  • La comunicación telefónica equivale a la red Internet.
Pero hay una parte del juego inventado por Nacho y Dante que no se puede hacer con ninguna computadora, ni siquiera con las más poderosas de hoy en día: adivinar lo que está dibujando el otro jugador en el tablero. Por suerte (y por ahora), la tarea de adivinar sólo la podemos realizar los seres humanos.

En la actualidad, Nacho y Dante tienen 10 años y se la pasan jugando a juegos por Internet.

6 ago. 2010

Trucos y técnicas para cuentacuentos

Qué sería de los cuentos si no hubiera quién los cuente, ¿no?

El cuentacuentos es como el músico que interpreta una partitura. La partitura puede ser una composición genial, pero si no hay un intérprete capaz de ejecutarla como es debido, toda la genialidad puesta en la composición se desperdicia.

Con los cuentos ocurre lo mismo. El escritor es quien planta la semilla del cuento, y el cuentacuentos es quien le da vida. Al igual que el músico que interpreta la partitura, el cuentacuentos debe dominar técnicas y conocer trucos para que el cuento llegue a su audiencia en su forma más pura, sin perder la esencia, el mensaje, la moraleja o lo que sea que el autor del cuento haya querido plasmar en él.

El escritor Francisco González Biedma hace un valioso resumen de las cosas que debe saber todo narrador para ser un buen contador de cuentos infantiles. A continuación transcribimos algunos párrafos (la nota completa, titulada “Qué cuentos contar y cómo contarlos”, aquí):

Cómo contar cuentos infantilesEs importante preparar el ambiente en el que se va a narrar el cuento: iluminación, ubicación de los niños, incorporación de algún elemento (muñeco-mascota, pelota de colores, globos), quizás alguna actividad de relajación previa.

Es importante eliminar cualquier detalle que tienda a distraer la atención del cuento a narrar.

Deben seleccionarse los sucesos a narrar y distinguir entre los que son fundamentales y los que son accesorios para el cuento (en este sentido es importante tener en cuenta la estructura que presentan todos los cuentos).

¿Cómo captar la atención de los niños y mantenerla mientras dura la narración? Para ello es de gran ayuda el contacto ocular, la incorporación de diferentes recursos: títeres, figuras, láminas, etc.

Para imprimir dinamismo a la narración conviene emplear oraciones cortas y sencillas, con los verbos preferiblemente en pretérito perfecto simple (bailó, compraron, jugué, etc.).
Preparar las actividades y el ambiente previo al cuento (durante el desarrollo y al finalizarlo).

Utilizar sinónimos más simples para palabras que sean demasiado complejas para la edad del niño.
Evitar las interrupciones, pues romperá la tensión (en el cuento no se admite el anticlímax) y desaparecerá la magia.

Si se desconoce al grupo al que se le va a contar el cuento y se desea determinar el lenguaje compresivo del mismo, se puede comenzar lentamente con comentarios libres y preguntas abiertas.



Cualidades del narrador
  • El narrador cuenta con estos instrumentos: su voz, su rostro y sus movimientos.
  • El narrador debe conocer sus propios límites y debe conocer el cuento que va a narrar y creérselo.
  • La cualidad fundamental del narrador ha de ser la sencillez. Para tener éxito es preciso abandonarse al relato, de este modo escogeremos de forma natural las palabras e imágenes más sencillas, las expresiones más cortas y los conceptos más claros.
  • El narrador debe entregarse completamente al juego de contar cuentos, así veremos cómo el rostro de los niños se iluminará o se ensombrecerá siguiendo la propia expresión. Es preciso ver lo que se cuenta con la imaginación.

Otras sugerencias
  • Hablar con tranquilidad, no turbarse jamás.
  • Hacer presentir la broma a través de las palabras y la expresión.
  • Explicar los relatos con entusiasmo.
  • Escoger bien el relato.
  • Fingir en caso de fatiga física o de haber repetido el cuento hasta la saciedad.
  • Evitar hablar demasiado alto.
  • Emplear nitidez en la articulación, es decir, tratar que nuestra voz sea fácil de oír y agradable de escuchar.
En resumen
El método más apropiado para procurar el éxito en el arte de contar cuentos comprende:
  • La simpatía.
  • La comprensión.
  • La espontaneidad.
  • Es necesario apreciar el relato y conocerlo.
  • Hay que servirse de la imaginación como una constante fuerza vivificadora.
  • Es preciso dejarse llevar por la fuerza del relato para contarlo con sencillez, vivacidad y alegría.

Para seguir leyendo...